En los próximos años el calentamiento global puede alcanzar 3 grados

Artículo publicado el 1 de Diciembre de 2008
Artículo publicado el 1 de Diciembre de 2008
De 400 partículas por millón a 500 muy pronto. Los expertos europeos ya no creen poder mantener el recalentamiento global en 2 grados. Los planes de Durão Barroso quedan desfasados en plena conferencia de Poznan sobre el clima

no estoy seguro de que se mantenga el calentamiento global por debajo de los 2 grados

“Desde un punto de vista político, hay que ponerse de acuerdo para reducir las emisiones de CO2 en un 50%, y aun así no estoy seguro de que se mantenga el calentamiento global por debajo de los 2 grados.” Lo afirma Franz Fischler, azote de franceses, portugueses y españoles cuando era comisario europeo de pesca en tiempos de Romano Prodi y se encargaba de limitar las cuotas pesqueras de estos países. Ahora se ha pasado a la lucha ecológica de lleno y dirige el Foro Ecosocial, una organización convencida de la viabilidad de la economía de mercado ecosocial.

(Comisión Europea)Este punto de vista preocupante lo comparte también Hans Joachim Schellnhuber, director del Instituto de Potsdam contra el Cambio Climático (PIK): “En los próximos 15 años puede haber un pico de partículas de CO2 por millón que eleve la temperatura del planeta hasta 3 grados por encima de la media histórica”. En efecto, hoy estamos entre 430 y 450 partículas por millón, y en los próximos años alcanzaremos las 500, según Lord Nicholas Stern, de la London School of Economics (LSE), y quien añade que “si reducimos de 50% las emisiones hay posibilidades de volver a sólo 2,2 grados de calentamiento”.

Economía y ecología son caballos ganadores

Esto hace pensar que el reciente y valiente plan de la Comisión europea de Durão Barroso -que países como Italia y Polonia quieren retrasar- queda desfasado. Este plan para reducir de aquí a 2020 las emisiones de CO2 de un 20% y usar energías renovables por valor del 20% del total se enfrenta a resistencias en muchos países y todas de naturaleza económica. Ante la disyuntiva de dar prioridad a la ecología o la economía, Schellnhuber considera que “la justicia exige que la ecología prime”; otros expertos se preguntan que si ha habido toneladas de dinero para “salvar el capitalismo” y sus bancos porqué no lo habría para salvar el planeta. En cambio, Stern, de la LSE, insiste en que “economía y ecología no son dos caballos compitiendo en una misma carrera, ya que si pensáramos así, Europa perdería la carrera en competitividad contra los Estados Unidos y Japón por una vez que estamos por delante”.

(dmytrok / flickr)¿Confiar en Don Quijote o en los Estados Unidos, Italia o Polonia?

“Es cierto que Europa nunca hubiera elegido a Bush, pero Europa tampoco hubiera elegido a Obama, y éste acaba de prometer una reducción del 80% de las emisiones de CO2 de aquí a 2050”, matiza Stern con respecto a la negativa de Bush de tomar medidas contra el cambio climático. Hoy por hoy, Son Italia, Alemania y Polonia –los tres gobernados por conservadores-, quienes quieren retrasar la entrada en vigor del plan europeo. El propio Berlusconi acaba de tildar el plan europeo de “quijotesco en plena crisis”. Durão Barroso ha amenzado con imponer sanciones a los países que no cumplan los objetivos. En cambio, Vittorio Prodi, europarlamentario liberal y hermano del ex Presidente Romano Prodi, defiende otros métodos: “Lo que hay que decir a polacos e italianos es que ahora, con la crisis, apostar por el plan anti cambio climático es sinónimo de ahorro y de control de los precios. La crisis hace que las renovables sean más baratas en términos absolutos. Además, el dinero de las subastas de derechos de emisión de CO2 quedaría en manos públicas con la obligación de invertirlos en investigación y desarrollo medioambiental”.

Mercado mundial del CO2

Dentro de un año exacto, finales de 2009, Copenhague acogerá una conferencia mundial para salvar el Planeta. Sociedad civil y gobernantes tienen puestas muchas esperanzas en la cita. En ella se pretende crear un mercado mundial del CO2, puesto que la apuesta es vencer el reto climático y el de la pobreza mediante el comercio mundial. “Si de aquí a 2050 damos a cada individuo del globo el mismo derecho de emisión de CO2 podríamos sacar a África de la pobreza”, asegura el experto Attmar Edenhoffer en los salones del parlamento europeo, quien sostiene que si “convencemos a Europa, Estados Unidos y Japón la cosa irá por buen camino”. “Incluso hemos propuesto a Durão Barroso la creación de un sistema de subastas mundiales”, remata Schellnhuber. Si Copenhague acaba en éxito, se crearían unas instituciones que arbitraran este mercado mundial del CO2. “Qué pena que la presente macroconferencia de la ONU en Poznan llegue con Bush aún a la cabeza de los EEUU y Obama sin poder actuar con libertad”, remata el embajador de los Estados de la UE en Estados Unidos, Fernando Valenzuela.