El Consejo de Europa: Tus derechos humanos en cuatro minutos

Artículo publicado el 10 de Noviembre de 2011
Artículo publicado el 10 de Noviembre de 2011
Los diputados de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa son los guerrilleros en favor de los derechos humanos. También es verdad que votan resoluciones que no aplica nadie. Pero el pasado 4 de octubre Europa tuvo el olfato fino cuando se le presentó ante las narices el problema palestino.

De repente, se ha levantado. Con chaqueta gris, pañuelo de bolsillo color burdeos y el pelo a la Jean-Louis Borloo (ex-candidato a las elecciones presidenciales francesas): “Es un mensaje dirigido particularmente al Consejo General de las Naciones Unidas. Los palestinos quieren solamente lo que todo el mundo tiene aquí: un lugar en el que sentirse como en casa” 4 minutos. Mike Hancock (Libdem) se vuelve a sentar. Es el turno de Annette Groth. Imparable, la diputada alemana de Die Linke arremete primero contra los Estados Unidos por atreverse a amenazar a la autoridad palestina con poner fin a las ayudas después de que Mahmoud Abbas haya solicitado el estatus de Estado Miembro en la ONU. Asimismo, arremete contra Alemania por haber solicitado a los palestinos volver rápidamente a la mesa de negociaciones. Ha pasado más de un minuto. Rápidamente, Annete vuelve a hablar sobre el horror del apartheid israelí y la desesperanza de los palestinos: “Israel está unida al Consejo de Europa. Es preciso decirles que de esta forma no obtendrán la paz”. Se enciende la luz roja. 4 minutos. Le toca al siguiente, y así durante tres horas. En general, se hacen llamamientos sobre la necesidad de salvar al soldado Shalit.

El Consejo de Europa ha tenido buen olfato. El 5 de octubre, 15 días antes de la liberación de Gilad Shalit y sus consecuencias sobre las relaciones entre los israelíes y los árabes, un mes antes de que la UNESCO no reconociera a Palestina como a un Estado miembro, la Asamblea parlamentaria del Congreso Europeo ha hablado. Mientras que Europa se divide entre el voto de la UNESCO (Alemania vota en contra, Londres y Roma se han abstenido, Francia ha votado a favor junto con España y Grecia) en Estrasburgo, se preveía la unanimidad.

Networking y los incendios forestales

Esto también es el Consejo de EuropaUn acto histórico, de felicitación. No obstante, los periódicos se ocupaban de otros asuntos: “Después de Nueva York, es en París donde se juega el futuro de Palestina”, leemos en Le Point. ¿Cómo? ¿No en Estrasburgo? ¿La UNESCO tiene entonces más notoriedad que el venerable Consejo Europeo?: “El Consejo Europeo haría mejorar centrándose en los temas que configuran su razón de ser: los derechos humanos y democráticos. Porque, francamente, cuando nos encontramos ante un debate sobre los incendios forestales…” Göran Lindblad decidió no contener su lengua. Deambulando alrededor del amortiguado Consejo, en espera de un consejo de Tadjikistan, siempre retrasado, Göran Lindblad, antiguo miembro, es hoy en día miembro honorario y consultor de derechos humanos.  Éste es su séptimo año en el Palacio de Europa de Estrasburgo. ¿Qué ha descubierto este hombre alto, delgado y calvo fuera del Consejo? La necesidad de moverse para no pensar demasiado.

“Es necesario realizar un verdadero trabajo de construcción de redes (sociales), establecer contactos fuera de las sesiones parlamentarias, ya que si no se trata de un gran talk show”, pero sin utilidad para concretar, porque a los Estados miembros no les importa nada”.

Cuidado: Suecia no está hastiada sino que es realista. Si es necesario volver a pensar acerca de la organización del Consejo de Europa, lo que propone la reforma del Consejo de Europa de junio de 2011, es “porque el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos tiene un lugar cada vez más prominente. Y esto es algo bueno. Cuando veo el debate sobre Palestina o contra la lucha contra le pedofilia, me digo que es sobre esto sobre lo que el Consejo se debe apoyar. Hay que reducir el número de comités y volver a centrarse en los derechos humanos. Si no, nos arriesgamos a perderlo todo”

La mañana de gracia del viernes

¿Ocurre esto a menudo? En sesión plenaria, muchos de los 318 asientos están vacíos y en los asientos que están ocupados algunos juegan con el Ipad y otros con el Iphone. También hay otros que siguen el desarrollo de los discursos y preparan el suyo. “Puesto que las resoluciones de la APCE no presentan ningún impacto concreto, pocos representantes asisten a la votación. Acudan los viernes por la mañana y verán que, en ocasiones, ¡sólo hay 15 personas para votar! Y la mayor parte de ellos son escandinavos” afirma Martel Gören sin piedad alguna. Ya antes de las elecciones de 2009,Flavien Deltort, un antiguo asistente parlamentario del eurodiputado del partido radical italiano Marco Cappati, había indignado a algunos eurodiputados al publicar un análisis en profundidad del tiempo presencial de los eurodiputados. Este aseguró que “no se trata de realizar antiparlamentarismo, sino de identificar algunas tendencias (de fondo)”.

¿Dirige alguien este organismo?

“Es necesario realizar un verdadero trabajo de construcción de redes (sociales), establecer contactos fuera de las sesiones parlamentarias, ya que si no se trata de un gran talk show

¡Uf! Más que realizar un antiparlamentarismo primario, el ex-comisario de asuntos exteriores de la ACPE se queja ante todo de la provocación ante un joven periodista, como si hubiera abandonado poco a poco la aparente solemnidad que transpira de sus discursos y de los rostros de sus antiguos colegas. La sesión plenaria permite así dar muestras de autosatisfacción, utilizar un lenguaje políticamente correcto y tener buenas intenciones. Pero tomar decisiones simbólicas se hace frustrante a la larga. Además la Unión Europea está intentando crear una institución más además de esta venerable (institución). “La creación de una Agencia Europea de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea en Viena es una acción incomprensible. Nos preguntamos a donde quieren llegar”. Ah, la UE es un oponente a tener en cuenta. Mientras que Gören tiene que tomar vuelos con escalas para llegar a Estrasburgo y soltar un discurso en el salón-lounge de Roissy, se desbloquean líneas directas para los eurodiputados e incluso para sus meretrices”. Felizmente para él, desde que Gören es consultor tiene influencia en las dos instituciones.

Fotos: Portada (cc) coma_wink/flickr ; Texto : ©Emmanuel Haddad; vídeo: youtube.