Dumitru Butan: “Para salir de la crisis propongo un plan nacional de reconstrucción de viviendas ecológicas”

Artículo publicado el 28 de Marzo de 2009
Artículo publicado el 28 de Marzo de 2009
Aunque las últimas previsiones internas de Los Verdes europeos no lanzan las campanas al vuelo con respecto a la posibilidad de aumentar sus escaños gracias a los países del Este, la crisis podría empujar a votantes desencantados con la corrupción o el modelo de crecimiento liberal hacia opciones ecologistas. Los Verdes en el Este son diminutos pero existen.
La crisis económica está despertando la conciencia ecológica en los países ex comunistas y su primera prueba de fuego son las elecciones europeas. Rumanía es uno de sus campos de batalla.

En Rumanía existen movimientos ecologistas desde 1991, pero no es hasta 2006 que nace Partidul Verde, cuyo vicepresidente, Dumitru Butan, sitúa como único partido limpio de corrupción. En las recientes elecciones rumanas de diciembre de 2008 obtuvo el 1,2% de votos emitidos, pero se quedaron sin escaños porque el sistema electoral rumano privilegia a las grandes formaciones políticas imponiendo una guillotina del 5% de votos para acceder a la cámara baja, el porcentaje más alto de la UE junto con el de Alemania, Francia, Hungría, Reino Unido, Austria y Eslovenia. “Una decisión deliberada”, denuncia Butan, “es otra manera de materializar la corrupción: incluso hay que lograr 250.000 firmas ciudadanas cada vez que nos queremos presentar a las elecciones, lo que supone n esfuerzo económico gigantesco para nosotros”.

¿Qué cambiaría su presencia en el Parlamento rumano?

Una presencia de los verdes en el parlamento rumano rompería todos los moldes y sería una amenaza contra la corrupción.

¿Cómo lo explica?

Pues porque tendrían que negociar las leyes con nosotros.

¿Hay partidos en Rumanía libres de corrupción?

El problema es sistémico. No se puede existir políticamente fuera de la corrupción. Está institucionalizada. Es un hecho diario.

O sea que si su partido alcanza más apoyo, tarde o temprano sufrirá episodios de corrupción…

En efecto. Es una situación común a todos los países periféricos de la UE, aunque es más más crítica en Rumania y Bulgaria.

<¿Por qué los partidos ecologistas son tan débiles en los países del este y en concreto en Rumania?

Porque estamos limpios y somos honestos. No nos financiamos con el dinero de millonarios. Y claro, el problema es que en Europa del este no puedes hacer política sin dinero. Por ejemplo, en Rumania, durante las elecciones, para aparecer en Televisión pública hay que pagar mil euros el minuto. Así que te quedan dos opciones, o te lo montas por tu cuenta como puedes, o vendes tu independencia a poderosos grupos de interés privado.

¿O sea, que no es un problema de conciencia ecológica?

Qué va, la gente es muy consciente. Gracias a la crisis la gente se da cada vez más cuenta de la necesidad de cambiar nuestro modelo de consumo y de producción. Pasar de 8% a -4% de crecimiento en un solo año ha hecho que la gente reflexione sobre si nuestro modelo para alcanzar el patrón de desarrollo occidental es el correcto. Esto coincide en que ninguno de los partidos en el congreso propone una solución correcta para salir de esta crisis, dan vueltas alrededor del problema sin atacarlo de raíz.

¿Cuál es su solución?

El New Deal Verde que proponen Los Verdes europeos.

Bloque comunista BucarestYa, pero ¿cómo vuelve a poner en marcha la maquinaria económica del país?

En vez de gastar el dinero en sostener el valor de nuestra divisa nacional, hay que emplearlo en inversiones de corte ecológico. Mire, en Rumanía hay 7 millones de personas viviendo en pisos de edificios de la era comunista: nuestra propuesta principal es poner en marcha un plan nacional de reconstrucción de todas estas viviendas en base a criterios ecológicos. Es decir, criterios de aislamiento térmico, de recuperación de aguas y calor y de eficiencia energética para evitar, por ejemplo, depender en tan gran medida de las potencias que nos suministran el gas, como Rusia. Esta medida sería de una eficacia ineludible: en cuestión de meses se crearían empleos por todo el país y se modernizarían las industrias auxiliares que dependieran de la construcción.

¿Qué cambios propondría en el modelo de consumo?

Mire, en Rumanía, y por extensión en Europa, consumimos más de lo que producimos e importamos más de lo que exportamos. Tenemos que concienciarnos en que debemos consumir de manera menos compulsiva, menos dependiente de lo que no producimos. Las nuevas generaciones se están dando cuenta y ello nos lleva a pensar que nos darán cada vez más su apoyo.

¿Dónde consiguen la mayoría de sus votos?

Nuestro voto por ahora es eminentemente urbano, porque aunque el mundo rural tiene muchos votantes potenciales de Los Verdes, no tenemos aún los medios suficiente para hacer campaña en todas las zonas del país. (Fotos: )