Eau de Lituania: Un perfume como símbolo nacional

Artículo publicado el 19 de Enero de 2011
Artículo publicado el 19 de Enero de 2011
El ministerio de Exteriores de Lituania busca algo más que banderas y viejos escudos de armas para representar al país. La nueva idea es fresca y olorosa: una fragancia, el “olor de Lituania”, que ya ha conquistado las pituitarias de embajadores y soldados, y que se prepara para rociar nuevos objetivos.

Algo flota en el aire de Lituania. Una ráfaga especial que actúa bajo el nombre de Lietuvos kvapas (perfume lituano), formado por almizcle, sándalo, cedro y otros ingredientes exóticos. Es la fragancia con la que el país báltico más al sur quiere conquistar el mundo.

Huele a... LituaniaA primera vista la botella blanca con formas marrones parece otro simple bote de perfume. Pero sus creadores dicen que se trata de algo más que una simple esencia: es un símbolo nacional. “Lietuvos kvapas está junto al escudo de armas lituano, la bandera o el himno nacional”, asegura el experto de marketing Mindaugas Stongvilas, cerebro del proyecto. “Puedes ver, escuchar y tocar esos símbolos, pero no olerlos. Lietuvos kvapas accedederá a un sentido mucho más importante”. La nación de 3,2 millones de habitantes quiere comercializar el producto en todo el mundo. Para Stongvilas, los emblemas del país han sido poco admirados hasta ahora. “Los colores de la bandera tricolor de Lituania son amarillo, verde y rojo, como en muchos otros países. El caballero con armadura y caballo que domina nuestro escudo de armas representa una Europa de otra época, y tampoco ayuda a diferenciar a Lituania de otros países. El compositor de nuestro himno nacional no era músico, ¡sino médico y poeta! Como consecuencia, nuestro himno suena igual que otros”, lamenta.

Stongvilas y compañía llegaron a la idea de crear algo auténtico durante las preparaciones del mil aniversario de Lituania, en el verano de 2009. “Lituania tiene un problema de imagen”, explica. “Siempre hemos estado preocupándonos por un nuevo símbolo de identificación, pero no llegamos más lejos. Fue entonces cuando algunos colegas y yo decidimos crear una esencia; fue imposible no seguir adelante”. Pero el perfume no está creado en Lituania. Las primeras mil botellas fueron manufacturadas en Grasse, la tradicionalmente famosa capital francesa del perfume, para satisfacer los “deseos olorosos” de los lituanos. En particular, los creadores querían una esencia similar al fuego, el musgo y las plantas salvajes. “Nos recuerda a los viejos rituales paganos”, asegura Stongvilas, que deja de lado el hecho de que la mayoría de los ingredientes de este perfume nacional no vienen de Lituania. “Nos hemos guiado por valores simbólicos y emocionales. Por ejemplo: el sándalo se asocia con la India y por tanto con el lenguaje indo-europeo, del que los lituanos somos viejos representantes. El cedro representa la constancia, y el almizcle es la confianza, cualidades que nunca han faltado en nuestro pueblo”.

La idea tuvo cierta resonancia, ganándose hasta un ácido comentario del cómico estadounidense Stephen Colbert. ¿Por qué? El ministro de Exteriores, desde Vilna, envió muestras de la fragancia a todas las embajadas lituanas, desplegando incluso besos perfumados entre sus soldados destinados en Afganistán. También las repartieron por hoteles y aeropuertos para que invitados y pasajeros tuviesen la agradable sorpresa de atrapar un poco de aire lituano que llevarse a casa.

Artículo de Berthold Forssman, corresponsal de la agencia alemana n-ost

Fotos: (cc)Kenny Møller/flickr; Parfüm ©lietuvoskvapas.lt