En 2050, las infecciones bacterianas podrían matar a más europeos que el cáncer

Artículo publicado el 2 de Mayo de 2017
Artículo publicado el 2 de Mayo de 2017

El eurocomisario Vytenis Andrirukaitis protagoniza el #EUdialogues número 200 en Sevilla para conocer las sugerencias del público del sur en materia de Salud Pública, el cual aboga por una mayor integración entre los Estados Miembros para combatir la precariedad laboral de los sanitarios y mejorar la calidad de vida de los habitantes de la Unión

"La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades". Con estas palabras, el eurocomisario de Salud y Seguridad Alimentaria,Vytenis Andriukaitis, definía en el encuentro con ciudadanos de la Comisión Europea número 200 en Sevilla qué es la salud, una descripción que ahora mismo es una quimera en una Europa que sufre de precariedad laboral restando calidad de vida.

Vytenis Andriukaitis se ofende si se le califica como un burócrata pues no olvida sus raíces como lituano que estudió medicina en Rusia y fue perseguido por la KGB. Él asegura poner en el centro de su trabajo a las personas ya que para él, la medicina es "arte, ciencia y tratamiento" no solo una prestación de servicios.

¿Nos sentimos escuchados por la UE?

Con esta cuestión comenzó la semana pasada la intervención de Andriukaitis, una pregunta que se planteaba al público asistente a través de una votación telemática. El 61% respondió negativamente, un porcentaje que contrastaba ese mismo día con el 80% de apoyo por parte de los españoles a la Unión que anunciaba el eurobarómetro de ese viernes 28 de abril. 

"Efectivamente", reaccionaba Aytenis Andriukaitis, esa es la razón por la que la CE realiza estos diálogos con ciudadanos, una iniciativa que persigue conocer las peticiones de la población para configurar los próximos años hasta 2020 interactuando en vivo y virtualmente a través de #EUdialogues una vez que se ha publicado el Libro Blanco de Jean Claude Juncker

Andalucía puja por que la Agencia del Medicamento venga a Granada

Una de las dudas estrellas del encuentro fue preguntar al eurocomisario cuál será el destino de la Agencia Europea del Medicamento sita actualmente en Londres y que tendrá que trasladarse a un Estado Miembro tras el 'Brexit'. Sin poder desvelar absolutamente nada, Aytenis esbozó una sonrisa y admitió que es consciente de que "se trata de una tierra profundamente europeísta", de lo que inferimos que contamos con su simpatía. 

Optimización de recursos y más innovación

Recordemos que la Salud Pública es una materia compartida en la Unión Europea, es decir, en la que los Estados y la Unión intervienen en un ejercicio intraeuropeo de continua coordinación. Este hecho explica la complejidad de estándares de sanidad dependiendo del presupuesto de cada Estado y por lo que también la Comisión Europea consulta a su ciudadanía qué escenario de los cinco propuestos por el Libro Blanco del Presidente de la Comisión nos decantamos. 

De nuevo, el espíritu europeísta habla, el 66% de la sala se inclinó por el quinto, el que habla de mayor convergencia, más Europa, más cesión de soberanía y un mayor avance conjunto frente otras propuestas como la Europa de las dos velocidades. En este sentido, el eurocomisario apuntaba que el presupuesto de la UE es solo el 1% del PIB de la suma del Producto Nacional Bruto de los países miembros por lo que aprovechaba la ocasión para solicitar también esa ampliación en el budget de una Unión Europea que pide más recursos para una mayor integración. 

Mientras tanto, sin restar importancia a la inversión en investigación, facilitaba datos escalofriantes sobre las enfermedades que provocan más muertes en Europa, el 22% de las defunciones dentro de nuestras fronteras se producen por afecciones cardiovasculares y ya hay recursos públicos que pueden mejorar tales cifras como el ejercicio, la Educación Física en la escuela, la sana alimentación como la dieta mediterránea o la frecuente revisión en atención primaria. 

¿Quién cuida al cuidador?

Entre el público asistente se encontraba miembros del Sindicato Médico de Andalucía quienes denunciaron la explotación laboral a la que están sometidos como consecuencias de los recortes y las políticas de austeridad. El eurocomisario afirmó como médico cardiólogo que conoce esas condiciones y que en su cartera trabajan por mejorar cada día tal situación subrayando que las opciones son infinitas para los profesionales de la sanidad ya que se estima que se necesitan 4 millones de médicos y 13 millones de enfermeros en toda Europa.

Más de 28.000 personas mueren por infecciones al año en el mundo

En cuanto a la prolífera resistencia a los antibióticos, el eurocomisario marcó como prioritaria esa línea de trabajo entre los Estados Miembros pues algunos estudios apuntan que en 2050 el porcentaje de muertes por infección no controlada podría superar al de los fallecimientos por cáncer. 

Movimientos antivacunas

El método científico prueba que más del 95% de los resultados de la vacunación ponen de manifiesto el éxito de su aplicación y es la única vía que Andriukaitis estima factible a día de hoy. "Me preocupa la Salud Pública y por eso me vacuno, creo que es el mejor gesto de solidaridad que puede hacer un ciudadano en el terreno de la sanidad".