diverseCity onBoard learning exchange

Artículo publicado el 3 de Junio de 2014
Artículo publicado el 3 de Junio de 2014

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Hola que tal soy Da­niel Mayer, el 3 de este mes fui a una con­fe­ren­cia que se llama Di­ver­se­City on­Board Lear­ning Exan­chan­ge. La con­fe­ren­cia fue en un lugar muy bo­ni­to que queda en la calle Unter den Liden 1 aquí en Ber­lín, un edi­fi­cio an­ti­guo de los mu­chos que hay cerca de los mu­seos.

Bueno, el tí­tu­lo habla jus­ta­men­te de la di­ver­si­dad, como se desa­rro­lla en el campo la­bo­ral, ya sea en los tra­ba­jos de em­pre­sa pri­va­da como en los car­gos pú­bli­cos. A ello vi­nie­ron per­so­nas tanto de em­pre­sas como BMW, o de Na­cio­nes Uni­das para la ci­vi­li­za­ción, hasta per­so­nas que tu­vie­ron éxito con pe­que­ños em­pren­di­mien­tos. Entre ellos me llamó la aten­ción un crea­dor de vi­deo­jue­gos para niños (yorgos Konstantinou www.irenia.net), que no son jue­gos de ganar o per­der, sino desa­rro­lla ha­bi­li­da­des más edu­ca­ti­vas. Pero todo esto, den­tro del tema de la di­ver­si­dad cul­tu­ral y como se ma­ne­ja en el ám­bi­to la­bo­ral.

A ello par­ti­ci­pó una ex­per­ta la doc­to­ra Ratna Omid­var, de Ca­na­dá que tra­ba­ja en este tema de ma­ne­ra pro­fun­da y con mu­chos años de ex­pe­rien­cia en el campo, es pre­si­den­ta de la or­ga­ni­za­ción May­tree www.maytree.com. Pues ella hizo una po­nen­cia, en in­glés (toda la con­fe­ren­cia fue ín­ten­gra en in­glés). Se re­fi­rió a la di­ver­si­dad como una forma de pro­gre­so, el li­de­raz­go  y sobre todo de crea­ti­vi­dad, dió mu­chos ejem­plos sobre como mi­gran­tes, en de­ter­mi­na­do mo­men­to pue­den ayu­dar a evo­lu­cio­nar con­cep­tos crea­ti­vos.  

Den­tro de esta ex­po­si­ción muy di­dác­ti­ca me llamó la aten­ción los ni­ve­les de di­ver­si­dad en esa in­no­va­ción in­ter­cul­tu­ral que tie­nen paí­ses como Ca­na­dá, Nueva Ze­lan­da y por su­pues­to no hay que ol­vi­dar­se de Es­ta­dos Uni­dos. Este es un con­cep­to nuevo, que es­pe­ro ha­ber­lo en­ten­di­do en su ca­ba­li­dad, en Ale­ma­nia se está desa­rro­llan­do, que prin­ci­pa­le­men­te se aboca a dar so­lu­cio­nes in­no­va­ti­vas a tra­véz de ese in­ter­cam­bio cul­tu­ral y en de­ci­sio­nes de li­de­raz­go.

Otra cosa que me pa­re­ció muy cu­rio­sa es que mien­tras la con­fe­ren­cia se desarrro­lla­ba, había una mu­cha­cha que di­bu­ja­ba la po­nen­cia en un es­que­ma, con mu­ñe­qui­tos, plan­ti­tas, co­lo­res,y sa­bo­res, en una pi­za­rra que es­ta­ba al lado del es­ce­na­rio prin­ci­pal. Uno de los po­nen­tes de re­pen­te dijo que no sólo hay que hacer las cosas por ganar di­ne­ro sino ha­cer­las por pa­sión, que uno tiene que amar lo que hace. En­ton­ces ella di­bu­jo un co­ra­zon­ci­to sa­bro­són ese pre­ci­so ins­tan­te, y des­pués pro­ce­dí a sa­car­le una foto.

Para concluir me quedo con las pa­la­bras de Bill McAn­drews que es vi­ce­pre­si­den­te de co­mu­ni­ca­cio­nes estra­té­gi­cas de BMW, que sos­tie­ne que base del éxito ra­di­ca en hacer un em­pren­di­mien­to fun­cio­nal para la so­cie­dad, que hay que dar suma im­por­tan­cia a la coope­ra­ción  para poder se­guir desa­rro­llan­do lazos,  puen­tes in­ter­co­mu­ni­ca­cio­na­les con otras per­so­nas.