El Papa Benedicto XVI se abre (un poco) al uso del condón

Artículo publicado el 23 de Noviembre de 2010
Artículo publicado el 23 de Noviembre de 2010
El pontífice no dice nada más, no lo recomienda contra el SIDA ni reconoce su efectividad, pero lo acepta en algunos casos... ¿Asistimos al deshielo de la jerarquía? ¿A un despertar vaticano frente a la realidad? ¿O a una fría concesión verbal desde las alturas? Llegan las diferentes reacciones de la prensa europea.

Le Monde (Francia): Gesto suave pero fundamental

El Papa Benedicto XVI ha dado un paso crucial hacia la realidad con su aprobación parcial del uso del condón; así lo ve el periódico liberal de izquierda Le Monde: "¿Admitirá el Papa algún día el uso del preservativo sin restricciones? Aún estamos lejos de ello, pero el primer movimiento de Benedicto XVI en esta dirección no podía pasar desapercibido. (…) Lo hace con prudencia, pero la realidad está allí: la máxima autoridad de la Iglesia católica ya no niega que el preservativo es uno de los medios para luchar contra el SIDA. El Papa no fomenta su uso, ni le atribuye las virtudes reconocidas por los especialistas de la pandemia. Simplemente afirma, en términos esquivos, que 'en ciertos casos (…) podría constituir un primer paso para abrir la vía hacia una sexualidad más humana'. (…) Ya era hora. Al persistir en el error, el Vaticano debilitaba aún más su influencia en el mundo." Artículo del 22/11/2010.

The Independent (Reino Unido): "La luz que ha encendido el papa..." Un alivio para muchos

La admisión parcial del uso del condón por parte del Papa Benedicto XVI comporta esperanzas para creyentes y voluntarios de ayuda al desarrollo; opinión de The Independent: "La luz que ha encendido el Papa sobre esta cuestión, manteniéndose al mismo tiempo fiel a las enseñanzas de la Iglesia, constituirá un alivio para muchos católicos de Occidente, preocupados por lo que consideraban una intransigencia de su Iglesia. También traerá esperanza a los voluntarios de la Iglesia Católica, particularmente en África, donde juegan un papel importante asistiendo a las víctimas del SIDA y atendiendo a niños huérfanos. Mientras que la Iglesia siempre había abogado por la castidad como la mejor forma de detener la expansión del VIH, y ése seguirá siendo su ideal; los voluntarios pragmáticos saben que es necesario empezar donde están las personas (y algunas de esas personas ignorarán el consejo de abstenerse de mantener relaciones sexuales arriesgadas). Allí es donde los condones pueden entrar en juego.". Artículo del 23/11/2010.

El rechazo del condón, dada su implicación en países empobrecidos y afectados por el SIDA, es una de las principales denuncias contra la Iglesia Católica

Der Standard (Austria): Ni reforma, ni valentía, ni cambio de rumbo

Las declaraciones del Papa Benedicto XVI acerca del uso del condón no deben interpretarse de ninguna manera como un cambio de rumbo, según el periódico Der Standard: "Si el Papa, como máximo representante de la Iglesia, realmente hubiera querido cumplir una función sociopolítica importante, se habría ocupado seriamente del tema del control de la natalidad. En ese caso, el Papa habría actuado también de manera inteligente políticamente (y en cuanto a poder). Habría incluido a la Iglesia Católica como una instancia activa en cuestiones sociopolíticas; una instancia independiente políticamente y sin propios intereses materiales. Pero el anuncio de Benedicto sobre el preservativo no presenta ni dicha sustancia ni una visión de futuro tal. De acuerdo con personas de dentro de la Iglesia, éste debe ser interpretado principalmente como un 'acto de altruismo y bondad'. Eso refuerza la impresión que ya se obtuvo del Papa en torno al escándalo sobre abusos sexuales: ahí, desde su posición elevada, alguien mira en el mejor de los casos mansamente de arriba a abajo a los pecadores terrenales. Si está de humor, ofrece una pizca de perdón, a veces incluso a los prostitutos. No hay ningún indicio de un cambio de rumbo de 180 grados." Artículo de 22/11/2010

El País (España): Sin más vigor no hay evolución

El periódico liberal de izquierda El País considera imposible deducir una nueva moral sexual de la Iglesia católica a partir de las declaraciones papales sobre el uso del preservativo: "La inmediata reacción vaticana para restaurar el orden frente a cualquier lectura aperturista de las palabras del Papa parece confirmar que la Iglesia sigue sosteniendo su anacronismo sexual y que mantiene el rechazo al control de la natalidad por métodos artificiales, profilácticos o anticonceptivos. Para que la jerarquía católica deje, efectivamente, de actuar de espaldas a los problemas de la sociedad y de caminar en sentido inverso al sentido común, las palabras de Benedicto XVI sobre el uso del condón tienen que salir del ámbito coloquial y empezar a formar parte de las recomendaciones de un credo sensible a los desafíos de su tiempo." Artículo del 23/11/2010.

Fotos: I said no (cc)emptysound/flickr; London Demo (cc)ruSSeLL hiGGs/flickr