El arte en Atenas es ambiental: Ideas creativas surcan el río Cefiso

Artículo publicado el 24 de Agosto de 2011
Artículo publicado el 24 de Agosto de 2011
Cualquiera que pregunte a un ateniense acerca del río Cefiso oirá, sobre todo, historias legendarias, como pueden atestiguar Yvonne Senouf y Corinne Weber, las cabezas pensantes de la plataforma internacional de arte del proyecto Nero MELD. Su proyecto pretende abordar de manera creativa la urbanización y la contaminación de un río que ha desaparecido.

“Antiguamente, en la mitología griega los ríos eran considerados dioses y, por tanto, sagrados. Hoy en día, no son más que contenedores”. Cuando Yvonne Senouf comienza a hablar acerca del destino del río Cefiso puedes comprobar cuánto ama Atenas – pero también cuanto sufre por la ciudad-. A ella y a Corinne Weber las conocí en su casa del distrito ateniense de Pangrati, cerca del Estadio Panathinaikó y de los Jardines Nacionales. “Desde antaño hasta la actualidad cada problema o cuestión a la que esta ciudad se ha enfrentado ha tenido relación con este río”, añade Yvonne.

Estos son los restos del CefisoEl Cefiso hoy no es más que un mito urbano, ya que se cubrió con hormigón para los Juegos Olímpicos de 2004. Sin embargo, la desaparición del río no es sólo un problema estético. También tiene consecuencias muy concretas, como el aumento de la temperatura o el empeoramiento de la calidad del aire en las zonas afectadas. Mientras Corinne e Yvonne descubrían el nacimiento del Cefiso en memoria colectiva de los atenienses, nació la idea del Proyecto Nero, el primer trabajo de arte de la recién establecida plataforma de arte interactiva MELD, donde artistas, estudiosos y activistas se únen en varios proyectos culturales.

París, Nueva York, Atenas: cuna de un proyecto de arte 2.0

El tráfico pasaba cerca de su casa, aunque el apartamento de Yvonne, decorado con guirnaldas de flores indias, se parece a un oasis verde gracias a su pequeño jardín. Todo empezó hace dos años cuando Corinne – que ha trabajado como directora creativa con Sam Mendes y Alejando González Iñárritu – quiso lograr nuevamente el equilibrio entre Nueva York y París.

Después de una llamada telefónica, Yvonne se puso a cargo como productora creativa de conceptos y poco después se mudó a Atenas. Skype hizo posible la lluvia de ideas conjunta que propició la creación de MELD. “Obviamente es una plataforma de arte pero, sobre todo, es un modo de vida, un modo de colaborar y compartir ideas,” explica ella. “Es una plataforma para inspirar a la gente al cambio, a través de la cultura, examinando el cambio climático, pero a nivel emocional y en un idioma que todo el mundo pueda entender.”

Fundadoras de la iniciativa y de la "filosofía de vida" MELDPor ello, MELD no es un simple club de élite donde unos cuantos artistas cuidadosamente seleccionados son capaces de gastar dinero en instalaciones multimedia, sino una visión con una clara agenda política y social. “Se trata de ideas, no de hacer dinero. Todo empieza de a poco, pero básicamente no importa si somos veinte o cincuenta personas, mientras que realmente queramos realizar un cambio.” Corinne lo llama el “efecto dominó”, haciendo referencia al Cefiso, que empezó con proyectos cortos y esporádicos de arte y al final pudo cambiar un país entero.

“La cultura es la base del cambio, una especie de catalizador para el cambio social”

¿Pero no es responsabilidad de los políticos y de la economía resolver la crisis medio ambiental del siglo XXI? Yvonne y Corinne lo ven de manera diferente. “La cultura es la base del cambio, una especie de catalizador para el cambio social y el crecimiento económico. La cultura también puede ser una plataforma neutral donde la gente que provenga de diferentes estratos sociales pueda comunicarse. Es todo cuestión del poder de la imagen. ¿Por qué tenemos que ser bombardeados por mensajes que nos obligan a consumir y no por mensajes poéticos que nos ayuden a cambiar nuestra vida?”

Reviviendo ríos que parecían estar muertos

El Proyecto Nero (νερό significa "agua") es, básicamente, un proyecto de arte real que ha provocado un enorme revuelo en los pasados meses. Todo empezó en Berlín con unos cuantos dibujos y películas del artista alemán Alexander Schellow sobre el tema del "agua". Después de ser invitado por Yvonne y Corinne, fue a Atenas y pasó muchas horas en el curso del antiguo río Cefiso. Posteriormente, reconstruyó la memoria de este medio ambiente con dibujos de estilo meticuloso y puntillista que al final reunió creando cortometrajes animados. “El dibujo es un modo de recordar y también cambió mi percepción sobre algunos lugares,” dice Schellow.

Los artistas griegos Danae Stratou y Maro Michalakakos también están trabajando con Stratou en el proyecto Atenas, que fundaron el NGO Vital Space Projects para animar a los griegos a ser más “verdes”Schellow cree que el intercambio de palabras con personas, sobre todo con los inmigrantes de Albania y Bangladesh o Roma a quienes conoció en la ribera del Cefiso es tan importante como las conversaciones con científicos, políticos y sociólogos. “El verdadero trabajo consiste en hacer conectar posturas y clases sociales isoladas.” Schellow no se ve a sí mismo como un artista clásico ambiental pero, en general, se interesa por la interacción humana con estructuras espaciales, que incluye no sólo al medio ambiente sino también al tema de la migración. Ahora Yvonne y Corinne organizan constantemente pequeñas “Fiestas crisol” en los distritos de inmigrantes a lo largo del Cefiso. Aquí se reúnen y divierten juntos albanos, romanos, kenianos y griegos.

Instalaciones respetuosas con el medio ambiente

Como los dibujos de Schellow y las películas se crean al lado del río, Yvonne y Corinne también quisieron mostrarlas allí. Sin embargo, de momento la crisis lo ha fastidiado todo. Yvonne dice que en tiempos de deuda nacional catastrófica y tensiones sociales la gente simplemente no puede derrochar enormes sumas de dinero en proyecciones caras de películas. Esto es también un ejemplo de la influencia de la conciencia ambiental para con el arte. “Queríamos interactuar con la comunidad y a partir de ahí ser una acción adjunta, en vez de sólo hablar”, Corinne añade.

“Ahora mismo, todo el mundo habla pero no pasa nada. Ahora es el momento de poner realmente en práctica todas las grandes ideas y visiones. Para nosotras se trata de crear cosas palpables que puedan continuar también cuando haya pasado el evento, no se trata de cosas del momento, sino del largo plazo”. El Proyecto Nero continúa vivo, sobre todo en los talleres Neraki, donde niños de diferentes clases étnicas y sociales miran las películas animadas de Schellow y crean sus propios trabajos sobre el tema del Kifissos. “No queremos que todo el mundo piense como nosotras. No es una ideología, es una manera de estar abierto al cambio. Es una decisión individual, no puedes forzar a nadie a cambiar, los puedes inspirar.” Yvonne y Corinne han conseguido lo que querían. Esto ha hecho bien al Kifissos; aunque aún continúa cubierto de cemento y la carretera pasa por encima. Por lo menos ahora algunos atenienses pueden recordarlo.

Este artículo forma parte de Green Europe on the Ground 2010-2011, una serie de reportajes realizados por cafebabel.com sobre el desarrollo sostenible. Para conocer mejor el proyecto, Green Europe on the Ground.

Fotos:  Portada (cc)Flóra/flickr; Texto (cc)CoreTechX/flickr; Retrato, cortesía de Yvonne und Corinne privat; Vídeo: Youtube; Diseño: Alexander Schellow