El 'Brexit', a su paso por España

Artículo publicado el 15 de Junio de 2016
Artículo publicado el 15 de Junio de 2016

El referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la UE provoca incertidumbre. Si gana el 'Bremain', todo seguirá como hasta ahora, pero si se impone el 'Brexit', la rutina de muchas personas podría cambiar de la noche a la mañana. Los expatriados británicos que viven en España tienen de qué preocuparse. 

Los británicos tienen una cita con las urnas el próximo 23 de junio para votar en referéndum si continuar siendo uno de los 28 estados miembros de la UE o no. La incertidumbre del qué pasará se sigue de cerca por toda Europa, pero toca con una especial atención a España, el país con más ciudadanos británicos después de el propio Reino Unido. Según datos oficiales del Ministerio de Empleo, en España, y en concreto en el litoral mediterráneo, viven 286.012 británicos como residentes permanentes, sin necesidad de visado por ser ciudadanos comunitarios. Una cifra que contrasta mucho con aquellos que deciden no empadronarse por motivos fiscales y que el Institute for Public Policy Research estimó hace unos años en torno a 800.000. ¿El perfil mas habitual? Jubilado a la búsqueda del retiro soñado, amante del sol y playa, y con preferencia por tres provincias: Alicante (donde viven 70.233), Málaga (49.526) e Islas Baleares (24.542).

El resultado de la consulta del día 23, en la que según la Embajada Británica sólo pueden votar aquellos expatriados presentes en el censo británico durante los últimos 15 años, no es baladí. De producirse el ‘Brexit’ [juego de palabras entre Britain y Exit -Reino Unido y salida] el resultado traería a más de uno de cabeza. Entre los posibles efectos más repetidos se encuentran la pérdida de acceso a la seguridad social española, a la cobertura sanitaria europea, la devaluación de la libra y el adiós a la libre circulación. No obstante, ante la novedad de un acontecimiento como éste, nunca antes ocurrido en la UE, las consecuencias de un posible abandono son todavía un misterio. "No está clara cuál será la relación entre Reino Unido y la UE si se produce el abandono de la Unión. En cambio, sí se puede afirmar que un posible ‘Brexit’ provocaría incertidumbre y preocupación en aquellos que viven en el extranjero", cita el diario inglés The Guardian.  

"La UE debe adoptar una política de comunicación menos elitista"

Para José J. Sanmartín Pardo, profesor titular de Ciencias Políticas de la Universidad de Alicante, serán los ciudadanos "más informados y económicamente activos" los que votarán 'no' a una salida de la UE. "El problema estará en aquellos que se sienten desplazados por el Gobierno británico y por el Gobierno europeo", explica. Entre las razones detrás de esta desafección, argumenta: "la Comisión Europea es vista por demasiados británicos como un órgano caro e improductivo. La UE debe adoptar una política de comunicación más transversal y menos elitista. Los universitarios son minoría en la sociedad", apunta. De todas formas, "Un 'sí' al Brexit sería un problema grave, pero no comportaría la salida automática del Reino Unido de la Unión Europea", señala Sanmartín. 

Pese a que la media de británicos expatriados en España ronda los 52 años, también los hay que pertenecen a otra generación como James, un profesor de inglés de 28 años afincado en Barcelona desde hace uno. Cuando se le pregunta por el referéndum, señala: "el próximo día 23 votaré en contra de abandonar (...) Para un ciudadano británico, como yo, que vive fuera de su país, los efectos que esto pueda tener a la hora de moverse o buscar trabajo en el extranjero, preocupan. De todas formas, dudo que esta medida [la de la libre circulación] se llegase a aplicar, pues ¿qué ocurre entonces con los europeos que hay en Reino Unido?". 

Gibraltar, en el medio del debate

Un poco más al sur de la península ibérica, en este territorio británico de ultramar situado a tan sólo 60 kilómetros de Marruecos, viven 29.258 personas, según el censo de julio de 2015. Para ellos, una hipotética salida de Reino Unido también supondría algún que otro inconveniente, sobre todo en lo referente a la libre circulación en la frontera con España. Gibraltar, cuya soberanía sigue provocando tensiones entre Londres y Madrid en infinidad de ocasiones, por problemas relacionados con el espacio marítimo y aéreo, y las largas esperas para cruzar la aduana, es sin duda un enclave a tener en cuenta el próximo 23 de junio. 

A este escenario, ya de por sí delicado, se le añade ahora el debate de qué sucedería si Reino Unido decide marcharse. Hay muchas hipótesis en el aire no poco acaloradas. ¿Cerraría España la frontera con su vecino o sería partidaria de entablar una co-soberanía entre ambos territorios? Algo que el Primer Ministro gibraltareño, Fabian Picardo contradice, además de animar a que se vote en contra de abandonar la UE. "Es necesario enviar un mensaje a todos aquellos en el Reino Unido que creen que no habría consecuencias adversas para Gibraltar si se abandonara la UE", explicó en una entrevista con el diario Gibraltar Chronicle. Según sus palabras, "un 'Brexit' vencedor "destrozaría" económicamente Gibraltar y además le daría a España la oportunidad de "encerrarnos" en la frontera", escribe en un artículo de opinión en Político. Por su parte, el  ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, quien recalca que Gibraltar sigue siendo un territorio no autónomo sometido a un proceso de descolonización, ha reiterado en diversas ocasiones que, de producirse una salida de la UE, España estaría dispuesta a retomar conversaciones con Londres. 

¿Sentimiento comunitario? Según la BBC, "no es tanto que a todos los gibraltareños les encante el proyecto de la Unión Europea, sino que muchos ven a la UE como la única fuerza capaz de mediar en el camino de las complicadas relaciones con España". 

---

La UE mira con lupa lo que pase el 23 de junio cuando los británicos voten en referéndum si quieren quedarse o no en la UE. A la espera de su decisión, nosotros tenemos unas cuantas cosas que decir...