El pianista Rafał Blechacz, el nuevo genio polaco

Artículo publicado el 18 de Noviembre de 2011
Artículo publicado el 18 de Noviembre de 2011
¿Es más fácil tocar obras de Chopin cuando se es polaco? ¿Es preferible tocar en un centro cultural o en el recién segado campo? Para saberlo, solo hace falta escuchar al joven pianista polaco de 26 años que ya es considerado un genio en Polonia.

12h58. Espero una llamada de Rafal Blechacz, nuevo prodigio de la música clásica. La carrera de un pianista de 26 años que viene de un pequeño pueblo, Naklo nad Notecia, ha cogido una velocidad superior después del Concurso Chopin en 2005. Durante la competición descalificó a todos los adversarios asiáticos, ganando así un abanico de premios. Ni siquiera la segunda plaza fue asignada. Espero un encuentro en París. El joven pianista y la Sinfónica de  Varsovia vienen a dar un concierto el 11 de noviembre, pero desgraciadamente he escuchado: “Díganos fecha y hora, Rafal Blechacz le llamará”. A las 13 horas respondo a una llamada. El teléfono suena.

Cafebabel.com: ¿Desde dónde llamas?

Rafał Blechacz: Desde casa. Acabo de llegar de Suiza. Mañana me voy a Alemania. Tengo solo un día para rehacer las maletas.

Cafebabel.com: ¿No te cansa llevar ese ritmo de vida ?

Rafał Blechacz: Lo que me cansa más es el avión. Por eso evito volar. Viajo en coche. Aparte de a Estados Unidos y a Japón.

Cafebabel.com: ¿Viajas solo?

Rafał Blechacz: Normalmente, con mi padre.

Cafebabel.com: ¿Y quién conduce?

Rafał Blechacz: Nos vamos cambiando.

Cafebabel.com: ¿ Vives con tus padres ?

Rafał Blechacz: Con mis padres y mi hermana pequeña. No hace mucho tiempo me compré una casa en el campo. Aquí no hay esos problemas con los vecinos. Puedo tocar tranquilamente. Cuando vivíamos en un HLM (habitation à loyer modéré) no podía tocar después de las 22 horas. Y a mi me encanta trabajar por la tarde y por la noche. Y mi familia prácticamente ya no me escucha

Cafebabel.com: ¿No tienes ganas de mudarte a un centro cultural más importante?

"Mój profesor mawiał: Bach jest jak Stary Testament, Beethoven jak Nowy Testament, a Chopin to Objawienie"Rafał Blechacz: Creo que sí. A lo mejor dentro de unos años viviré en uno de los centros europeos de la música. Los más importantes son: Berlín,París o Ámsterdam. Pero no pienso en mudarme a largo plazo. Evidentemente, vivir en un centro tan grande ofrece muchas posibilidades. Cuando estoy en una de estas grandes ciudades intento visitar un poco, ir a un museo, por ejemplo. La pintura desarrolla muchísimas cosas. Pero en mi vida cotidiana necesito tranquilidad.

Cafebabel.com: ¿Cuántas horas al día le dedicas a la música?

Rafał Blechacz: Cuando no doy concierto, unas 6 o 7 al día.

Cafebabel.com: Y el resto del día, ¿qué haces ?

Rafał Blechacz: He empezado mis estudios de Filosofía en la Universidad de Torun. En mi tiempo libre recupero todo lo que me he perdido. La filosofía de la música es lo que más me interesa.

Cafebabel.com: Además de la música clásica, ¿qué otro tipo de género escuchas?

Rafał Blechacz: Sinceramente, no escucho música. De vez en cuando, escucho algo en el coche o en la radio. Pero normalmente. Pero normalmente no tengo tiempo para eso. Ni ganas.

Cafebabel.com: ¿Qué has leído últimamente ?

Rafał Blechacz: Sobre todo, textos filosóficos. También he leído un libro de Paulo Coelho.

Cafebabel.com: Tocas desde la infancia. ¿Qué rasgos debe tener alguien que quiera ser pianista profesional?

Rafał Blechacz: Tiene que ser sistemático, organizado. Tiene que saber aprovechar su tiempo al máximo. Y debe tener todo bajo control. Es muy importante mantener el control en un programa cargado de conciertos

Cafebabel.com: ¿Cómo gestionar una pasión cuando se convierte en una profesión?

Rafał Blechacz: Hay un riesgo. El de caer en la rutina. Pero eso depende de la rutina. Cuando das 40 conciertos al año, es mucho. Al mismo tiempo, otro puede dar 100 y estar aún lleno de energía. Yo doy 40. El año pasado estuvo más cargado porque era el año Chopin.

Cafebabel.com:  ¿Es decir ?

Rafał Blechacz: 44 conciertos

Cafebabel.com: ¿Podemos hablar de identidad nacional en la música?

Rafał Blechacz: Sí, podemos. Es una pregunta que me hacen mucho los periodistas japoneses. Quieren saber si más fácil para mí tocar mazurkas de Chopin porque soy polaco. Por un lado, a lo mejor sí, porque conozco el folclore polaco. Por otro, siempre les doy nombres de artistas que no son de nacionalidad polaca. Sobre todo, hace falta tener intuición musical, conocer la época, la biografía del compositor para saber delimitar la identidad de la obra musical. Finalmente, la música es una lengua universal.

Cafebabel.com: Tengo la impresión que para tocar la música te inspirar sobre todo en música. ¿Por qué no en el mundo exterior?

Rafał Blechacz: Afortunadamente, no ha habido en mi vida un acontecimiento que me haya podido marcar, una tragedia…no siempre hay que pasar por las emociones para saber de qué habla la música.

Cafebabel.com: Si tu familia no te acompaña en la gira, ¿A quién te diriges en los momentos difíciles, en momento de crisis o de dudas?

Rafał Blechacz: La verdad que hasta ahora no he tenido problemas particulares. La agenda está tan cargada que no he tenido tiempo de reflexionar. Aquí estoy solo con mi instrumento. Y es la música la que me acompaña

Fotos: © Rafał Blechacz/www.blechacz.net