The Summer of Sangaïlé, gracia en estado puro

Artículo publicado el 28 de Julio de 2015
Artículo publicado el 28 de Julio de 2015

Va a ser una de las películas del verano 2015. Premio a la puesta en escena del Festival de Sundance, este largometraje lituano, que ya hemos visto en su preestreno, se estrenará el próximo 29 de julio en Francia con el título de Summer.   

Atlanté Kavaïté, directora lituana expatriada en Francia desde hace unos veinte años, nos muestra una película conmovedora sobre su país de origen; un relato que representa la belleza de sus paisajes en verano mediante una fotografía etérea y una escenografía rural que dan ganas de coger el próximo vuelo a Vilnius. Se trata de un largometraje que describe la obsesión de un pueblo por el cielo y la aviación; todo su imaginario se traduce en una película aérea en todos los sentidos, lo que refleja las ambiciones de ascensión del protagonista que trepa a los árboles y a las grúas, hasta llegar a los vestidos "flotantes" y livianos de las actrices. 

La historia trata, inicialmente, de Sangaïlé, una adolescente con problemas que pasa un verano en el campo con sus padres y que sueña con llegar a ser piloto aéreo. En una base aeronáutica, conoce a Auste, una chica que cambiará su vida, pero, para ello, tendrá que superar sus propios miedos; a sus sentimientos y a volar. Todo lo que le atrae parece ser lo que le causa mayor miedo. 

A continuación, hay que destacar la impecable interpretación de las actrices. Kavaïté reconoce haberlas elegido en parte por su simetría corporal, muy visible desde la primera escena, en la que se bañan en el lago. Cuerpos todavía adolescentes. Uno, más redondeado y otro, más delgado. Jelija Steponaityte, que encarna a Sangaïlé con un físico más propio del canon heroin chic, no es una actriz profesional, sino que fue descubierta gracias a un cortometraje en el que había actuado. Todo su magnetismo gira alrededor de sus cambios de visión: la visión que tiene la adolescente de la vida y la de la otra chica, que la ayudará a transformarse de oruga a mariposa. En cuanto a Aiste Dirziute, presta sus rasgos y su falsa apariencia de Romy Schneider al cariñoso y extrovertido personaje de Auste.

Al calificarla como "película LGBT", Kavaïté habla de los veinticinco años de luchas que le han precedido en Lituania, aunque en la película no menciona la orientación sexual de los personajes. Sí se adivina cuáles son los problemas de la protagonista, una adolescente aislada, para la que al final todo cobra sentido y, como en toda historia de amor, las palabras vienen más adelante. 

Desde CaféBabel, les deseamos que se conviertan en las nuevas glorias del cine europeo.