El desempleo sacude España mientras Wall Street pide la intervención estatal

Artículo publicado el 10 de Septiembre de 2008
Artículo publicado el 10 de Septiembre de 2008
A finales del mes de agosto, 2,5 millones de personas, casi un 11 por ciento de la población activa, se encontraban en paro en España. En el último año, más de 500.000 personas habrían perdido el trabajo en el país ibérico. Los más afectados, las clases más bajas y populares y los recién llegados. Y es que de este medio millón de parados, uno de cada cinco (112.539) sería de origen extranjero.
En cuanto al sector más afectado, el fin de la burbuja especulativa de la construcción habría destruido a lo largo del último año 180.000 puestos de trabajo.

Decíamos hace unos meses en este mismo blog que la economía sería uno de los grandes retos del Gobierno Zapatero durante la nueva legislatura. Así pues, no ha hecho falta esperar mucho para encontrar los primeros obstáculos serios a la acción de gobierno del gabinete liderado por José Luís Rodríguez Zapatero.

Los ministros españoles de Economía, Pedro Solbes, y de Trabajo, Celestino Corbacho, tienen mucho trabajo por delante. El círculo virtuoso de la economía española ha llegado a su fin. Empiezan las vacas flacas.

Y por si no fuera poco el terremoto financiero global aún lo empeora más. Curiosamente, los tradicionales adalides del liberalismo y la desregulación tocan arrebato a la intervención estatal. Verlo para creerlo.