El número de 'sintechos' aumenta con la crisis

Artículo publicado el 29 de Abril de 2009
Artículo publicado el 29 de Abril de 2009
Déle algo, hágale el día feliz. Por favor. Déle algo, hágale el día feliz. Por favor. Cuatro monedas, una bufanda y ganas de vivir. Eso es lo que quizás tengo esta personaje en mente.
Todos luchamos cada día: levantarnos temprano, aguantar diez minutos más en cama, desayunar, salir corriendo, decidir si ir en tren o autobús, llegar allí donde cumplirás la inútil rutina (aquella de la que tanto nos quejamos), volver a casa y comer. Dormir, despertar, leer, salir y otra vez volver, pero volver. Entre tanto barullo en mi mente, digo: ¿dónde pensará volver esta mujer? Es difícil analizar una vida tan simple como es estar en la calle, o no, quizás sea mil veces más difícil que nuestro día a día, porque pensad: nosotros ya tenemos donde volver. Pero no pequemos de escépticos ni de sabelotodo, porque puede ser que mañana haya tres personas que no tengan adonde volver, porque la 'no crisis' española nos ataca a todos y entre ellos, puede ser que esté tu nombre. Texto:

Violeta Camacho

Foto:

Adrián de la Rosa