El documental inédito de France Culture sobre la Resistencia en Irán

Artículo publicado el 9 de Junio de 2016
Artículo publicado el 9 de Junio de 2016

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

El pasado martes 31 de Mayo, el programa de radio Sur les Docks, de France Culture, emitió el documental « Voces de la Resistencia iraní », realizado por Olivier Steiner y Assia Khalid. 

En este documental inédito, el autor Olivier Steiner da la palabra a los miembros y seguidores de la Resistencia iraní, a la figura emblemática de dicha Resistencia Maryam Radjavi, así que a diversos ciudadanos, intelectuales y responsables políticos franceses que apoyan la causa. 

Ciudadanos iraníes, víctimas del régimen teocrático, ofrecen un relato cargado de realismo y de fuerza sobre la represión y la lucha que se lleva a cabo. Por su parte, el testimonio de simpatizantes explica claramente cómo la realidad mediática y política tiende a ocultar la grave situación en Irán. Los campamentos Achraf y Liberty son los pilares centrales de esta historia, en la que las mujeres oprimidas y combativas desempeñan un papel fundamental. El primero, situado en el desierto iraquí cerca de la frontera con Irán, cuenta con hospitales, centros culturales, universidades… de donde emanó la esperanza de la revolución democrática. El segundo es un campo de refugiados rodeado y atacado  en repetidas ocasiones, pero donde los opositores iraníes no ceden a la presión.

Behzad Naziri, antiguo periodista iraní exiliado en Francia, narra la apropiación por parte del ayatolá Jomeini del movimiento de protesta contra el régimen del Sha, con un cierto beneplácito de los intelectuales en un primer momento; así como la sangrienta represión que, en 1982, acabó  con la vida de su hermana, una joven militante de los Muyahidines del Pueblo. Según el  sr. Naziri, el régimen se sentía particularmente amenazado por las mujeres,  situadas en primera línea para defender sus derechos: « Al principio la movilización de las mujeres para derrocar al Sha era muy importante. Más adelante, a partir del momento en el que se dieron cuenta de la misoginia tan característica del régimen de Jomeini... [...] Como éramos periodistas, los dos pasamos por las prisiones de Jomeini. Sin embargo, treinta y cinco años más tarde,  yo me encuentro aquí hablando con ustedes, mientras que mi hermana ya no está entre nosotros. Por el hecho de ser una mujer, fue torturada de forma mucho más atroz que los hombres en las prisiones de Jomeini. »

Elham Zandjani, antigua habitante de Achraf, evoca el modo de vida democrático del campamento. El asentamiento fue destruido por iraquíes enviados por el régimen de los Mullahs para « eliminar a todo el mundo » : « Teníamos dos opciones muy sencillas: podíamos bajar los brazos y huir; o bien podíamos resistir, decir no. »

La implicación personal de Rama Yade, tras su mandato como secretaria de Estado de Asuntos Exteriores, da buena cuenta del « ejercicio esquizofrénico» al que se libra la política occidental, alienada por intereses económicos y diplomáticos: « La depredación  económica sobre el mercado iraní hace que todo el mundo mire para otro lado. Los medios de comunicación franceses emiten en la actualidad reportajes sobre el nuevo Irán en horas de máxima audiencia». La sra.Yade  pone en duda la coherencia del argumento económico: « Yo misma formé parte de esa contradicción, y pienso que se puede superar. En realidad,  no se trata de contraponer intereses económicos y valores, puesto que nuestro principal interés son justamente los valores. Según mi experiencia, cuando se renuncia a mencionar, siquiera mencionar, el tema de los derechos humanos con un dictador, esgrimiendo la firma de contratos generadores de empleo en Francia, el argumento supremo… pues bien el contrato acaba por no firmarse. No se firma, porque la resistencia se moviliza desde otros lugares, como la prensa, las ONGs o la opinión pública. »

El testimonio de Shaghyegh Azimi, joven militante de 23 años exiliada desde los 16, muestra una juventud dinámica, insumisa cuya herramienta fundamental de lucha e intercambio de ideas son las redes sociales. La joven habla también de la cadena de televisión de la Resistencia emitida desde el extranjero y muy apreciada en Irán a pesar de la prohibición : « Hay una cadena próxima al CNRI, llamada Sima-ye-Azadi, el rostro de la libertad (...). Pero yo, en este canal, veía algo más. Por ejemplo, cómo las presentadoras desprendían seriedad y seguridad en ellas mismas ; o cómo la presencia de mujeres en diversos ámbitos, sobre todo cuando están proscritos para  ellas en Irán, era posible desde la Resistencia. Esta cadena de televisión está prohibida. Sus espectadores son detenidos y a menudo hay redadas entre las familias. (...) Los simpatizantes de los muyahidines, sobre todo los jóvenes, consideraban como un deber primordial el sintonizar este canal. »

La intervención de Maryam Radjavi subraya el compromiso del CNRI con un Irán libre y democrático, a través de programas de promoción de la igualdad, la libertad y el respeto de los derechos humanos: sufragio Universal, abolición de la pena de muerte, separación entre Iglesia y Estado... Frente a un régimen misógino cuya visión es prácticamente idéntica a la de Daesh, el documental pone de manifiesto la importancia del liderazgo femenino, tal como afirma la sra. Radjavi: « reconocemos la igualdad total entre mujeres y hombres en las esferas política, social y jurídica, pero principalmente de la participación por igual de las mujeres en la dirección del país ».

Nos quitamos el sombrero ante el programa Sur les Docks de France Culture que nos permite descubrir aspectos a menudo ignorados de los iraníes y de su resistencia frente a los Ayatolás