¿En qué lugar de Europa se respira mejor?

Artículo publicado el 20 de Enero de 2017
Artículo publicado el 20 de Enero de 2017

Desde hace unas semanas, los niveles de contaminación en Polonia superan todos los récord posibles. Pero, no es un caso aislado. El resto del continente no lo lleva nada mejor. Respirad hondo y comprobadlo con nuestros mapas interactivos.

Desde hace unas semanas, con pequeños intervalos, Polonia se ha visto envuelta en una niebla tóxica. El nivel de polución de aire en algunas ciudades traspasa de largo los límites. Las ciudades ofrecen transporte público gratis, publican advertencias, aconsejan no salir de casa y no realizar actividad física alguna, especialmente en caso de niños y personas mayores. Las medidas internas no ayudan a mejorar. Algunos activistas llaman a tomar soluciones más sistemáticas: cambiar las instalaciones de calefacción anticuadas, multar a quienes fumen (sea lo que sea), limitar la circulación de coches…

El problema no es nuevo. Hace ya unos años que el tema de la niebla tóxica está presente en Polonia. Sin embargo, ha sido la última crisis la que ha hecho saltar las alarmas. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de las 50 ciudades más contaminadas de Europa, 33 están en Polonia. Y este asunto atañe a todo el Viejo Continente: cada año, 467.000 personas mueren de forma prematura por causas relacionadas. 

¿Qué exactamente lo que nos envenena? La primera causa de mortalidad proviene de las partículas de polvo suspendidas: partículas con un diámetro diez veces más pequeño que el de un pelo humano. Se distinguen dos grupos de partícula: PM 10 y PM 2,5 (con diámetros correspondientes a 10 y a 2,5 micrómetros, equivalente a una milésima de milímetro). He aquí dos mapas que muestran la concentración media del polvo anual a la que toca cada habitante de Europa. 

PM 10

Fuente: Eurostat

Las partículas con un diámetro menor a 10 micrómetros son el mejor indicador de contaminación del aire. Son ellas las culpables de enfermedades de respiratorias y circulatorias. Empeoran el asma y producen cáncer. Son especialmente peligrosas para niños y personas mayores. Su existencia, por mínima que sea, es ya de por sí peligrosa. El límite orientativo para la exposición media por año, establecido por la OMS, es de 20 µg/m3 (micrómetros por metro cúbico). Los países con color verde no traspasan este límite, a diferencia de los países marcados en rojo. Entre ellos, se encuentran los países escandinavos, como era de esperar. Aunque para transgresora Polonia, sólo por debajo de Bulgaria. Al final de la cola están también Rumanía e Italia.

PM 2.5

Fuente: Eurostat

La partículas con un diámetro inferior a 2,5 micrómetros actúan de la misma manera que las PM 10, sólo que son aún peores. Son tan pequeñas que llegan, sin problema, desde los pulmones a la sangre. Por eso, en su caso, el límite establecido por la OMS es más baja: de 10 µg/m3. Por poco toda Europa traspasa esta norma. La palma se la llevan Bulgaria y Polonia, seguidas de los países de la Europa Central e Italia. Los países que se apañan bastante bien son Irlanda y Portugal y – como siempre – los vecinos escanvinavos.