'Dream Teen': los sueños europeos  de cinco adolescentes

Artículo publicado el 27 de Abril de 2015
Artículo publicado el 27 de Abril de 2015

¿Son pesimistas los jóvenes europeos de hoy en día? Las periodistas francesas, Estelle FaureEmma Roulin, quieren demostrar que esto no es nada más que un tópico. Cafébabel se ha reunido con ellas en París para hablar de su actual proyecto: el reportaje multimedia  Dream Teen.

Las nubes cubren la Plaza de la República. Frente a mí, a lo lejos, solo está la inmensa Marianne de bronce. Carteles pegados a ella e inscripciones grabadas en sus faldas recuerdan los tristes acontecimientos de enero. Espero en la entrada del Café Monde et Médias a las dos periodistas: dos mujeres jóvenes que a través de su proyecto de reportaje multimedia Dream Teen han sido testigos de los sueños de la juventud europea, representada en un equipo formado por cinco adolescentes de sitios muy diferentes de Europa. Son ellas las que han elegido el lugar de la cita: una terraza mitad acristalada, mitad exterior, en medio de la plaza. El sitio es moderno y atractivo. Algunos parisinos parecen pasar un agradable sábado por la tarde, tanto en el interior como en el exterior. Estelle es la primera en llegar al café. Emma se reúne con nosotros diez minutos más tarde. Las dos periodistas parecen relajadas y de buen humor. Se han enterado hace unos días de que su proyecto, colgado en un sitio de crowdfunding, podría ser financiado de esa manera hasta su término.

Doce estrellas ante sus ojos

El duo de periodistas trabaja ya desde hace un año en el proyecto Dream Teen. El año pasado realizaron un viaje de dos meses -octubre y noviembre- que comenzó en Gran Bretaña y prosiguió por Francia, Alemania, Bosnia y Bulgaria, y en el que descubrieron a 5 jóvenes europeos y sus buenas intenciones. "Nos encontramos con unos jóvenes que sueñan con Europa y están dispuestos a mostrárselo al mundo", cuenta Estelle. "En Europa reina un tópico según el cual los jóvenes son pesimistas e inactivos pero también existen jóvenes que quieren poner las cosas en su sitio".

Mediante su proyecto, Estelle y Emma quieren luchar contra los estereotipos y los tópicos. Su reportaje multimedia tiene como objetivo mostrar a unos jóvenes que se enfrentan a los problemas del día a día pero, sobre todo, unos jóvenes que se implican de forma activa; Arnault, de Issy-les-Moulineaux (Francia), ha creado una asociación que se dedica a impartir de forma gratuita clases de guitarra a niños con pocos recursos económicos. Ena, de Bosnia, organiza colectas de material escolar para los niños refugiados y quiere contribuir a la reconstrucción de su país, debilitado por la guerra. "Todos han cambiado alguna cosa en su pequeño mundo", explica Estelle.

Estos jóvenes europeos quizá no cambiarán este mundo, pero mejorarán la vida de los que les rodean y dan un nuevo impulso, una lección a la élite política. Cada uno de los cinco protagonistas se manifiesta a favor de la idea europea. Sus sentimientos son una mezcla de preocupaciones, temores y ambiciones. Estos aspectos forman parte también de lo que Estelle y Emma quieren mostrar en su reportaje.

A lo largo de su carrera, las dos periodistas se han especializado en prensa juvenil. Emma, de 27 años y natural de la costa atlántica francesa, aterrizó en París -como muchos franceses- por motivos profesionales. Después de acabar sus estudios de periodismo el año pasado, empezó a trabajar como periodista independiente para el periódico Mon Quotidien, dirigido a una franja de edad entre 10 y 14 años. Estelle conoció la publicación durante una formación complementaria y después contribuyó a su creación. Hoy en día, son dos periodistas independientes en toda regla y ponen en marcha proyectos que tienen que ver con la prensa juvenil.

Financiación: ¡¡bien!! 

La suma necesaria que necesitan para materializar el proyecto Dream Teen es de 13.000 euros. Las dos mujeres comenzaron por buscar donantes económicos y mecenas. Los últimos 3500 euros se han recogido vía crowdfunding, concretamente a través de la plataforma de financiación participativa KissKissBankBank. "Este proyecto va dirigido a los jóvenes, pero con intención de que llegue a todo el mundo", argumenta Emma para explicar la idea de esta colecta virtual. "También era una oportunidad para sensibilizar a más gente sobre nuestro trabajo", añade.

Se han necesitado 40 días para reunir el dinero y la idea ha tenido tanto éxito que incluso han obtenido 150 euros extra. "Colecta conseguida", lee Emma en su teléfono móvil sin ocultar su entusiasmo. 

Este "viaje" a través de los sueños de unos jóvenes europeos se publicará en formato de blog multimedia. Emma y Estelle han hecho fotos, grabaciones de audio y vídeos para hacer mucho más amenos sus textos. Ahora comienza la tarea de grafistas y desarrolladores.

La página estará disponible en Internet a partir de mayo. "Si el proyecto Dream Teen funciona bien ¿por qué no repetirlo con otros temas?", piensa Emma enfrascada ya en su próximo sueño.