El eurodistrito sacude la campaña electoral en Estrasburgo

Artículo publicado el 14 de Marzo de 2008
Revista publicada
Artículo publicado el 14 de Marzo de 2008
Elecciones municipales del 16 de marzo en Estrasburgo: ni local ni nacional. Aquí el debate es sobre todo europeo. Los candidatos muestran su visión de una ciudad impulsada como capital del Viejo continente.

En Estrasburgo, el Partido de los Trabajadores (de extrema izquierda) y su candidato Pascal Fischer, preconizan la “ruptura con la UE”. Sin embargo, cabe recordar otro sector del entramado político que clama en masa el eslogan “Estrasburgo, capital europea”. En plena campaña electoral, la alcaldesa en funciones Fabienne Keller, del Partido conservador francés (UMP), llega a la segunda vuelta en empate desfavorable frente a Roland Ries, del Partido socialista local. El debate municipal ha visto aparecer un invitado de peso y muy presente: Europa.

Convencer a los eurodiputados de no marcharse

Desde el pasado mes de marzo y la polémica sobre la venta provisional de sus edificios en la ciudad, el Parlamento europeo no echa de menos inmiscuirse en los mítines de los políticos locales. La institución de diputados europeos ha acusado, de hecho, al Ayuntamiento de la ciudad, de haber intentado estafar 29 millones de euros a raíz de una venta de inmuebles y de haber sobrevalorado de forma sistemática desde hace veinticinco años la renta que percibía por el alquiler de los despachos.

El Parlamento europeo de Estrasburgo permanece vacío el 80% de los días del mes; las autoridades locales quieren volver a llenarlo (Foto, Pizza de barr/Flickr)

Sin embargo, la posición local se muestra unánime acerca del lugar que ocupa el Parlamento dentro del paisaje de Estrasburgo. Mientras determinados eurodiputados son partidarios de reagrupar las actividades del Parlamento en Bruselas, los candidatos de Estrasburgo se niegan a imaginar tal escenario. Eso sí, aunque todo el mundo se pone de acuerdo sobre este punto, las posturas difieren en cuanto al método a seguir.

El gobierno local saliente espera atraer al Secretariado del Parlamento europeo a tierras de Alsacia: “En lugar de tener 20 ó 30 funcionarios a tiempo completo en Estrasburgo, haría falta tener unos 400”, estima Pascal Mangin, adjunto a la alcaldesa Fabienne Keller, y encargado de asuntos europeos. No descarta negociar tal transferencia con Luxemburgo.

Roland Ries, cabeza de lista del Partido socialista, propugna un plan más pragmático. Para él, consolidar la implantación de las instituciones debe ir en paralelo a la construcción de un Distrito europeo, un verdadero “territorio europeo”, económico e institucional alrededor de la ciudad con el fin de mantener su atractivo.

Eurodistrito: sus varias opciones

¿Eurodistrito? ¿Se trata de una concha vacía o proyecto de partenariado transfronterizo a largo plazo? Sobre esta cuestión, Robert Grossmann, colega de Fabienne Keller y presidente de la Comunidad urbana de Estrasburgo (CUS) y Roland Ries, han mostrado su desacuerdo durante estos últimos meses. Roland Ries desea implantar el Eurodistrito Estrasburgo-Kehl-Ofenburgo gracias “a su estatus fiscal y jurídico particular”. Para alcanzarlo, imagina la celebración anual de un Consejo municipal transfronterizo, “con el fin de seguir la lógica de la codecisión y no limitarse a una simple cooperación dentro de una región transfronteriza”.

Respuesta de Grossman: “Es pura demagogia”. Según él, dichos consejos son inimaginables para los municipios de la comarca del Ortenau: “Todos deseamos que nuestras propuestas sean aceptadas y compartidas con nuestros socios alemanes”, precisa al respecto el Presidente de la CUS. En cuanto a los Verdes, éstos consideran el Eurodistrito como un ejemplo de “construcción europea sin partir de su base y carente de ambición y de medios”.

Alta velocidad, transportes: punto de aislamiento

Accesibilidad a Estrasburgo desde ciudades como París o Bruselas: la cuestión es clave. Hablar de transportes en Estrasburgo es evocar al mismo tiempo el balance del tamdem Keller/Grossman, y su voluntad de reforzar el encanto europeo de la ciudad. Preocupada por deshacerse de una imagen trastocada por las polémicas recientes, el equipo de gobierno saliente no duda en destacar la nueva línea de tranvía y, sobre todo, la apertura de la línea de alta velocidad del este que reducirá el tiempo del trayecto entre Estrasburgo y Bruselas dando el rodeo por París.

Después del tren, el aeropuesto de Entzheim-Estrasburgo, cuyo número de pasajeros ha disminuido en los últimos años, está en primera línea. “Deseamos que los Estados francés y el alemán, dentro del marco del Eurodistrito, lleguen a acordar un estatus europeo al aeropuerto de Estrasburgo”, declaró Robert Grossmann. Chantal Cutajar, del centrista Modem, manifestó su deseo de que todos los actores implicados dentro del funcionamiento del aeropuerto colaboren estrechamente. Para ello, es necesario que el Eurodistricto siga dando que hablar.

Fotos: Une. Catedral de Estrasburgo (Photo, FR Antunes/Flickr); 1. El Parlamento europeo de Estrasburgo permanece vacío el 80% de los días del mes; las autoridades locales quieren volver a llenarlo (Foto, Pizza de barr/Flickr); 2. Inauguración de la línea de alta velocidad TGVEst (Foto, Marila Borges/Flickr); 3. El aeropuerto de Entzheim-Strasbourg es pequeño y no tiene vuelos de bajo coste (Foto, Ludovic Hirlimann/Flickr)