¿El fin del semental italiano?

Artículo publicado el 25 de Agosto de 2010
Artículo publicado el 25 de Agosto de 2010
Una encuesta realizada en agosto indica que el mito está desapareciendo, con los italianos cada vez “más feminizados”. Mientras nos decidimos, aparece una película que hace honor a nuestro héroe de acción favorito, Sylvester Stallone. Después de todo, los estereotipos sexuales europeos siguen presentes en la gran pantalla

Sylvester Stallone es el Itailan stallion (expresión usada por los ingleses que significa 'semental italiano') más famoso del cine, por su personaje de boxeador en las películas de Rocky. Aún así, el actor, cuyo padre era italiano, no podría haberse deshecho del apodo aunque no hubiese rodado la mítica saga:la palabra italiana stallone es en inglés stallion, es decir, 'semental'. El sobrenombre resurgió como el título de la película porno con la que Stallone inició su carrera en 1970, mientras que su compañero en Los Mercenarios, Arnold Schwarzenneger, representaba en ese mismo año el papel del dios griego Hércules.

Aunque eso sí, el apellido de Rocky, Balboa, era español. En nuestro idioma no se usa tanto lo de stallion, y es el término latin lover (con nuestro acento) engloba este concepto. En tierras europeas, la estrella del porno italiana más famosa, Rocco Siffredi, aspira al título nacional del Italian stallion. La expresión sí se traduce literalmente a otras lenguas europeas, como al polaco (włoski ogier).

Una bloggera inglesa habla sobre el esterotipo alemán en el blog de cafebabel.com en Berlín (en inglés, alemán y francés)

El semental italiano más conocido históricamente fue Giacomo Casanova, escritor del siglo XVIII famoso por sus artes de seducción. En el Reino Unido, un francés se está apoderando de las pantallas de cine tras el lanzamiento de Gainsbourg, el biopic del famoso cantante galo Serge. Una crítica del periódico británico The Telegraph lo describe como un sórdido encantador y un “Casanova disoluto”.

Pero tal vez es mejor cruzar la frontera belga para ver los músculos de Jean-Claude Van Damme, quien, por cierto, rechazó co-protagonizar la película dirigida y escrita por Stallone, Los Mercenarios. Por lo visto, consideraba que su papel en la cinta no era demasiado profundo...