El rock europeo lleva pañales

Artículo publicado el 28 de Marzo de 2008
Artículo publicado el 28 de Marzo de 2008
Son jóvenes, famosos y, para muchos, insoportables. Arrasan con las listas de éxitos, no sólo en su país sino en toda Europa. Las bandas juveniles están de moda. ¿Es contagioso el fenómeno Tokio Hotel?

Los integrantes de las bandas son cada vez más jóvenes y sus fans apenas pueden alcanzarlos. Y es que ser más joven que Bill, el baterista de la banda alemana de punk-pop Killerpilze no es nada fácil. Este chico tiene nada más que 14 añitos. La banda, que debe su nombre a las setas gigantes que adornan una pizza, publicó su primer álbum en 2006 titulado "La invasión de las setas asesinas" (Die Invasion der Killerpilze). En 2007, lanzaron su segundo disco Mit Pauken und Raketen, y desde ya este trío punkero originario de Baviera se empieza a dar a conocer como sucesores de Tokio Hotel.

Tokio Hotel es una banda que canta en alemán y que consigue con su música poner a chillar a jóvenes en toda Europa. Para los fanáticos ingleses canta Bill Kaulitz en inglés, y para los franceses tiene preparado un je m’appelle Bill. Incluso en Nueva York sus seguidores tienen que ver a la banda de Magdeburgo en una sala de conciertos repleta.

Bill, Tom, Georg y Gustav ganaron con su vedoclip Spring nicht el premio Echo en la categoría Mejor vídeo nacional en Alemania. Los viejos resentimientos parece que se los ha llevado el viento: en el colegio francés Collège André Cotte en Saint Vallier sur Rhône, al sur de Lyon, los alumnos se quedan los viernes por la tarde voluntariamente después de las clases. "Los alumnos me preguntaron si podemos repasar las letras de Tokio Hotel. Así que no puedo dejar pasar tanto entusiasmo", nos comenta Muriel Kemence, profesora de alemán.

¿Qué es lo fascinante de Tokio Hotel? "Son jóvenes y son guapos", opina Sarah. "Sobre todo Bill”. Florian (de 14 años) dice que "es por su buena voz". Pierre-Louis (también de 14) cree que "Tokio Hotel es algo especial, porque en Francia no hay más música con letras en alemán". Tokio Hotel se hizo famoso en Francia a más tardar el 14 de julio de 2007. El presidente Nicolás Sarkozy invitó a los jóvenes a tocar en el día de la fiesta nacional bajo la torre Eiffel. Desde ese día, los más jóvenes prefieren aprender alemán antes que otra lengua y los responsables de los Institutos Goethe en todo el país galo hablan de una ola de inscripciones a los curos de alemán.

Pañales para el rock europeo

Sin embargo, Tokio Hotel no es la única banda que alcanza el éxito al otro lado de la frontera de su país. En Francia están de moda los "rockeros bebés" como Naast, Plastiscines y BB Brunes. Los Bedwetters (literalmente "meacolchones") de Estonia recibieron en Múnich en el mes de diciembre el MTV Music Award en la categoría Nuevo sonido de Europa: los integrantes de la banda tienen estre 17 y 20 años. El nombre de la banda, que hace alusión a la niñez, no es coincidencia, sino una estrategia de marketing inspirada en el fenómeno Tokio Hotel que ha triunfado en toda Europa.

De los países bálticos pasamos a Dinamarca: la banda Dúné fue nominada como la mejor del año 2008 por los Music Awards daneses. El "P3 Gold Award", el premio musical más importante de Dinamarca, se lo llevaron estos jóvenes –con una media de 20 años- en enero. Dúné se hizo, además, con el premio European Border Breaker Award (EBBA) 2008, que entrega cada año la Comisión Europea en la feria musical de Cannes MIDEM. El objetivo de este premio es ayudar a que bandas jóvenes traspasen sus propias fronteras.

Dúné en concierto (Foto: Gregers Tycho/ myspace Dúné)

Una banda sonora para madurar

¿Qué se esconde tras estos éxitos que ponen a flipar a los más pequeños en toda Europa? En la web de Killerpilze, la banda se promociona diciendo que sus fanáticos pueden identificarse con su música y sus letras. "Es la cercanía con los temas, la vida, con el proceso de madurar lo que nos hace tan auténticos.” Los tres Killerpilze de Dillingen no fueron reclutados en un casting, sino que se conocieron por si sólos en el colegio. Tocan juntos desde hace 5 años y participan en iniciativas como Kein Bock auf Nazis (“No queremos Nazis”) y crearon además la iniciativa Punk macht Schule (“El Punk hace colegios”) con la que recaudan fondos para construir escuelas en Etiopía.

Por otro lado, las letras de Tokio Hotel son escritas por profesionales y se adaptan a la perfección a las necesidades de sus seguidores: desde el amor y el suicidio, hasta el divorcio. Para resaltar del montón de bandas juveniles llevan las uñas pintadas, peinados tipo manga y los ojos maquillados de negro.

Tokio Hotel.

Orban estaría contento

Por ultimo, las bandas acaban de conquistar a su fans con sus webs escritas en varios idiomas. La de los Killerpilze es trilingüe, la de Dúné está también en alemán y la de Tokio Hotel cuenta con 9 diferentes banderitas, cada una representando a un idioma diferente, además de las webs especiales para los fanáticos de Canadá y EE UU. Patrik Majer, productor musical berlinés comenta en una entrevista con la revista online Deutschland Online Magazin una posible razón para el éxito de los grupos alemanes en el extranjero: "Son únicos gracias a sus letras que, sonando muy alemanas, se han orientado al rock estadounidense. Esto nos muestra que los artistas alemanes tienen un particular éxito en el extranjero".

Sin embargo, es probable que la verdadera razón de su éxito se deba a que las letras de las canciones llegan al alma de los jóvenes. Además, de un márketing muy inteligente. Los títulos van desde "Creo que te gusta el sexo delicado" (Killerpilze), hasta "Grita hasta que seas tú mismo" (Tokio Hotel). Ya sea el resultado de un gran proeza de mercadotécnia o la combinación de mucho trabajo y talento, lo cierto es que la industria de la música ha encontrado -tras la caída de la venta de CD- en las páginas de descargas y en las bolsas de intercambio, una nueva mina de oro. Y el que los potenciales clientes tengan que ser tan jóvenes, es algo que sobra mencionar.

Haz Clic para ver cómo los fans de Tokio Hotel le dan a las clases de alemán con karaoke y todo

Fotos:(© Markus Merz/Flickr); Killerpilze en concierto y cubierta de álbum de Tokio Hotel (© Universal Music Group); Bedwetters(© copyright 2008 Bebo); Dúné (Foto: Gregers Tycho/myspace Dúné); Bill de Tokio Hotel (© Jens Boldt/ Universal Music Group)