En 13 martes, ni te cases ni te embarques

Artículo publicado el 11 de Junio de 2008
Artículo publicado el 11 de Junio de 2008
Se aproxima un viernes trece. ¿Hay que tener miedo?

El próximo viernes, será trece. En España o Grecia, es el martes trece el que quita el sueño. ¿Cuántos europeos cambian sus hábitos cuando el calendario combina estas fechas malditas?

Muchos lo temen, pero poco saben su origen. El viernes trece es en  realidad la combinación de dos elementos: el día en el cual fue crucificado Jesús (viernes) y el número de comensales en la Última Cena (trece). La conjunción de estas dos supersticiones comienza con la caída de la Orden de los Templarios, cuyo arresto se produjo el viernes 13 de octubre de 1307. En el siglo XX son varias las confirmaciones de esta creencia, desde el viernes negro de Wall Street en el año 29 al desastre del Apolo XIII (¡lanzado a las 13:13!). Sin embargo, en Alemania, todo empezó en el año 1957, cuando un artículo del diario FAZ ironizó sobre la decisión de la familia Onasis de posponer la botadura de uno de sus grandes navíos por culpa de esta fecha (viernes 13). Esto hizo que entrara en el imaginario colectivo del país. La superstición llegó hasta Polonia: 'pechowa trzynastka', algo así como 'maldito trece'.

Una leyenda afirma que fue un martes trece cuando se produjo la confusión de lenguas de la Torre de Babel

La tradición judía también enumera la existencia de 13 espíritus malignos, así como la mitología nórdica. El 13 también es el capítulo del Apocalipsis bíblico que corresponde al anticristo y a la bestia.

Pero en Italia no es el 13 si no el 17 el número de la mala suerte. ¿Por qué? En la numerología napolitana el 13 corresponde a un Santo (San Antonio de Padua) pero el 17 se asocia… a la desgracia. Además, el 13 es el número de partidos que entran en la quiniela y por tanto, 'tener 13' quiere decir haber tenido un golpe de suerte. En cuanto al 17, el origen de esta superstición viene desde la antigua Roma. De hecho, en números romanos 17 se escribe XVII, con cuyas letras se puede formar la palabra ‘VIXI’, que en latín quiere decir ‘vivía’.

Esta superstición está muy extendida, por lo que Alitalia ha decidido que entre las filas de asientos de sus aviones no se encuentren ni la 13 (como en muchas otras compañías) ni la 17. Tiene mucha razón el presidente de Air France Jean-Cyril Spinetta, que ha fallado en su intento de adquirir la compañía italiana, al afirmar: “Para resolver la crisis de Alitalia se necesitaría un exorcista”.

En España o Grecia, por su parte, el trece también es también portador de la mala suerte, pero no el viernes, sino el martes. El nombre del segundo día de la semana deriva del dios greco-romano Marte, que tenía como atributos la muerte, la destrucción, la violencia y la sangre, ideas asociadas también a su planeta homónimo, conocido durante la Edad Media como ‘el pequeño maléfico’. De este día tachado en el calendario surgen expresiones como la española ‘en 13 martes, ni te cases ni te embarques’.

Algunos se toman esta combinación numérica mítica con ironía, como es el caso del dúo humorístico español Martes y Trece, a los que este nombre no trajo sino éxito.

Incluso dice también una leyenda, que fue un martes 13 el día en el que se produjo la confusión de lenguas en la Torre de Babel…

Vídeo de los humoristas españoles Martes y Trece: