Edad de oro del deporte español ¡hasta en hockey patines!

Artículo publicado el 14 de Noviembre de 2011
Artículo publicado el 14 de Noviembre de 2011
Fútbol, baloncesto, tenis y hasta hockey patines. Porque no todo está en crisis, cafebabel.com explica por qué España se encuentra en su “edad de oro del deporte”.

El deporte español sigue imparable. El pasado mes de septiembre, “la roja” ganaba con claridad el europeo de baloncesto y se clasificaba para la final de la Copa Davis. Además, se ha hecho por cuarta vez consecutiva con el mundial de hockey patines, un título que tiene más importancia de la que parece. Pero vayamos por partes.

Una década espectacular

El domingo 18 de septiembre, España revalidó su título de campeón de Europa de baloncesto en Lituania tras ganar con claridad a Francia en la final. Esa misma mañana, en la plaza de toros de Córdoba y también ante un francés, Rafa Nadal ganaba el partido que daba al equipo español a la última ronda de la Copa Davis, en la que luchará por su quinta ensaladera desde el año 2000. Dos victorias que reflejan el espectacular momento del deporte español. Miguel Induráin, Severiano Ballesteros, Ángel Nieto... Antes del cambio de siglo los éxitos deportivos en España tenían nombres y apellidos muy concretos de figuras que destacaban sobre el resto de deportistas del país. Los triunfos en deportes de equipo solo llegaban mediante clubes liderados por extranjeros o actuaciones excepcionales de selecciones como la de baloncesto en los años ochenta, que consiguió la medalla de plata en los JJOO de Los Ángeles.

Aunque para muchos jóvenes es casi un desconocido, Induráin marcó la edad de oro del ciclismo español durante los años 90

Aunque esto venía de lejos

Precisamente en otras olimpiadas, las de Barcelona 92, es donde los expertos sitúan el origen de esta edad dorada. Aparte de conseguir 22 medallas, su récord en unos juegos, España comenzó a planificar mejor la formación de sus futuros deportistas y construyó una cultura deportiva que no existía anteriormente. Así, niños que por aquel entonces rondaban los 10 años se convirtieron en grandes figuras del deporte europeo.

Uno de los rostros más internacionales del baloncesto español que ya tiene su segundo anillo de la NBADos ejemplos: el primero, Juan Carlos Navarro, nombrado mejor jugador del Eurobasket de Lituania, tenía 12 años en 1992 y acababa de entrar en las categorías inferiores de la sección de baloncesto del F.C. Barcelona. Siete años más tarde se hacía con el Campeonato del Mundo Junior en Lisboa junto a su amigo Pau Gasol y a una generación de jugadores de baloncesto que liderarían la victoria en el Mundial absoluto de 2006 y los Europeos de 2009 y 2011. Y el segundo, Iker Casillas es el portero del Real Madrid y el capitán de la selección española de fútbol que se hizo con el europeo de 2008 y el mundial de 2010. Cuando se estaban celebrando los JJOO de Barcelona ya llevaba un año en el equipo blanco y también en 1999 consiguió el mundial juvenil con España en Nigeria junto a jugadores como Carlos Marchena o Xavi Hernández. 

Acostumbrados a ganar títulos a nivel internacional desde muy jóvenes, han cambiado por completo la mentalidad negativa que impedía pasar de cuartos de final en los grandes campeonatos de fútbol o medirse de tú a tú con las mejores selecciones del mundo de baloncesto. Así, las victorias de grandes figuras como Rafa Nadal o Fernando Alonso se ven ahora acompañadas de numerosas medallas en los campeonatos del mundo o de Europa de fútbol, baloncesto masculino y femenino, balonmano, voleibol....

No es oro todo lo que reluce

Sin embargo, en este edad de oro también hay varios puntos que no relucen tanto, como las presuntas tramas de dopaje

Sin embargo, en este edad de oro también hay varios puntos que no relucen tanto. El primero, los casos de dopaje de deportistas como los ciclistas Alejandro Valverde y Alberto Contador y las dos grandes operaciones de la justicia española contra presuntas tramas de dopaje (operación Puerto y operación Galgo). El segundo, la falta de éxitos en deportes con menos repercusión mediática, lo que hace que a menos de un año de los JJOO de Londres las 22 medallas de Barcelona 92 parezcan un hito imposible de repetir. En el último mundial de atletismo, celebrado el pasado verano en Corea del Sur, España consiguió únicamente una medalla de bronce en los 1.500 femeninos gracias a la actuación de Natalia Rodríguez. Y en el mundial de natación de Shangai, ni siquiera eso. El equipo español no obtuvo ningún metal después de un polémico descarte del seleccionador, que dejó fuera del campeonato a Rafa Muñoz, el mejor nadador nacional de los últimos años.

Aparte del exitoso equipo de natación sincronizada, España no tiene prácticamente opciones de medalla en los dos deportes en los que se disputan más metales en los Juegos.  Ocurre lo mismo en la mayoría de los 26 deportes que formaran parte de los Juegos deLondres donde, salvo sorpresas, las opciones más claras de medalla para España estarán en fútbol, baloncesto, tenis o ciclismo.

Una victoria con mucho significado

Por eso es tan importante que España haya conseguido su cuarto título mundial consecutivo en hockey patines o que sea una de las grandes potencias de fútbol sala. Porque a pesar de los grandes triunfos que ha conseguido en los últimos años, todavía tiene que mejorar en muchos deportes, sobre todo en los minoritarios, para que se trate de una verdadera edad de oro del deporte español.

Fotos: portada, (cc)americanistadechiapas/flickr texto: Miguel Induráin, página oficial del ciclista; Iker Casillas, página oficial de facebook; mundial de hockey, Real Federación oficial de patinaje de España.