El Facebook que se come: los grupos ‘alimentarios’ y la crisis

Artículo publicado el 22 de Mayo de 2009
Artículo publicado el 22 de Mayo de 2009
Las medidas nutritivas de la más difundida red social frente a la crisis pensando en los bolsillos de los jóvenes

Estamos en crisis, y eso se sufre hasta en el paladar. Basta echar una ojeada en Facebook:

Proliferan grupos de fan de la sempiterna pasta con atún (entre los más sonados de Italia se encuentra el grupo ‘Nosotros los de la pasta con atún’, refugio de “aquellos que abren el frigo y nunca encuentran nada, de aquellos que están a mitad de semana y ya se han gastado 20 euros en Tele Pizza o similares”), del baratísimo panga(pescado criado en Vietnam y Tailandia y comercializado en Europa en forma de filetes congelados que, según sus detractores del grupo ‘Yo no como panga’, “no contiene un mayor aporte nutricional que el de un vaso de agua”), y de los ligerísimos (especialmente para el bolsillo) noodles, esto es, fideos chinos.

Pero los estudiantes no comen solo pasta

Hay quien se rebela, como esos tres justicieros de Mánchester, animadores del grupo ‘¡Más dinero para los estudiantes ya! Estamos hartos de comer noodles’, o quien se busca un tercera vía, como los londinenses de ‘Comida para estudiantes’, orgullosos de “comer a lo grande, y no solo tostadas y habichuelas”: incluso si están en números verdes, muchos son los que se resignan, a veces dejándose caer en la hipercalórica, bastante económica y –reconozcámoslo- consoladora Comida Basura. “Sigo comiendo incluso cuando ya no siento los labios”, confiesa Mark, del grupo inglés ‘Sal sobre las palomitas dulces’. Tampoco los franceses se andan con bromas: el grupo ‘Comida Basura’ cuenta con cien inscritos y se aventura en debates propios de café literario, entre crisis de identidad colectivas (¿baguette o Comida Basura?) e individuales, como la audaz France, la cual se confiesa ante los demás miembros del grupo: “Amo la comida basura de lujo. Una buena hamburguesa, un kebab bien hecho, una pizza de sabrosos ingredientes. ¿Soy quizás una esnob de la comida-basura?

Menos introspectivo, aunque decididamente onírico, es el tono de macro-grupos (500.000 aficionados, la mayoría ingleses) como ‘Peticiones para convencer a McDonald’s de aceptar pedidos a domicilio’: “Imaginad como sería el poder llegar a casa, tras una larga jornada, y poder tener una hamburguesa de McDonald’s recién hecha, en lugar de la rutinaria pizza reblandecida o las patatas fritas ya frías”. Para aguarles la fiesta a estos devotos de sensaciones fuertes y calóricas, está la populosa tribu de los seguidores a ultranza de lo bajo en calorías, en todo momento y en todo lugar, que van desde el yogur de leche a los superalcohólicos. Sin embargo, las tentaciones no faltan, desde el momento en que los hay quienes reivindican, como los miembros del grupo ‘Coalición por una hamburguesa de queso hipocalórica’, el derecho a la felicidad en versión dietética, y los hay que sueñan lo imposible, como los del grupo ‘Me gustaría que la Nutella no tuviera calorías’.

Receta de panga con pimiento para 4 personas:

Ingredientes:

-4 Filetes de panga

-2 pimientos rojos

-1 rama de apio

-1 Zanahoria

-1 Cebolla

-200 ml de vino blanco

-Aceite

-Perejil triturado

Preparación

-Asar los pimientos en el horno durante 20 minutos. Dejarlos enfriar, pelarlos y triturarlos junto medio vaso de aceite y un poquito de sal fina, hasta obtener un ligera salsa. Cocer la panga al vapor, metiendo en el agua la zanahoria, el apio, la cebolla y un vaso de vino. Tras la cocción, servir posteriormente con un poquito de salsa y esparcir el perejil triturado.