El cine europeo que viene, en cinco firmas

Artículo publicado el 29 de Noviembre de 2010
Artículo publicado el 29 de Noviembre de 2010
Diez realizadores tuvieron la oportunidad de presentar sus primeros trabajos en el Festival de Cine Europeo de Sevilla (celebrado entre el 5 y el 13 de noviembre). ¿Qué se traen entre manos? ¿Hacia dónde nos llevan? He aquí cinco respuestas, cinco formas diferentes de vaticinar el cine que viene.

Desde el cine social a las películas de terror, desde los temas de actualidad a los escenarios del siglo pasado y de la comedia al más trágico drama, la nueva sección First Films First en el Festival de Cine Europeo de Sevilla ha reunido una variada muestra del aire fresco que traen los noveles europeos. Estos son los cinco ejemplos más representativos:

1. Sinestesia (Suiza)

La casualidad es la verdadera protagonista de Sinestesia, la historia de Alan, su esposa, su amante y su mejor amigo. Una película donde las coincidencias, los lazos que les unen y les distancian y las verdades y mentiras que se dicen entre ellos tejen una trama de intriga, en la que hay lugar tanto para las sonrisas como para el dolor, pero sobre todo para el azar. Esta película suiza es el primer trabajo del realizador Erik Bernasconi.

2. Shahada (Alemania)

No deja indiferente al espectador. El director Burhan Qurbani se estrena con Shahada, un largometraje que reflexiona sobre temas universales como el arrepentimieto, la culpa y la moral, a través de tres personajes que buscan desesperadamente la redención y el perdón de los demás, aunque son incapaces de perdonarse a si mismos. Una joven que es hija de un imán y acaba de abortar, un chico musulmán que descubre su homosexualidad, y un policía que disparó por error a una embarazada se van a ver atormentados por sus propias acciones y van a buscar distintas salidas para reconciliarse consigo mismos.

3. Harisma (Grecia)

Harisma deja ver claramente el humor griego en una comedia romántica en la que el príncipe azul no podría estar más lejos de ser azul: es grosero, violento, descarado y testarudo. No tiene ninguna oportunidad con la bella Ismini, pero sencillamente se niega a aceptar un no por respuesta. Totalmente incompatibles y perdidos en sus vidas, Haris e Ismini sólo tienen una cosa en común: están hartos de estar solos. La directora de esta película es la primeriza Christina Ioakeimidi.

4. Majority (Turquía)

Majority cuenta la historia de Mertkan, un joven turco de 21 años con un padre dominador, una madre que sufre, una novia a la que no quiere lo suficiente y unos amigos con los que no puede ser él mismo. Y llora de vez en cuando. En su primera película, Seren Yüce aborda temas como la dependencia de la familia, la sinceridad o el egoísmo en las relaciones sentimentales y la problemática social del país, que se refleja sobre todo en la historia de Mertkan y su novia kurda, a la que el padre del protagonista no quiere ver ni en pintura.

5. Oxygen (Bélgica y Holanda)

Tom y su hermano Lucas son dos jóvenes que padecen fibrosis quística, una enfermedad genética que ataca y destruye los pulmones. Tom intenta hacerse a la idea de que no vivirá mucho, pero en el hospital conoce a Xavier, que sufre la misma enfermedad y sin embargo se comporta como un atleta. Allí conoce también a Eline, que lleva meses en cuarentena por una infección. No pueden tocarse y sólo les permiten hablar por teléfono, pero los sentimientos no entienden de barreras. Hans van Nuffel es el director de esta película, en la que los personajes tienen poco tiempo y no quieren perderse nada.

Leer la cobertura más completa del Festival en el cityblog sevilla.cafebabel.com

Imágenes: Fotograma de la película "Oxygen" (Hans Van Nuffel, 2010); vídeos: YouTube