El capitán Pescanova celebra 50 años

Artículo publicado el 2 de Diciembre de 2009
Artículo publicado el 2 de Diciembre de 2009
Las varitas de pescado celebran su 50 aniversario este año. El capitán Pescanova sigue siendo el rey entre los niños y en los congeladores de los estudiantes. Un alegato a favor del filete de pescado más cuadrado de Europa

La revista alemana Nido, una publicación para padres yuppies, fue un poco lejos al publicar el número de la pasada primavera con el siguiente titular: “Para familias que comen más a menudo pescado con palillos que varitas de pescado”. ¿Insinuan con eso que es una comida para las clases bajas?

¡Y precisamente en el año que el Capitán Pescanova sopla 50 velas por sus varitas de pescado! Un éxito que, probablemente, también le gustaría obtener a Timm Klotzek, el redactor jefe de Nido, con su publicación.Hay que reconocer que las varitas de pescado no son el más preciado manjar que puedan llevarse los europeos a la boca. Sin embargo, el dorado filete congelado ha demostrado tener un gran carácter integrativo. Prueba de ello es que tanto a los niños alemanes, como a los ingleses, italianos o escandinavos les encantaba el plato que las madres trabajadoras sacaban del congelador. Y es que ya sea con el nombre 'Captain', 'Capitão', 'Kapitein Iglo', o el italiano 'Capitan Findus', 'Capitán Pescanova en español, o el original británico 'Capitain Birdseye', las varitas de pescado se podían encontrar en los platos de todos los niños europeos. Capitain Birdseye resultó ser, tras una encuesta en 1983, el capitán más famoso después del capitán Cook.

En los años 40 se quería promover que la población de las islas británicas comiese más pescado. Razón de ello fue que gran parte de su pesca se exportaba al norte de Europa. Fue Clarence Birdseye en 1955, quien tuvo la genial idea de comercializar bacalao en forma de varitas. Los primeros Fish Fingers (dedos de pescado), nombre que se les da a las varitas en Gran Bretaña, se probaron en primer lugar en Southampton y en el sur de Gales, antes de que salieran al mercado en 1959, en la ciudad costera de Great Yarmouth. En la actualidad, después de pescarlo, el bacalao, el abadejo o la merluza se congelan en filetes bien finos, y se envían en gran parte al puerto alemán de Bremen. Desde allí, la compañía Frozen Fish Internacional, filial de la multinacional Unilever, distribuye las varitas por todo el continente.

©London Sea LifeLa democratización de las varitas doradas y su forma, que poco se asemeja al pescado, han dado lugar a extrañas confusiones. Según una encuesta del diario inglés Daily Telegraph, 10 de cada 125 niños encuestados cree que las varitas son una especie de pescado. A raíz de ello, el Sea Life London Aquarium, se ha permitido bromear sobre el asunto incluyendo en su acuario, junto a los peces vivos, varitas de pescado de plástico. Incluso algunos adultos, creyeron que estaban vivas…

Receta: Sushi con varitas de pescado: receta dedicada a la revista Nido – ¡Para que vean que funcionan las dos variantes!

Ingredientes:

1 taza de arroz para sushi, lavarlo bien y poner en remojo 1 hora aprox.10 varitas de pescado225 g de espinacas

1 bote de mayonesa

5 hojas de algas Nori (algas secas para Sushi Maki)

Salsa de soja

Jengibre

Wasabi

Cocer el arroz y dejar enfriar en la misma olla. Poner las varitas en el horno o freír en la sartén (según instrucciones de cocción) y dejar enfríar. Calentar las espinacas en una sartén y añadir salsa de soja. Seguidamente, se escurren las espinacas hasta que queden casi secas. Extender el alga Nori en las esterillas de bambú y poner el arroz frío en la mitad inferior de la hoja. La capa de arroz no debería ser más gruesa de 5mm, si no, queda un rollo muy grueso. A continuación se colocan 2 varitas de pescado sobre el arroz y al lado, las espinacas. Añadir mayonesa generosamente entre las varitas y las espinacas. Para terminar, enrollar la esterilla con el contenido, cortar los rollos con un cuchillo bien afilado en unos 8-10 trozos y servir en un plato con wasabi para acompañar.