Edda Magnason, la nota de blues sueca

Artículo publicado el 14 de Febrero de 2014
Artículo publicado el 14 de Febrero de 2014

La can­tan­te Edda Mag­na­son da sus pri­me­ros pasos en el cine con 'Waltz for Mo­ni­ca', una película de am­bien­te jazz total. Esta pri­me­ra ex­pe­rien­cia le ha va­li­do una in­vi­ta­ción a la Ber­li­na­le.

A pesar de que el pro­gra­ma de hoy se llame « Eu­ro­pean shoo­ting stars », Edda Mag­na­son  esta muy lejos de ser una prin­ci­pian­te. Las en­tre­vis­tas, las se­sio­nes de fotos... sabe de sobra lo que son. Con aires de seguridad, pasa de una mesa de en­tre­vis­ta a otra. Pese a mis in­ten­tos de cor­te­sía por pasarme al sueco, Edda son­ríe gen­til­men­te y me insta a con­ti­nuar en in­glés.

'All that jazz'

El es­ta­tu­to de es­tre­lla ya lo tiene en su país. Sus dos álbum « Edda Mag­na­son » y « Goods »  y sus estilo tremandamente jazz causaron sensación y centraron los focos sobre esta can­tan­te sue­co-is­lan­de­sa, de formación mu­si­cal clá­si­ca. No resulta sorprendente verla in­ter­pre­tar el papel de la can­tan­te Mo­ni­ca Zet­ter­lund en sus inicios en el cine : "Contactó conmigo des­pués de un con­cier­to un es­pec­ta­dor que co­no­cía al res­pon­sa­ble del cas­ting. Des­pués pasé tres au­di­cio­nes para ob­te­ner el papel. Fue un desa­fío bas­tan­te ex­ci­tan­te por­que Mo­ni­ca Zet­ter­lund es muy fa­mo­sa en Sue­cia", asegura. La pe­lí­cu­la cuen­ta la tra­yec­to­ria de esta can­tan­te de los años 60 que con­quistó la es­ce­na mun­dial del jazz antes de desaparecer trágicamente hace unos años. "Ac­tuar y can­tar a la vez son parte de un todo. La mú­si­ca es parte de la vida y del papel de Mo­ni­ca. Me tomé mucho tiem­po para es­tu­diar su forma de mo­ver­se y de can­tar", añade. Edda Mag­na­son saca pro­ve­cho de la Banda Sonora Ori­gi­nal de la pe­lí­cu­la para sacar su ter­cer álbum, un éxito seguro.

Éxito en la pri­me­ra cita

"Mo­ni­ca Z" - en la ver­sión ori­gi­nal - se ha convertido en uno de los ma­yo­res triun­fos del cine sueco. La pe­lí­cu­la ha obtenido casi la to­ta­li­dad de los pre­mios na­cio­na­les. Fue no­mi­na­da ni más ni menos que once veces para los pre­mios Guld­bag­ge (el equi­va­len­te a los Goyas en Suecia) a prin­ci­pios de año, de los cuales ganó cuatro, incluído el de mejor actriz para Edda Mag­na­son. Es cier­to que Edda está acos­tum­bra­da a la no­to­rie­dad pero se sien­te en una nueva era de su ca­rre­ra : "mi mu­si­ca no se di­ri­ge a un pu­bli­co in­tere­sa­do. Hoy con Mo­ni­ca Z, llegamos evi­den­te­men­te al gran pu­bli­co". Una ex­pe­rien­cia que de hoy en ade­lan­te abre nue­vas puer­tas a la joven sueca. "A par­tir de ahora, ob­via­men­te quie­ro hacer ambas cosas, aunque son trabajos muy dis­tin­tos que hay que saber di­fe­ren­ciar". Mien­tras tanto se ha lan­za­do en un nuevo pro­yec­to de co­me­dia mu­si­cal in­ter­pre­tan­do « The fee­ling of going » en Malmö.

Toda la in­for­ma­ción sobre la Ber­li­na­le en nues­tra pa­gi­na Fa­ce­book Ber­lin.​Babel.​Blog o sí­ga­nos en twit­ter @Ca­fe­ba­bel­Ber­lin