El sida avanza por Ucrania, pero las clínicas cierran

Artículo publicado el 22 de Julio de 2010
Artículo publicado el 22 de Julio de 2010
El virus se extiende a una velocidad terrorífica por Europa del Este. En Kiev, capital del país con mayor número de enfermos y que registra un 1,6% de la población portadora del virus del VIH, podría perderse uno de los principales centros terapéuticos el tratamiento de esta enfermedad para ser reemplazado por un hotel de lujo

Una epidemia de sida se está extendiendo en Europa del Este. Las Naciones Unidas (ONU) estiman que la cifra de infectados por VIH asciende a 1.500.000. Según un informe de Unicef, presentado al comienzo de la Conferencia Mundial del Sida, que tiene lugar en Viena del 18 al 23 de julio, la tasa de infecciones por VIH no aumenta en ningún otro lugar del mundo de manera tan drástica como en esta región. La situación más grave es la de Ucrania. Un 1,6% de los habitantes de este país entre los Cárpatos y Crimea está infectado con el virus, según datos de la Organización Mundial de la Salud. En comparación, en Alemania el porcentaje es de alrededor del 0,1%. Tan sólo en Odessa debe haber unas 150.000 personas infectadas con el virus.

ONGs como la Red Ucraniana de personas que viven con el VIH/sida le piden al gobierno que aborde el problema. Sin embargo, se hace bien poco. Incluso ahora podría perderse uno de los centros terapéuticos de sida más importantes del país. Unas 1.000 personas que viven con sida en Kiev reciben tratamiento en la conocida Clínica Lavra. El hospital cuenta con los mayores estándares de Ucrania en cuanto al tratamiento de pacientes con VIH.La clínica la inauguró en 2002 el entonces Secretario General de la ONU, Kofi Annan. Está cerca de los terrenos de un monasterio, el de las Cuevas de Kiev, que debería convertirse en hotel de lujo. “No hemos recibido ninguna explicación de la situación por parte del gobierno”, dice el portavoz de la Red Ucraniana de personas que viven con el VIH/sida, Dimitry Sherembey. Y añade: “Nos hemos enterado de que el edificio debería convertirse en un hotel VIP para invitados del monasterio”.

Durante la Conferencia Mundial del Sida 2010

Lee también Generación (es) sida en cafebabel.com

Un portavoz del primer ministro ucraniano, Mykola Azarow, confirmó la semana pasada que el gobierno planea “reformar” la clínica. Según afirmó, el Ministerio de la Salud estaría a la búsqueda de otro edificio.La semana pasada, personas infectadas con el VIH de Kiev, Odessa y Sebastopol se manifestaron contra los planes de cierre, bajo el eslogan “Vender el hospital sale caro”. Pacientes de la clínica Lavra se sentaron, como muestra de la protesta, sobre colchones, que ellos mismos dispusieron frente al edificio del gobierno de Kiev.

Entre los manifestantes se encuentran Katya y Maxim, ambos seropositivos y bajo tratamiento en la Clínica Lavra. “Si no recibo tratamiento contra el sida, perderé mi trabajo”, dice Katya. En su provincia no le podían ayudar, así que ella vino a Kiev. Muchas personas que viven con el VIH en Ucrania tienen que luchar contra el rechazo y la discriminación. “En las ciudades pequeñas es todavía peor”, aclara Maxim. “La gente rechaza el tratamiento y son fácilmente ignorados”.

La ignorancia y el desconocimiento son, junto con la prostitución y la drogadicción, razones para el aumento crítico de la tasa de sida en Ucrania. Por eso, la Sociedad Alemana para la Cooperación Técnica ha comenzado una campaña de información por todo el país. Entre otras acciones, concienciarán a la población de Kiev con pancartas publicitarias sobre el problema. No obstante, hasta ahora es dudoso si con esta campaña podrán llegar a la gente y sobre todo a los políticos. Una doctora de la Clínica Lavra afirmó la semana pasada lo siguiente ante los medios de comunicación ucranianos: “Tenemos gente de mucha influencia entre nuestros pacientes. Ellos hacen todo lo que pueden por ocultar su estatus”.

El autor del artículo, André Eichhofer, forma parte de la red de corresponsales n-ost.

Fotos: campaña contra el sida ©vergessen-ist-ansteckend.de; Annie Lennox ©IAS/Steve Forrest/Workers' Photos; Vídeo ©EUXTV/youtube