El letargo navideño y la cena con Merkozy

Artículo publicado el 10 de Enero de 2012
Artículo publicado el 10 de Enero de 2012
Los británicos pasaron el fin de año en una especie de "letargo", mientras que los alemanes están atravesando ahora "la fatiga del nuevo año". Al menos, los mensajes de año nuevo de los líderes franco-alemanes advertían de que este año las cosas no iban a mejorar mucho.

La mayoría de la gente ya está "de vuelta al trabajo y a los estudios", lo que ha llevado al periódico británico The Guardian a denominar a este periodo de vacaciones navideñas de diez días "the lull" (letargo). Este vocablo procede de una expresión que también existe en alemán, aunque en el contexto de “arrullar a alguien” para que se duerma ( (jemanden einlullen). Es posible que la lengua germana carezca de un término específico para designar la pereza de este receso navideño, pero los alemanes dicen estar en un periodo meteorológico de "calma": la expresión "eine Flaute haven" indica que están en un estado de "quietud". La expresión más cercana a la voz inglesa "lull" podría venir también del sentimiento alemán de "cansancio del nuevo año" ("Neujahrsmüdigkeit").

En cualquier caso, los germanos tenían la seguridad de poder precisar esto cuando remataban el año. Como ya viene siendo costumbre en Alemania, en Nochevieja se retransmitió el clásico Dinner For One, un sketch cómico inglés que, curiosamente, goza de más popularidad fuera de Gran Bretaña en el que dos cómicos ingleses, Freddie Frinton (criado) con su compañera May Warden (Miss Sophie), ponen en escena un servicio de cena con motivo de la celebración del 90º cumpleaños de la señora. El corto causó un gran revuelo en los medios por la parodía de las relaciones que mantienen los líderes políticos de Francia y Alemania, Nicolas Sarkozy y Angela Merkel, en la zona del euro. Las caras de los políticos aparecían en los cuerpos del mayordomo y de la "anciana anfitriona" que recibía a la mesa a dirigentes imaginarios de otros países europeos. Al día siguiente se cumplía el décimo aniversario del euro y los dos políticos aparecían públicamente en los medios, esta vez de verdad, para dirigirse a la población y advertirles de que, económicamente, 2012 sería un "año duro". O quizás deberíamos decir economí-calma-mente.

Vídeo (cc) OpenEyes911/ youtube