El orfanato

Artículo publicado el 4 de Noviembre de 2007
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 4 de Noviembre de 2007
Desde el 11 de octubre podemos disfrutar en los cines de Sevilla de la tan esperada ópera prima de Juan Antonio Bayona producida por Guillermo del Toro, El orfanato. Candidata a los Óscar en representación de España, esta película ha sido nombrada y renombrada durante los últimos meses (y no tan últimos).
Personalmente Belén Rueda no se encuentra ni de lejos entre mis actrices favoritas, pero a pesar de ello debo decir en su favor (y para tranquilidad de aquellos a los que tampoco les guste) que hace un papel increíble en la película, parece escrito para ella, aunque al principio uno crea que va a prepararle el desayuno a los Serrano (para quienes no residáis en España, “Los Serrano” es una serie de televisión sobre una familia donde Belén Rueda es la madre).

El_orfanato.jpg

Por ahora la película ha abierto el Festival de Sitges, aunque esperemos que pase por más de un festival europeo. La película da miedo, bastante miedo… uno se siente compañero de viaje del resto de las personas que ven la película junto a ti en la misma sala, cosa que, debo decir, nunca me había ocurrido. Un grito de alguien en una escena llega a levantar comentarios en la otra punta de la sala, risas respetuosas, como respuesta armoniosa a su miedo. Si os han dicho que la película no da sustos no lo creáis, sustos hay. Lo que sí es cierto es que ni mucho menos es lo más significativo de la película. Miedo sencillo, poético incluso, suave (y no por ello menos tenebroso) son sólo un par de pinceladas “desagradables”. La tierna mirada de Simón, como la de cualquier niño, es el hilo conductor de la historia, no lo pedáis de vista. Un pequeño consejo: leed Peter Pan antes de ver la película, muchos conoceréis la historia, pero el libro merece la lectura y los guiños de la cinta a la historia de Peter Pan ganan encanto si se ha leído.

Sara Domínguez Martín