El jefe de Estado galo en el salón de la agricultura

Artículo publicado el 25 de Marzo de 2008
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 25 de Marzo de 2008
Estamos empezando a acostumbrarnos a las brillantes intervenciones de Nicolas Sarkozy ; el insulto lanzado en el salón de la agricultura fue una de tantas otras. Sin embargo, la fería agrícula de la puerta de Versalles ha servido además para brindarle la ocasión de redefinir, según sus términos, la política agrícola común y la política agrícola de la Unión Europea en el seno de la OMC.
¿Qué opinarán de ello en Bruselas y nuestros vecinos europeos?

Imagina Flicker : http://www.flickr.com/photos/moonrhythm/1465208075/

Los pueblos galos

Aunque un presidente en constante pelea es impensable, el salón de la agricultura forma parte del folclore junto con Chirac acariciando las vacas y degustando exquisiteces. La edición de 2008 nos habrá recordado a un pescadero típico de los pueblos galos, para diversión de todos los presentes.

Nos equivocamos si tratamos de minimizar el impacto de dicha cita anual. La agricultura continúa siendo el sector más importante de la economía francesa, abarcando a una gran parte de la población y formando parte de la cultura del país. Todos los presidentes de la República han sido conscientes de ello y Sarkozy se ha prestado igualmente al difícil propósito de encandilar a la Francia rural. Para ello durante un discurso de casi una hora, ha abordado las más importantes preocupaciones de los agricultores. Y entre las más preocupantes para ellos se encontraba la política agrícola común.

Una política ofensiva

Con un tono fraternal aunque serio, Nicolas Sarkozy se convirtió en el defensor de una nueva política agrícola común más “ofensiva” lejos de “la postura puramente defensiva y conservadora propia de Francia”. Era muy difícil leer entre líneas. El presidente hace referencia al balance del estado de salud de la PAC elaborada por la Comisión. Un nuevo reparto de las ayudas acordadas a los Estados miembros será seguramente una de las grandes discusiones. Un factor de inquietud para los agricultores franceses : los grandes beneficiarios de la PAC estarán vigilados por sus vecinos. ¿Ha anunciado Nicolas Sarkozy disminuciones de las ayudas inevitables o ha impuesto sus condiciones a sus socios europeos? La pregunta permanece en el aire.

Preferencias comunitarias

Al mismo tiempo el presidente ha desenterrado el fantasma de las “preferencias comunitarias”. Esta política ha permitido a la agricultura europea desarrollarse en los primeros años de integración europea. Golpeando las tasas de los productos extracomunitarios e instaurando un sistema de ayuda mutua, este sistema proteccionista era imposible de mantener a raíz de la liberalización del comercio internacional. Nicolas Sarkozy al mismo tiempo ha afirmado su deseo de valorar su peso en el seno de las negociaciones de la OMC para evitar el dumping de los paises en vías de desarrollo y las presiones americanas.

Mercado de los huevos

Hace años el discurso de Mariann Fischer Boel, Comisaria de Medio Ambiente se felicitó del deseo del presidente de formar parte de la reforma de la PAC pero ha añadido que “ninguna forma de proteccionismo” será aceptable. Un parco entusiasmo caracteriza una vez más las relaciones entre París y Bruselas.

Lejos de proyectos y analistas, la UE debe acomodar su política comercial exterior a la necesidad de proteger a sus agricultores lo que recuerda a un mercado de huevos. Con la finura y discreación que habrá caracterizado el paso del presidente por la feria de la agricultura, ¿quién dudadía ni un instante que no fuese capaz de llevar a cabo tal misión?

Julien de Cruz

Alexandra feijoo carrera

Une autre traduction est disponible à www.nextstation0001.com