El Difunto Motor Alemán - ¿Aleja a Gran Bretaña de Europa?

Artículo publicado el 23 de Julio de 2004
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 23 de Julio de 2004

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

La integración económica europea siempre ha encontrado un incentivo en el éxito de la economía alemana. Ahora que el motor germano se ha detenido, ¿se producirá un distanciamiento de los países menos europeístas como Gran Bretaña?

La integración económica europea siempre ha estado inspirada en el modelo económico alemán – y no han faltado motivos para ello. Durante la mayor parte del período de posguerra, la trayectoria de la economía alemana fue excelente, hasta el punto de que en el Sistema Monetario Europeo puesto en marcha en 1979 el marco alemán era la moneda de referencia para el resto de divisas comunitarias. El impulso alemán fue también el principal revulsivo detrás de la definición de los criterios de convergencia fijados en Maastricht y del Pacto de Crecimiento y Estabilidad. No es de extrañar que el Banco Central Europeo recibiera el apelativo popular del “Bundesbank de Europa”.

No obstante, el motor alemán parece haberse detenido. El crecimiento económico del país apenas rozará el 0.5% este año, algo más que el triste 0.2% alcanzado durante el pasado ejercicio. Si Alemania ya no es una fuente de inspiración válida para la integración económica europea, tanto en lo relativo a la creación de riqueza material como en lo tocante a las ideas que dicha riqueza ayuda a propagar, ¿qué cabe esperar de la integración económica europea en el futuro más inmediato? Con el fin de valorar el efecto que la crisis económica alemana ha tenido en la posición política de Gran Bretaña, Café Babel tuvo la ocasión de hablar con Chris Davies, europarlamentario del grupo Liberal Demócrata.

Café Babel: ¿Cree que la recesión alemana cambiará la percepción que el británico medio tiene de la Unión Europea? En particular, ¿cree que afectará negativamente de cara a un eventual apoyo a la integración en la moneda única?

Chris Davies: En mi opinión la recesión alemana tiene muy poco que ver tanto con el euro como con la Unión Europea. Pese a ello, el fuerte antieuropeísmo que abunda en los medios británicos hace que podamos esperar que los euroescépticos aprovechen cualquier revés para culpar a Bruselas de todos los males presentes, desde la recesión alemana a los partidos que la selección inglesa de fútbol pueda perder. Si tomáramos en consideración todos los elementos, creo que la mayoría de la ciudadanía aceptaría que la recesión germana no tiene nada que ver con la UE. También considero que en cualquier referéndum de adhesión el público británico votaría simplemente en función del efecto que el euro tendría para nuestro país.

CB: ¿Estamos asistiendo al final de la era de prosperidad alemana?

Davies: La economía alemana ha crecido un 29% desde la reunificación – una cifra bastante similar a la del crecimiento británico en el mismo período. Dada la obvia dificultad que conlleva integrar a una población de 18 millones de personas procedentes del viejo bloque del Este creo que los problemas alemanes son coyunturales. El hecho de que veamos numerosos BMWs, Mercedes y Volkswagen en todas las carreteras británicas tampoco parece indicar que la economía alemana se encuentre en una situación de peligro permanente.

CB: A la luz del cambio alemán, ¿cree que Gran Bretaña tiene el potencial de convertirse en el motor europeo si adoptáramos el euro?

Davies: No hay razón alguna para pensar lo contrario. Pero en cualquier caso sólo hay una cosa clara: Gran Bretaña jamás será un motor ni económico ni político si permanece fuera del euro

CB: ¿Estima que el papel que Gran Bretaña ha tenido en la Unión Europea hasta la fecha ha sido más bien el producto de la voluntad popular o del gobierno? ¿Considera que los problemas económicos de Alemania pueden cambiar esta situación?

Davies: Desde que la ciudadanía británica expresó su voluntad en el referéndum de adhesión de 1973, el papel de Gran Bretaña dentro de la UE ha sido siempre definido por el Primer Ministro de turno. Alemania es el país más poblado de la Unión y tiene una amplia reputación de eficiencia financiera. El hecho de que ahora esté atravesando por momentos de dificultad económica sólo beneficia a los euroescépticos. En cualquier caso, son problemas coyunturales. La economía alemana se recuperará. De hecho, la actual infravaloración del euro frente a otras divisas ya está contribuyendo a relanzar las exportacione