El pueblo polaco de Zurawlow es un ejemplo de antifracking

Artículo publicado el 26 de Octubre de 2014
Artículo publicado el 26 de Octubre de 2014

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Zurawlow da la bienvenida a los visitantes con dos señales dirigidas a empresas estadounidenses: "No queremos gas, Chevron" y "Ayer Chernobyl, hoy Chevron". El 3 de junio de 2013 los habitantes crearon "Occupy Chevron", oponiéndose fuertemente a la extracción de gas esquisto en su comunidad.

Los habitantes de Zurawlow bloquearon la intención de la empresa Chevron de comenzar a taladrar en 2012 al aplicar una ley polaca que prohibe cualquier tipo de actividad subterránea o aérea que afecte al hábitat de los pájaros durante la época de reproducción (comienza en marzo y dura varios meses). Desesperados por echar a la empresa del pueblo, también hicieron llegar varias quejas a las autoridades citando que los camiones de la compañía excedían el límite legal en carretera. Los opositores polacos están totalmente en contra de taladrar el subsuelo debido a las preocupaciones que existen de que sea dañino para el agua, la tierra y la salud de sus habitantes. Ya experimentaron varias posibles peligros del fracking durante los tests sísmicos preliminares de Chevron, cuando los explosivos contaminaron el agua, haciéndola no potable.

Fuera

Chevron ha conseguido el visto bueno gubernamental para buscar gas esquisto en Zurawlow a principios del 2012. Desde la implementación de la ley geológica y minera en Polonia, el gobierno puede nacionalizar la tierra que contenga depósitos de gas esquisto con fines industriales. Al final esta nueva ley lo que consigue es otorgar más poder a las empresas mientras que los ciudadanos se encuentran indefensos. Sin embargo, según los locales, esta autorización fue retirada en junio de 2012. Grazyna Bukowska, la portavoz oficial de la subsidiaria polaca de Chevron, subraya que la compañía "no tenía planes inmediatos para Zurawlow, aunque estamos abiertos a realizar proyectos en el futuro".

El 2 de junio Chevron volvió con guardias de seguridad y tomó posesión de una parcela de tierra concesionada para instalar una valla y comenzar a taladrar. Los locales comenzaron una protesta llamada Occupy Chevron, afirmando que la compañía no había recibido la aprobación para construir vallas en el lugar.

Según los locales, la concesión solo era válida hasta diciembre de 2013 y solamente para realizar tests sísmicos, especialmente teniendo en cuenta que la autorización de Chevron para buscar gas esquisto había sido cancelada en junio de 2012. Chevron asegura que tiene licencia para explorar el área.

En una carta al Primer Ministro polaco y el ministro medioambiental en la que exigían una mayor protección de los habitantes de Zurawlow, los habitantes del pueblo explicaron que el aire, el agua y la tierra se vería contaminada por el gas esquisto. Ya lo habían experimentado de primera mano con el test sísmico.

Cada vez menos explotaciones

Otras empresas, como las canadienses Talisman Energy Inc., Marathon Oil Company (MRO) y Exxon están desistiendo de su intención de conseguir gas esquisto de Polonia. En 2011 el departamento de información energética de Estados Unidos anunció que podría haber hasta 5.3 billones de metros cúbicos, es decir, gas como para 300 años, que podría conseguirse del área alrededor de Zurawlow a través del fracking, aunque otros estudios aseguran que las reservas son mucho menores y solo durarían entre 26 70 años. Este es un tema importante para el gobierno polaco, que no quiere depender de Rusia, quien actualmente suministra dos tercios del gas de Polonia, una de las tasas más altas de Europa.

 

'Gasland', el documental antifracking de Josh Fox, nominado al Oscar en 2010. 

Están surgiendo batallas similares en otros países. Francia fue el primer país europeo en crear medidas cautelares al fracking prohibiéndolo en 2011. Los manifestantes en Balcombe (al sur de Londres) en Reino Unido fueron arrestados, incluida la parlamentaria Caroline Lucas, por tomar parte en actividades antifracking. En 2012 Bulgaria adoptó una moratoria sobre el fracking y canceló inmediatamente los permisos de exploración concedidos a Chevron, citando pruebas insuficientes sobre la seguridad medioambiental de la práctica.

En Rumanía la población se ha manifestado repetidamente contra la decisión del gobierno de fomentar el fracking. En Costinesti, una de las regiones rumanas donde se ha concedido tierra, el 94% votó contra el fracking durante un referendum local. Durante el 2012 2013, más de 8.000 rumanos salieron a la calle en protesta. En abril de 2013 se realizaron reuniones antifracking y manifestaciones en muchas ciudades rumanas. Algunos manifestantes condenaron especialmente la falta de transparencia e información del gobierno en cuanto a los proyectos de exploración. Como señal de solidaridad, en mayo de 2013 Dobrich, una ciudad al norte de Bulgaria, también organizó manifestaciones contra el fracking en Rumanía, ya que este también afectaría a su país. El ejemplo de Zurawlow como oposición al fracking y sus técnicas de resistencia son un ejemplo positivo e inspirador para otros países, como Rumanía, que quieren salvar su comunidad, medioambiente y salud.