Je suis Charlie también en Bruselas

Artículo publicado el 9 de Enero de 2015
Artículo publicado el 9 de Enero de 2015

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

En respuesta al atentado contra la revista francesa Charlie Hebdo el pasado 7 de enero, algunas concentraciones de personas han salido a la calle en señal de apoyo en numerosas ciudades de Francia y el extranjero. Nos centramos en las movilizaciones de Bruselas.

La sede de Charlie Hebdo en París ha sido el objetivo de un atentado particularmente grave este miércoles 7 de enero. Dos hombres encapuchados entraron en el edificio de la redacción hacia las 11:30 y abrieron fuego contra los periodistas y dibujantes presentes antes de emprender la huida. El atentado resultó en doce muertos, entre los que se encuentran los célebres ilustradores Charb, Cabou, Wolinski y Tignous; así como el economista y cronista Bernard Maris.

Ese mismo día se organizaron algunas concentraciones espontáneas en diversos lugares de Francia y el extranjero, apoyadas por las redes sociales mediante el hashtag #JeSuisCharlie. Los bruselenses han podido expresar su apoyo frente al Consulado general de Francia en Bruselas a las 18:00 y en la Plaza de Luxemburgo frente al Parlamento Europeo a las 18:30. El evento publicado en Facebook ese día por la tarde consiguió congregar a entre 1000 y 2000 personas según la policía.

A pesar de ser una gran multitud, el evento transcurrió en un silencio sobrecogedor. Los participantes agitaban lápices e ilustraciones de la revista. Una salva de aplausos rindió homenaje a las víctimas y a su trabajo, que se había visto amenazado muy a menudo.

A veces surgían algunas palabras evocando la libertad de expresión y la resistencia. Uno de los presentes considera que el éxito de esta agrupación espontánea demuestra la capacidad que tiene nuestra sociedad para organizarse y ser solidaria. Otro recordaba que ya no existe ninguna revista satírica en Bélgica desde hace 30 años, lo que para él es un signo de una libertad de expresión limitada en este país. Un violonista comenzó a tocar «le chant des partisans» («el canto de los partisanos» en francés) y algunos participantes le acompañaron entonando la canción.

También se unieron al evento algunas personalidades políticas. Michèle Rivasi, eurodiputada francesa vicepresidenta del grupo de los Verdes, se mostró muy emocionada: «Me dije que teníamos que hacer algo en cuanto me enteré de lo que había pasado. Por eso fuimos a comprar velas con mis asistentes».

En tal día de luto nacional para Francia la Comisión Europea alzó sus banderas a media asta y su personal se reunió a mediodía frente al edificio Berlaymont para guardar un minuto de silencio.

Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo, ha calificado lo sucedido como un «crimen intolerable, un duro golpe para todo el mundo», condenando firmemente la violencia en nombre de su institución. Ha hecho un llamamiento a no responder ante estos actos de violencia, sino a continuar defendiendo los valores de Europa. También tuvo lugar un minuto de silencio el 8 de enero a las 10:45 frente al Parlamento Europeo. A pesar de la lluvia, una gran multitud se unió a los diputados europeos y al personal de la institución.

Los eurodiputados franceses pertenecientes al grupo del PPE esperan que se celebre un debate en el Parlamento Europeo como continuación de este evento. Este podría tener lugar el lunes 12 de enero durante el pleno que se celebrará en Estrasburgo. Además, dichos diputados también reclaman una reunión extraordinaria del Consejo Europeo orientada a la lucha contra el terrorismo.