El Flamenco Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

Artículo publicado el 25 de Noviembre de 2010
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 25 de Noviembre de 2010

Flamenco flamenco de carlos Saura

El flamenco ya forma parte de la Lista del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco. Todas las candidaturas presentadas por España han sido aceptadas y, además del flamenco, se suman a la lista: el canto de la Sibila de Mallorca (dramatización medieval de la Navidad con cantos gregorianos), los Castells (castillos humanos de Cataluña), el arte de cetrería y la dieta mediterránea.

Uno de los requisitos exigidos por la Unesco es que los elementos culturales candidatos estuviesen presentes en un amplio número de comunidades y regiones, condición que no supuso un problema para el flamenco, ya que cada vez es mayor el número de practicantes en sus diferentes variantes. Podemos encontrar academias y centros culturales que fomentan el flamenco en países como Japón o Sudáfrica, sitios con una cultura tan aparentemente distinta a la nuestra.

 El flamenco no es el único que viaja gracias a los artistas que lo llevan a dar la vuelta al mundo, sino que son muchos los que se acercan a nuestro país atraídos por el duende que lo hace famoso. Unos se conforman con asistir a un espectáculo (algunos de ellos, tipical spanish especializados en guiris algo descafeinados) otros, quieren vivirlo desde dentro y se quedan aquí durante años. Porque a veces no hace falta ir a academias, ya que en cualquier celebración o reunión familiar, en seguida se animan algunas personas bailando por bulerías o cantando unas alegrías de Cádiz.

Una música del presente

Ha sido el protagonista de una de las películas presentadas en el festival de cine europeo de Sevilla, Flamenco flamenco, de Carlos Saura, quien apuntó que no es sólo una cuestión del pasado, sino que se ha convertido en una música del presente y con una gran proyección de futuro. Y es que a pesar de conservar su esencia, es un arte que va avanzando con los tiempos y los nuevos intérpretes, a pesar de la oposición de los puristas del flamenco. Este arte se va enriqueciendo con elementos nuevos, ya ocurrió con los cantes de ida y vuelta en el siglo XX; palos del flamenco como el tango flamenco, la guajira, la milonga, la vidalita, la rumba o la colombiana, son el resultado de la influencia de los ritmos que traían los marineros españoles desde el otro mundo.

Bebo & Cigala - Se me olvidó que te olvidé

El futuro

Precisamente, el mestizaje ha tenido su parte de culpa para que, en los últimos años, el flamenco vuelva a interesar, llegando a un público más amplio y joven. Ritmos como el jazz, bossa nova, pop o salsa, se mezclan con el flamenco dándole un sabor especial, trabajos como el del cantaor Diego el Cigala con Bebo Valdés han tenido un éxito rotundo obteniendo numerosos premios. ¿Lo más actual? La fusión de flamenco y hip hop: cantantes andaluces como, Junior Míguez o Sergio Contreras, le ponen el puntillo flamenco a las tendencias urbanas de la música rítmica contemporánea. El flamenco está vivo, mejor aún, está creciendo.

Elena Urbina