En un mundo mejor: la visión danesa de problemas universales

Artículo publicado el 3 de Marzo de 2011
Artículo publicado el 3 de Marzo de 2011
La película Hævnen de Susanne Bier narra una historia sobre sangre, sed y justicia y nos presenta la cruda realidad de la vida. Pero, ¿cómo una película sobre temas tan oscuros puede ser creada en Dinamarca, el país con la población más feliz del planeta?

El tratamiento que de sentimientos humanos básicos como el amor, el odio o la venganza realiza Susanne Bier la ha convertido no solo en una de las directoras más conocidas de Dinamarca, sino también una de sus principales figuras del arte cinematográfico. Sus películas introducen sentimientos humanos básicos como el amor, el odio o la venganza expresados de una manera sencilla a la par que atractiva, lo que la ha llevado a disfrutar de una merecida fama más allá de la frontera danesa. Sirva como ejemplo el remake que el director irlandés Jim Sheridan hizo de Hermanos (Brødre, 2004) de la mano del trío Portman-Gyllenhall-Maguire. Sin embargo, no es esta la primera vez que los trabajos de esta directora judía atraen a la Academia de Cine estadounidense. Bier fue nominada al Oscar en la misma categoría (Mejor película de habla no inglesa) por Después de la boda (Efter Brylluppet, 2006).

La Venganza: el maltrato y la amenaza

Sin embargo, ha sido Hævnen, una producción sueco-danesa cuyo título en danés, Venganza, es más apropiado, la que le ha permitido ganar la estatuilla. Dos familias conforman la historia. Anton (Mikael Persbrandt) vive entre los paisajes idílicos de la campiña danesa y un campo de refugiados en Darfur (Sudán).

La situación de confrontación que vive este doctor entre la muerte y la crueldad del ser humano es profundamente perturbadora en Darfur. Su lucha contra los líderes de un clan criminal le distrae de la realidad que su hijo Elias (Markus Rygaard) está viviendo: una batalla perdida contra compañeros de clase que lo maltratan. Cuando Christian (William Jøhnk Nielsen), miembro de la otra familia, va al rescate de Elias, los dos chicos entablan una amistad creada por la desesperación y la soledad.

La relación entre estos dos niños constituye el núcleo de la historia. Juntos, estos adolescentes de 12 años buscan la forma de afrontar sus difíciles vidas, que transcurren entre compañeros maltratadores y los deseos de Cristian de vengar la muerte de su madre de cáncer. El estilo de esta directora nacida en Copenhague se aleja del cine clásico danés que, a menudo, se caracteriza por ser más retorcido y cómico, sin contar con los complicados e inquietantes trabajos de sus paisanos Lars von Trier y Thomas Vinterberg (del movimiento Dogma 95). 

Una nación más humana que feliz

La incertidumbre entre lo que sabemos que es lo correcto y lo que nuestro corazón nos dice que es lo correcto forma parte de la condición permanente de la vida de todo ser humano. Todas las personas civilizadas se enfrentarán en algún momento dado a esta dualidad; la diferencia reside en cómo lidiamos con ella. ¿Olvidamos nuestros principios y seguimos nuestros instintos acarreando las funestas consecuencias o nos resignamos y aceptamos las circunstancias de la vida?

Todos sabemos cuál es la respuesta correcta al igual que sabemos qué es lo correcto que debe hacerse en cada situación. Los daneses somos los más felices de la tierra y nos orgullecemos de nuestra sociedad civilizada y bien estructurada. Por eso, es incluso más inquietante contemplar una historia de venganza y lucha por la justicia de una manera tan violenta teniendo como telón de fondo el idílico y sosegado paisaje danés (uno de los escenarios donde se desarrolla la película es Fionia, la tercera isla más grande de Dinamarca). La crueldad, tan horrenda como en Darfur, también puede acampar por estos lugares. ¿Es la sociedad danesa el ideal de vida civilizada? ¿O es únicamente una fina e insuficiente máscara para ocultar el comportamiento animal, la verdadera naturaleza humana?

La respuesta que se nos da en la película es inquietante. Nos hace pensar a todos, no solo a los daneses, en cómo afrontamos las tragedias que ocurren en la vida. ¿Harías lo correcto o elegirías la opción más justa frente a injusticias intolerables?

Haevnen (En un Mundo Mejor) se estrenó en Reino Unido (13 Marzo), Francia (16 Marzo), Alemania (17 Marzo) y Grecia  (24 Marzo)