Encuentro con Michel Warschawski - Pierre Dumoulin

Artículo publicado el 31 de Agosto de 2007
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 31 de Agosto de 2007
Miércoles, 18 de julio de 2007 (...) Esta mañana, 15 de julio, vamos a encontrarnos con Michel Warschawski. Vamos a visitar una asociación israeli anti-imperialista...Michel llega y nos dice que creó esta asociación, el Centro de Información Alternativas (AIC). Michel es un militante israelí que lucha por el derecho y la justicia. Sí, esto existe.
Michel nos habla de la situación política en Israel.

Ahora, los periódicos e Internet nos hablan de la posibilidad de una guerra este verano, contra el Líbano… con el fin de incitar a Israel a atacar y a vengarse del fiasco de la guerra en Líbano, el año pasado… La voluntad de ganar más fuerza de persuasión y de hacer reinar el orden.

La administración Bush está al acecho de una guerra permanentemente contra una amenaza (no se trata de un enemigo sino de una amenaza…)…Esta amenaza no es el terrorismo (a menudo se hace la confusión entre amenaza, terrorismo e Islam). Bush y sus amigos tienen una visión bipolar del mundo: por una parte, la civilización judeo-cristiana; por otro lado, los que califican de Bárbaros...

El muro es, justamente, el símbolo del dicho choque de civilizaciones…Al este del muro, no sólo está Palestina sino también Siria, Iraq, Afghanistan...Y al oeste, están Israel, los EEUU, la UE. Este muro es, desde luego, un muro global que se inscribe en la estrategia del choque de civilizaciones...así como la guerra de Líbano el año pasado...La guerra fue un fiasco: los conservadores e Israel quieren una revancha.

Michel es moderado en cuanto a la probabilidad de una guerra este verano…En efecto, la sociedad y el ejército israelíes están en una situación de debilidad para conducir una guerra...El año pasado, la guerra fue desproporcionada. Sin embargo, el ejercito israelí fracasó. La sociedad israelí quiere hacer la guerra, pero cuando tienen que pagar un precio por ello, sólo quedan algunos partidarios... La sociedad israelí impone límites al estado en esta guerra global. El año pasado, la crisis y la guerra en el norte del país condujeron a los israelíes del norte a dejar sus casas. La sociedad tuvo que pagar un precio... Israel no lo esperaba... Israel no sabía que el Líbano replicaría, aunque los servicios de inteligencia sabían, pero nada concluyeron... Esto es típico del pensamiento colonial: no piensan que el otro va a replicar, incluso no piensan en el otro, no hacen del otro un sujeto, no le reconocen.

En la historia, todos los imperialistas conocieron sorpresas… Por ejemplo, la primera y segunda Intifada fueron sorpresas para los israelíes. La guerra de Argelia fue una sorpresa para los imperialistas franceses... Michel, elocuente, sigue... Estos últimos veinte años, observamos un fenómeno de privatización y de individualización de la sociedad. Y eso constituye un problema para Israel porque crea una desnacionalización y la voluntad de los israelíes de ser “normales”...

En algunos check-points, la privatización ya ha empezado y firmas privadas de seguridad trabajan con la policía… Esta privatización significa la dimisión del Estado frente a sus responsabilidades…Con el neo-liberalismo, el Estado desaparece...

Michel se para, nos mira y nos dice : « ¿No habéis notado nada? » La palabra « palestino » casi no aparece en sus explicaciones de la situación política en Israel…La cuestión palestina esta relegada al segundo plano en la sociedad israelí. La taxa de crecimiento es una de las más altas del mundo. La sociedad se enriquece, pero cuenta cada vez con más pobres.

Michel habla de nuevo de la privatización… El interés colectivo se convierte en interés privado. El factor social que se sustituye al Estado es la mafia. Ya no existe el Estado. La mafia llena el vacío. Por ejemplo, durante la guerra de Líbano, Arkadi, un mafioso, se encargó de los servicios de autobús, de las viviendas de las familias israelíes, de los niños de Sderot. La privatización se convierte en mafiatización. Los estudiantes israelíes piden becas, se manifiestan y llaman a Arkadi. Arkadi subvenciona también un centro de desintoxicación con unos 10 millones de euros), sacó a flote el club de football racista Betar Jerusalén…Es el padrino de todos.

Arkadi incluso anunció que crearía un partido político. Sería el alcalde de Jerusalén y así podría ser el líder del pueblo judío a través de todo el mundo. Todos los partidos se someten a él. El gobierno y el Estado nada significan: se da la centralidad a la gran mafia. Michel sigue hablando de la guerra del año pasado. El mundo económico está desconectado de lo político: habríamos podido esperar una caída de la bolsa cuando apareció el informe sobre el fiasco de la guerra del Líbano, pero nada de eso.

Michel habla de nuevo de Palestina: los medios de comunicación y la sociedad israelí no se interesan por la cuestión palestina. Ahora, la ocupacion es menos sanguinaria pero sigue siendo muy violenta. El espacio palestino está atomizado: un nuevo mapa aparece con cantones palestinos desconectados los unos de los otros. Es Israel quien dibuja el mapa, define las fronteras y los límites del poder palestino.

Con Sharon, fue cuestión de cantones sin continuidad, de creación de fronteras temporales. Puentes (pero nada mas allá del muro…) y túneles construidos para permitir una continuidad del territorio para los israelíes…Por ejemplo, para ir de Jerusalén a las colonias de Bethleem, no pasan por Palestina sino por debajo o por encima de Palestina.

¿Se permite la continuidad palestina? ¡Solo es una ficción! Porque existen obstáculos, ningún pasaje asegurado, como está escrito en los acuerdos de Oslo... Nunca se aplicaron... De ahí que no exista continuidad en Palestina.

El muro no es sino un instrumento... Sharon no fue un gran admirador del muro pero es su política la que se establece con este: la política de cantonización, de aislamiento de las zonas palestinas para asegurar la continuidad israelí.

Mañana os seguiré contando.

Haya paz

Pierre

Traducido del francés por: Zahira al-Marzouki