Elevada criminalidad: afuera los extranjeros

Artículo publicado el 25 de Abril de 2008
Artículo publicado el 25 de Abril de 2008
El populismo en las políticas alemana y francesa El domingo próximo habrá elecciones  de asambleístas federales en los landers alemanes de Hesse y Baja Sajonia. El Presidente de Hesse, Roland Koch de la CDU (Unión cristiana Democrática) ha centrado su campaña electoral en la criminalidad juvenil. En diciembre pasado un jubilado fue atacado por extranjeros en el metro muniqués.
Koch aprovechó este pretexto para exigir mayores condenas  para los criminales extranjeros de modo tal que los extranjeros puedan ser mucho más fácilmente expulsados si reiteran sus  crímenes.

Un amargo retroceso para el discurso de la integración

Por tal decisión Koch fue duramente criticado por el PSD (Partido Socialista Democrático) que le reprochó dividir a la sociedad y armar unos contra otros a  grupos sociales diferentes. El Presidente del PSD, Kurt Beck, exigió el esclarecimiento de esos crímenes y la organización de una cumbre sobre integración destinada a ofrecer mejores posibilidades de formación a los extranjeros. La idea de exigir condenas más duras ha sido igualmente criticada por los jueces, los abogados y los criminólogos. Estudios científicos habrían demostrado que las penas más severas no harían sino incrementar las tasas de reincidencia sin lograr  por otra parte el retroceso de la criminalidad. Según el criminólogo Wolfgang Heinz “La criminalidad tiene orígenes sociales” Algunas asociaciones de inmigrantes previnieron en una carta abierta a la Canciller Angela Merkel y a Koch, que la campaña electoral carecía de visión y constituía  “un amargo retroceso de las propuestas de integración tan importantes para toda la sociedad”

Koch el reincidentista

Sólo el CDU y Merkel apoyan a Koch y quieren discutir lo que denominan arresto preventivo, centros educativos y la aplicación del derecho penal de los adultos a partir de  los 18 años – en Alemania no se es totalmente responsable hasta los 21 años, pero solo cuando Koch solicitó penas más duras para los chicos de menos de 14 años, el CDU comenzó a tomar distancia. Su mensaje es nada de chicos presos. El Ministro presidente reaccionó por su  parte mencionando “la existencia de un pequeño grupo de niños de menos de catorce  años de agresiva criminalidad” Esta campaña de linchamiento en la lucha electoral no es nada nuevo para Koch. Ya en 1999 se había sublevado contra el proyecto del gobierno de  Schroeder de introducir la doble nacionalidad. El temor a ser invadidos por los extranjeros se fundó  en que no eran ni protestantes ni católicos y Koch ganó la elección-

“Chusma” y test de ADN en Francia

No solo en Alemania se hace política sobre los resentimientos que generan los extranjeros. En Francia también Nicolas Sarkozy era especialmente considerado cuando se desempeñaba como Ministro del Interior por su mano férrea y su adhesión a la “tolerancia cero” como lema de lucha contra la criminalidad. En los suburbios con altas tasas migratorias, Sarkozy los llamó “chusma” que habría que aniquilar. A causa de dicha declaración, muchos habitantes de los suburbios se sintieron insultados. Poco después  se sucedieron varias semanas de disturbios generados por la muerte de dos jóvenes en Clichy-sous-Bois. El Ministro del Interior, endureció en varios aspectos la ley inmigratoria, haciendo aún más difícil el reagrupamiento familiar de los inmigrantes.. En la última ley de Inmigración, esta vez bajo la presidencia de Sarkozy, se ha establecido la realización de tests de ADN para verificar los lazos de parentesco entre los hijos de inmigrantes y sus padres cuando no existan actas de nacimiento. Estos tests fueron duramente criticados porque se argumenta que criminalizan a priori a los inmigrantes.  Las mayores condenas no se aplican solo en Hesse, en Francia la ley sobre la reincidencia ha sido ya promulgada. Las cárceles francesas se hallan superpobladas y esta decisión empeorará aún más la situación.

El reproche que le hicieran a Koch de dividir la sociedad puede serle hecho igualmente a Sarkozy. No solo por las pruebas de ADN los extranjeros sirven de chivos emisarios. El Presidente francés ha ordenado a su Ministro de Inmigración y de Indentidad Nacional, Brice Hortefeux, mandar durante 2008 a 25 mil inmigrantes ilegales a las fronteras. Sarkozy ya es Presidente mientras que Koch, sabrá el domingo próximo si seguirá siendo Ministro presidente.

Lars Weber

Al español Susana Merino