Energías renovables: ¿La próxima burbuja económica?

Artículo publicado el 30 de Abril de 2009
Artículo publicado el 30 de Abril de 2009
Cuando la burbuja en la bolsa de valores de 2001 (originada en Estados Unidos) o la actual burbuja económica en el mercado inmobiliario estallaron, causaron estragos en la economía mundial y sus mercados financieros. ¿Qué son estos incomprendidos fenómenos?

Las burbujas económica’, de mercado o especulativas han ocurrido en contadas ocasiones a través de la historia con causas e impactos variados. Uno de los primeros ejemplos en Europa fue la ´tulipán-manía’ holandesa de 1637, donde se firmaron contratos por tulipanes al 2.000% del precio que habían tenido tres meses antes. Las burbujas típicamente se forman en economías capitalistas avanzadas, con mercados financieros altamente sofisticados donde el capital es abundante en comparación con los países pobres escasos de capital.

Burbujas de moda

Los economistas discrepan acerca de la causa de estas burbujas. Algunos sostienen que es el ‘comportamiento de rebaño’ –una acción de grupo no dirigida- de los inversionistas. Otros dicen que se reduce a un ‘exceso de liquidez’ – los estándares poco exigentes en los préstamos y tasas de interés bajas, o capital, o problemas con los pronósticos de desarrollo de mercados. Lo que sí comparten es la marcada desviación de los precios de los activos respecto del valor intrínseco de los bienes, sean bulbos de tulipanes, casas o lanzamientos de Internet. A menudo es la adopción de una nueva tecnología o una nueva ‘moda pasajera’ del mercado que lleva a un rápido aumento en la tasación de los precios de los activos, al abalanzarse los inversores sobre un nuevo producto en su búsqueda de mayores rendimientos.

orianomada / flickr

Con el mundo enfrentando las perspectivas de una recesión muy extendida, la búsqueda de nuevas burbujas económicas podría parecer inoportuna. Sin embargo, es en tiempos de ‘bajón’ económico cuando los inversores buscan nuevas oportunidades de inversión donde se podría colocar el capital, con la esperanza de cosechar altos rendimientos. Y si estamos tratando de identificar donde podría estar desarrollándose una nueva burbuja, el sector de la energía renovable parece ser un buen candidato.

¿Vamos hacia una burbuja de energía renovable?

Actualmente, al derrumbe precios del petróleo hasta mínimos históricos debido a la reducción de la demanda agregada como consecuencia de la recesión, se le suma la paulatina desaparicion de los combustibles fósiles. La caída en los precios del petróleo no es el resultado de un aumento de la oferta. En realidad, la producción de petróleo podría ser récord en los años próximos. Cuando la economía se recupere, los precios de la energía aumentarán nuevamente. La oferta se verá más limitada aún si no se siguen desarrollando fuentes alternativas.

La nueva política de energías renovables de Obama podría ser el origen de la próxima burbuja económica

En los Estados Unidos -la economía impulsora de las últimas burbujas económicas- la administración Obama ha elaborado un ambicioso plan para desarrollar el sector de la energía renovable. Ha prometido duplicar la participación de las energías renovables (actualmente 7%) en su cartera de energía nacional en los próximos tres años. Promete crear unos 460.000 nuevos puestos de trabajo en el sector de la energía. Conforme al plan estímulo actual, invertirá 25.000 millones de dólares directamente en el sector de la energía renovable. Un nuevo proyecto de ley sobre energía destinará fondos adicionales para el sector.

Además, se introducirá un sistema de comercio de créditos de emisiones a nivel nacional para el año 2012.

Si la revolución de Internet fue la que apuntaló la economía de Estados Unidos durante el gobierno de Bill Clinton y el bum de las viviendas el que impulsó el crecimiento económico durante el gobierno de George W.Bush, ¿será la revolución ecológica de Obama la fuente del poder económico futuro de Estados Unidos? Los comentarios generalizados acerca de una ‘carrera global por el liderazgo en la energía renovable’ y de los futuros ‘trabajadores del sector de la energía renovable’ ya están 'inflando' los mercados. 

Un informe reciente de KPMG (empresa mundial de servicios profesionales) identificó un frenesí de fusiones y adquisiciones en el sector energético renovable durante el año 2007. Es probable que las inversiones del nuevo gobierno y la competencia global aumenten la presión aún más. ¿El resultado será otra burbuja especulativa en el sector de energías renovables? Mientras los inversores privados luchan para encontrar nuevos sectores rentables en una economía que se hunde, mientras los gobiernos subsidian las inversiones en energía, es posible que delante de nuestros ojos se estén sentando las bases de una nueva burbuja económica, solo para que explote al fin del próximo bum económico.

Los riesgos son reales. El daño podría ser muy importante. Un ciclo corto de 'bum y caída' podría retrasar por décadas el desarrollo de alternativas energéticas viables. Por lo tanto, establecer un marco regulador apropiado para restringir el crecimiento exagerado del mercado debería ser una prioridad tanto para Estados Unidos como para los gobiernos europeos.

Artículo escrito por Domènec Ruiz Devesa, Timo Behr y Maite de Sola