El Chad, mejor sin Papa Noel

Artículo publicado el 8 de Noviembre de 2007
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 8 de Noviembre de 2007
Tim BurtonEspaña y Francia están gestionando muy mal la crisis del secuestro de niños en el Chad, pues a ninguno de los dos países se le ha ocurrido avisar a Tim Burton para mediar en el conflicto. Si, han oído bien. Ninguno de los diplomáticos de Zapatero y Sarkozy son ni la mitad de expertos en secuestros que el Sr. Burton que es conocido, además de por su afición al chocolate, por haber raptado al mismísimo Papa Noel en su película “Pesadilla antes de Navidad” y es por ello que está considerado como un gran experto en estos asuntos de Estado.

Secuestrar a Papa Noel no tuvo que ser nada fácil para él, no crean. A pesar de su aspecto comunista y de ser una persona que trabaja un solo día al año, Santa Claus es (inexplicablemente) un ser muy querido por todos, especialmente por los norteamericanos. Incluso en España, él solito, con su barriga cervecera y su risa publicitaria, está consiguiendo derrocar a los tres Reyes Magos (deberían tomar nota los partidos republicanos españoles), y se cuelga de las fachadas de las viviendas, decora los edificios públicos y obliga a los jóvenes universitarios a disfrazarse como él en los grandes almacenes con el beneplácito de la población. A pesar de su aceptación total, fue capaz de convencernos en su obra maestra de que secuestrar al icono de la felicidad podía llegar a ser algo no sólo divertido sino además positivo para la sociedad. Burton

En esta escena del secuestro de Santa Clavos lo entendemos perfectamente.

¿A quién no le gustaría estar en la piel de , ese ser parecido a un saco de gusanos? ¿A quién con un poco de conciencia no le gustaría acabar con ese materialista repartidor de euros y de hipocresía? Oogie Boggie

Oogie Boggie tiene a Papa Noel a su merced, como tiene el presidente de Chad (que me recuerda bastante a hasta en la cara) a los detenidos españoles y franceses. Puede hacer con ellos lo que quiera. La actuación del Arca de Zoé es tan indeseable, que Deby lo tiene en bandeja de plata y no necesita dar ninguna explicación. Nadie le echará en cara que, bajo la bandera blanca de querer proteger a los niños del Chad, se esconden oscuras intenciones pues es probable que muchos de esos niños pasen a engordar la lista de niños militares del país. No lo digo yo, lo dice el último informe de , donde se afirma bien clarito que el ejército de Chad recluta a miles de niños soldados cada año para participar en conflictos bélicos.  Idriss DebyIdriss DebyOogie BoggieHuman Right Wachts

. Quien secuestra a quien

A mí, que soy una persona con las ideas claras, me cuesta decirme en esta ocasión, fíjense. No sé si quedarme con Oogie Boggie, o con Santa Clavos. ¿Qué será mejor para esos niños del Chad? ¿La Navidad europea, o el Halloween africano? Tampoco es fácil decir quién secuestra a quién. Que la organización de Zoé está formada por delincuentes, nadie lo duda. Las imágenes que muestran a los cooperantes franceses vendando falsas heridas y manchando a los niños con yodo para simular la sangre, son bastante penosas. Pero llamarlos “detenidos” es un eufemismo como la copa de un pino. Los días que deben estar pasando en aquellas cárceles si que deben ser una verdadera . “Pesadilla antes de Navidad”

Una cosa si tengo clara, y es que a Santa Clavos no lo puedo ni ver, y tiene más de secuestrador que de secuestrado. Secuestrador de ilusiones y de regalos perdidos. ¿No es acaso ese gordo comedor de hamburguesas de reno el líder mundial del despilfarro inmoral que se acentúa en Navidad pero que nos acompaña día a día en nuestras vidas? ¿A cuantos niños ha hecho infelices? A más de los que ha hecho felices, seguro. Quizá esos niños secuestrados en el Chad no conocían a Santa Clavos, y ya nunca lo conocerán. Pero entiendo quienes puedan pensar que serán más felices sin él, aunque acaben peleando en Sudán, fusil en mano. Para los que se hayan quedado con más ganas de Pesadilla antes de Navidad…