En Grecia, las fábulas hay que contarlas granada en mano

Artículo publicado el 21 de Septiembre de 2010
Artículo publicado el 21 de Septiembre de 2010
Hace nada, Grecia estaba en el punto de mira por la crisis financiera. En todo el planeta, se ha consolidado la similitud entre el país heleno y la cigarra de la fábula de Esopo; esa que, durante el verano, ociosa, reía y cantaba burlándose de la hormiga que trabajaba y trabajaba.
Sin embargo, «con la llegada del invierno», la cigarra, hambrienta y sin nada que llevarse a la boca, pedía ayuda a la hormiga de la que tanto se había estado mofando. ¿En qué terminará la historia?

Aunque resulte irónico, hay dos desenlaces posibles para esta fábula. En el primero, final feliz: la cigarra y la hormiga pasan el invierno juntas. En el segundo, más trágico, la hormiga no ayuda a la cigarra y deja que se muera.

Provenant d'un mythe d'Esope, elle fut plus connue sous la plume de Jean de La Fontaine

Imaginen por un momento la siguiente escena. Llega el invierno y la cigarra, a quien Grecia encarna con maestría, llama a la puerta de la hormiga, interpretada por Europa, en busca de auxilio. Después de darle vueltas y más vueltas, finalmente decide darle cobijo. "¡Viva!", pensarán… Pero ¿y si se enterasen de que, durante el verano, la cigarra estuvo obligada a darle uvas a la hormiga a cambio de su hospitalidad? Vaya, vaya, vaya… Parece que ya no lo tenemos tan claro, ¿eh? En definitiva, podemos ver que esta fábula describe a la perfección la relación que mantiene Grecia con los países miembros más influyentes de la UE, a saber: Francia y Alemania. Y las uvas representan nada más y nada menos que armamento.

Según Cohn-Bendit, «es una asquerosidad»

El pasado 4 de mayo, Daniel Cohn-Bendit, co-presidente del grupo los Verdes/ALE en el Parlamento Europeo, declaraba al respecto que "uno de los mayores problemas de Grecia reside en el presupuesto que destina a armamento. Y es que cerca del 4,3% del PIB griego pertenece a este sector". Asimismo, añadió "¿por qué hacemos que los griegos sigan comprando armas? Sencillo. Si estos compran menos armas, franceses y alemanes temen que también los turcos hagan lo mismo. Podemos hablar de hipocresía e incluso decir que es una asquerosidad".

los gastos militares de Grecia son, en relación al PIB, los más elevados de la UE

Además, las cifras hablan por sí solas. De acuerdo con el informe anual del Instituto internacional de investigación sobre la paz de Estocolmo (SIPRI), los gastos militares de Grecia, que ascienden a seis mil millones de euros, son, en relación al PIB, los más elevados de la UE en 2010. Así, el 2,8% del PIB griego se destina al sector de la defensa frente al 1,7% de media del resto de países europeos miembros de la OTAN. Por lo que respecta a las tropas, el ejército de tierra griego cuenta con 100 000 efectivos, 18 800 componen la infantería de marina y 26 800 conforman el contingente de la fuerza aérea. Esto supone el 2,9% de la población activa griega mientras que las fuerzas armadas del resto de países de la OTAN (sólo) están integradas por el 1,7%.

Por un euro, ¿cuántos revólveres?

Según el informe emitido por SIPRI, el Gobierno griego adquiere la mayoría de su armamento a través de Estados Unidos, Francia y Alemania. En 2003, el 67% del presupuesto de las fuerzas armadas griegas terminó en manos estadounidenses frente al escaso 11% del pastel que se llevó el binomio franco-alemán. No obstante, las tornas han cambiado. Parece ser que el país heleno recurre cada vez más al viejo continente. De hecho, desde que Grecia entrara a formar parte de la eurozona, el 31% de sus gastos militares engrosan las arcas alemanas y el 24%, las francesas.

Pero ¿cómo interpretan estas cifras cuando de todos es bien sabido que Grecia está hundida en la miseria? La voz mediática del país, con el pretexto de que la amenaza de Turquía se cierne permanentemente sobre el pueblo heleno, arguye que el presupuesto militar es intocable. Resulta interesante mencionar aquí la hipocresía a la que hacía referencia Cohn-Bendit. Pues, a pesar de los extraordinarios préstamos que el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo (BCE) y la UE han puesto a disposición de Grecia, debemos preguntarnos si los cimientos de una comunidad pacífica deberían descansar en una solidaridad armada entre sus Estados miembros… O si, más bien, somos los auténticos protagonistas de una fábula cuya moraleja, a golpe de misil y fusil, es mucho menos lúdica que la de Esopo.

Fotos : Une, (cc) Dramatic/Flickr ; La cigarra y la hormiga (cc) EmilyValenza/Flickr