El blog de la comisaria

Artículo publicado el 12 de Junio de 2006
Artículo publicado el 12 de Junio de 2006

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

En Europa, el nombre de la comisaria europea Margot Wallström va asociado a su blog. Desde que inauguró su espacio virtual en enero del 2005 ha ganado reconocimiento en la blogosfera.

Margot Wallström se ha convertido en un auténtico fenómeno de la blogosfera. En el primer año de existencia, su blog ha reflejado más de 4.000 comentarios a sus artículos y otros bloggers enlazan sus bitácoras virtuales al blog de la Vicepresidenta de la Comisión Europea encargada de la comunicación. El parlamento europeo lo celebró como un gran acierto, sin embargo, también se han hecho oír voces críticas que lo califican de “chiste”. La cuestión es si el blog de Wallström es un método efectivo de incitar a la participación y al debate europeo o una simple plataforma de autopromoción.

Caos creativo

“Lo que más me gusta del debate europeo es su diversidad”, apunta uno de los participantes del blog. Esta cita ejemplifica los valores que desea promulgar Wallström. Los debates que se suceden en su espacio virtual, son de todo menos estructurados. Saltan con facilidad de temas como la ampliación de la Unión a recomendaciones de libros. Algunos foristas contestan directamente los artículos de la comisaria, mientras otros utilizan este espacio como lugar de encuentro y debate entre ellos. En ocasiones es difícil para un recién llegado seguir las distintas conversaciones e hilos de debate.

Pero es precisamente esto lo que hace del caótico blog de Wallström un auténtico espacio de debate europeo, al tiempo que ofrece la posibilidad de seguir el día a día de una comisaria europea.

La libertad de ser diferente

El blog de Wallström es un espacio de libertad de expresión. Cualquiera con acceso a Internet puede participar añadiendo su comentario. El moderador, Joe Hennon, revisa y publica después las opiniones vertidas por los foristas. Asegura que sólo ha tenido que censurar siete u ocho intervenciones durante el primer año, reflejando el carácter plural y de libertad de los debates. Hennon también cumple la función de informar en los debates, indicando a los foristas páginas de interés sobre la UE en Internet, o aclarando temas relacionados con las instituciones europeas.

El hecho de que la mayoría de comentarios, incluyendo los artículos de Wallström, estén escritos en inglés atrajo a muchos participantes británicos, sobre todo al principio. Hennon recuerda que esto marcó el blog en sus inicios.

Sin embargo, después del rechazo a la Constitución Europea, el blog comenzó a atraer a más y más europeos. “Creo que el momento álgido de nuestro espacio se produjo después de que Francia y Holanda rechazaran la constitución y plantearan el debate real sobre el futuro de Europa”, explica el moderador.

Durante su primer año de presencia en la red, la moderna bitácora de Margot Wallström reflejó la participación de europeos de distintas nacionalidades en los debates, alcanzando la cifra de 15.000 lectores habituales y casi un millón de visitas.

Un espacio nuevo

Comenta la comisaria europea que su intención al iniciar su blog era promover el diálogo e impulsar a los ciudadanos a debatir sobre Europa. Observando el constante incremento de participantes de toda Europa, parece ser que Wallström ha cumplido sus objetivos con creces.

A pesar de que los debates suelen ser desestructurados y difíciles de seguir, los foristas habituales aprecian el blog. “En mi opinión este espacio ofrece la rara oportunidad de abrir un autentico debate europeo”, destaca un participante francés. Otro de los habituales incluso considera el blog como una plataforma creadora de opinión en cuestiones de actualidad europea: “Para mí, es la única forma que tengo de comunicarme directamente con la UE. Creo sinceramente que este blog ha hecho más por despertar mi interés por los asuntos de la Unión que cualquier otra iniciativa hasta ahora”.

El blog también ofrece una magnífica oportunidad para conocer de primera mano el trabajo de la Comisión Europea. Wallström no sólo relata los asuntos que la ocupan a diario, sino que también comenta sus reuniones diplomáticas y comparte con los lectores sus comidas navideñas.

En un Libro Blanco recientemente publicado (documento político presentado para discusión y decisión política en el seno de las instituciones europeas) sobre la estrategia de comunicación europea, la Comisión identificó la necesidad de “proporcionarle a Europa un rostro humano” como uno de los elementos cruciales para establecer una efectiva comunicación entre europeos. Es precisamente ahí donde ha encajado el proyecto de la comisaria Wallström.

Una máquina con rsotro humana

Poco son los participantes del blog de Wallstrom que se quejan de su afán por acercarse a la gente corriente. Uno de ellos comenta: “es magnífico poder encontrar a una humanista y una persona de carne y hueso en la tesitura crucial de tener que comunicar los méritos de la UE a sus conciudadanos”, mientras que otro afirma que “en lugar de hablar sólo sobre comunicación y su importancia, es estupendo comprobar que Margot Wallström lo lleva a la práctica”.