Donación de sangre: Un derecho desigual para los homosexuales en Europa

Artículo publicado el 9 de Junio de 2015
Artículo publicado el 9 de Junio de 2015

UE = Libertad, diversidad e igualdad de derechos. Nadie debe ser discriminado por su orientación sexual. Sin embargo, esta ecuación no es respetada por algunos Estados Miembros que aprueban leyes discriminatorias. Si los hombres homosexuales quieren donar sangre, éstos no están en igualdad de condiciones con respecto a otros donantes en 23 países y se les excluye totalmente en 18 países.

Los hombres homosexuales no pueden donar sangre en muchos países europeos. El motivo para este tratamiento desigual son antiguos estereotipos sobre el comprotamiento sexual de hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres -llamado de forma abreviada MSM (men who have sex with men)-. Según estos clichés, los homosexuales estarían cambiando constantemente de pareja para tener relaciones y no usarían preservativo. Por eso, los homosexuales tendrían un alto riesgo de contraer VIH.

En Francia, estos prejuicios hicieron que se excluyera totalmente a los hombres homosexuales de la donación de sangre en 1983. Esta prohibición sigue estando vigente en la actualidad y se confirma con estadísticas. El Institut de veille sanitaire presentó en el año 2013 datos que muestran el alto contagio de VIH en MSM: El riesgo de contagio era 20 veces más alto que entre heterosexuales franceses y 9 veces más elevado que en la media en homosexuales de todos los países del mundo. Según esta estadística, Francia tiene el nivel de riesgo más alto para MSM de Europa y de Asia central.

Ciudadanos y políticas contra la prohibición para donar sangre

En abril de 2009, un francés inició un proceso judicial en el Tribunal de lo contencioso administrativo de Estrasburgo contra la legislación francesa. El Etablissement français du sang, que se encarga de la donación de sangre en Francia, había rechazado al Sr. Léger como posible donante de sangre. El Tribunal alsaciano delegó en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). Justoaños después, el TJUE se ha pronunciado hace algunas semanas diciendo que se puede seguir excluyendo a los hombres homosexuales de  la donación de sangre. Sin embargo, el Tribunal también constató "que la [...] exclusión [...] posiblemente no respeta el principio de la moderación en el comportamiento". En caso de que no se pueda descartar totalmente una infección por VIH habría que encontrar algún medio menos incriminatorio que la prohibición de la donación. Sin embargo, también sería posible una adaptación del cuestionario que todos los donantes tienen que rellenar para valorar su estado de salud y su comportamiento sexual. Un cuestionario de este tipo es algo habitual en el proceso de donación de sangre en todos los países de la UE.

 

A pesar de la valoración, la Asamblea Nacional Francesa se ha atrevido hace un mes a intentar implementar una nueva ley. "Nadie puede ser excluido de la donación de sangre por motivos de orientación sexual", se puede leer en una petición del delegado Arnaud Richard, al que la Asamblea ha dado la razón. La ministra de Sanidad de Francia, Marisol Touraine, apoya la igualdad de derechos de los MSM: "La discriminación entre los donantes según su orientación sexual es inaceptable". Touraine quiere modificar el cuestionario para no preguntar más por la orientación sexual, sino por el comportamiento sexual del donante. Así, tanto homosexuales como heterosexuales estarían realmente en igualdad de condiciones.

En caso de duda, a las minorías

El colectivo Homodonneur de Toulouse (Francia) se emplea a fondo desde 2010 para que los MSM puedan volver a donar sangre. "Nuestro objetivo es la donación de sangre para todos bajo las mismas condiciones", dice el coordinador Frédéric Pecharman. La legislación al respecto tiene su origen en los años 80, cuando todavía no era posible realizar análisis de sangre fiables. Actualmente existen vías modernas para diagnosticar el VIH. "Siempre resulta fácil excluir a las minorías", Pecharman (41), explica la forma de proceder del Gobierno y añade que  "ahora los hombres homosexuales deben estar integrados".

También en Alemania está prohibido desde hace mucho tiempo que los gays donen sangre. Al igual que en Francia, las estadísticas también demuestran en este país la exclusión de los MSM. El Colegio Federal de Médicos (Bundesärtzekammer, BÄK) determina las directrices a seguir para la extracción de sangre, en combinación con la ley sobre tranfusiones. La normativa de la BÄK excluye a algunos grupos de personas por motivos más o menos comprensibles: Personas con enfermedades graves, personas que pasaron más de 6 meses en Reino Unido entre 1980 y 1996 o incluso personas cuyo comportamiento sexual conlleva un riesgo elevado de contraer enfermedades.  A esto, el colegio añade a hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres y a prostitutas.

La Federación de gays y lesbianas de Alemania (LSVD, por sus siglas en alemán) lucha por la igualdad de derechos en la donación de sangre. Es la representación más grande y más antigua de homosexuales en Alemania y funciona como un grupo de presión parlamentaria en el ámbito de la política. Cuatro estados federados trabajan ya para una modificación de la legislación. El portavoz de prensa Markus Ulrich constata: "Una exclusión general es algo discriminatorio". También la asociación berlinesa exige una legislación alternativa, por ejemplo, a través de la modificación del cuestionario antes mencionado.

Preguntas y más preguntas antes de donar sangre

Los posibles donantes de sangre deben revelar información íntima sobre ellos mismos para cumplimentar el cuestionario obligatorio. Las preguntas del hospital universitario de Friburgo (Alemania) se pueden leer en Internet. Empezamos con los datos relativos al estado de salud ("¿Se siente enfermo?"). Poco después se pregunta por las enfermedades infecciosas. "Sólo para hombres: ¿Ha mantenido relaciones sexuales con otro hombre?", ésta es la pregunta concluyente para aceptar o rechazar la donación de sangre. Sin embargo, las mujeres también pueden quedar excluidas, en caso de que contesten afirmativamente a la siguiente pregunta: "¿Ha mantenido relaciones sexuales con un hombre bisexual?". Otros fragmentos tratan sobre el consumo de drogas, estancias en el extranjero y en prisión, consumo de medicamentos o enfermedades cerebrales.

Italia es uno de los 5 países en los que los hombres homosexuales están en igualdad de condiciones con respecto al resto de la población en cuanto a la donación de sangre. En un decreto del Ministerio de Sanidad italiano del año 2001 se estableció de forma precisa la creación del cuestionario. "¿Ha tenido un comportamiento sexual de riesgo en los últimos 12 meses?", dice la pregunta general, que no alude en exclusiva a la orientación sexual. Cuando se desconoce el comportamiento sexual de la pareja, la persona no puede donar sangre durante 4 meses. Esto es válido para heterosexuales y para homosexuales. Hace 14 años, las estadísticas no constataban una infección elevada por VIH, por lo que la política se ha equiparado con la de los demás donantes.

¿Algunos países como ejemplo para Europa? 

La actitud italiana podría encajar bien en el colectivo francés Homodonneur: "Proponemos volver a poder donar sangre en un plazo de 4 meses tras la última relación sexual". Esto sería válido tanto para homosexuales como para heterosexuales.

España también ha puesto a los MSM al mismo nivel que otros donantes. Aquí, el tiempo de espera es de 2 meses más. Un reglamento de 2005 establece que las personas cuyas conductas y actividades sexuales representan un alto riesgo de contagio de enfermedades infecciosas son suspedidas por un período de seis meses.

En Polonia, Portugal y Letonia, los gays no sólo tienen los mismos derechos, sino que, además, los donantes no tienen que esperar ningún tiempo desde la última relación sexual. Así, la donación de sangre es siempre posible.

Otros 5 estados aún no han integrado de forma igualitaria a los MSM, aunque les permiten donar sangre un año después. Por otra parte, otros colectivos pueden donar sangre una y otra vez. Los 5 estados son: Reino Unido, Suecia, Finlandia, República Checa y Hungría. Para las organizaciones en Francia y Alemania, esto no supone ninguna alternativa a la plena igualdad: "Es utópico pensar en pasar un año o más sin tener relaciones sexuales", dice Markus Ulbrich de LSVD. Frédéric Pech Arman añade: "Este período de espera excluye a los gays de la vida sexual".

Pero una serie de reglamentos sobre la donación de sangre no hará que en Europa se tome en serio la diversidad de orientación sexual, menos aun teniendo en cuenta las leyes de la mayoría de los Estados Miembros: Todavía se prohíbe donar sangre a los hombres homosexuales en 18 de los 28 países de la Unión Europea.

 

Situación de la donación de sangre para MSM en cada Estado Miembro de la UE