Engström, eurodiputado 'pirata': "Estamos hackeando el sistema"

Artículo publicado el 4 de Agosto de 2009
Artículo publicado el 4 de Agosto de 2009
El recientemente elegido miembro del Parlamento de la Unión Europea, un programador informático de Estocolmo de 49 años, nos cuenta por qué la Unión Europea es más fuerte que los EEUU, por qué todo el mundo tiene la vista puesta en Suecia de nuevo y por qué la segunda generación de partidos piratas europeos está en camino

El programa del Partido Pirata sueco se centra en tres cosas: Luchar por la reforma de las leyes sobre el copyright y las patentes, reforzar el derecho a disponer de internet y a la privacidad de la vida cotidiana y aumentar la transparencia del gobierno y la administración.

Este partido consiguió uno de los 736 escaños del Parlamento Europeo tras haber obtenido un 7,3% de los votos suecos en junio de 2009, quedando en quinto puesto por detrás de los socialdemócratas, los verdes, los liberales y el Partido Moderado. Además, conseguirán otro escaño si se ratifica el Tratado de Lisboa, que la Unión Europea espera tener en vigor para el año 2010. 26 países europeos han ratificado ya el tratado. Solo queda Irlanda, que lo aprobará o rechazará vía referéndum el próximo 2 de octubre. El 25 de junio, Christian Engström se unió al bloque verde para evitar el aislamiento dentro del Parlamento Europeo, aunque lo cierto es que el Partido Pirata posee unas ideas propias. ¿Estarán navegando hacia un mayor éxito o están haciendo frente a su primera mala racha ideológica en aguas internacionales?

Conociendo a Christian Engström

@Piratpartiet.se/ Wikimedia"Acababa de volver de un viaje a Egipto cuando me enteré de la existencia del Partido Pirata", nos cuenta Engström en un parque muy acogedor al sur de Estocolmo. "Vi la página que había empezado el fundador del partido, Richard Falkvinge (que antes trabajaba en Microsoft), en enero de 2006. Exponía el ideario del partido medio en broma medio en serio y supe desde el principio que era lo que estaba buscando". Engström era un programador de software libre, uno de los empresarios que surgieron con la primera expansión de internet en Suecia en los noventa, y activista de la Fundación para una Infraestructura de Información Libre (FFII por sus siglas en inglés). Entre 2004 y 2005 ejerció presión en el Parlamento Europeo en las discusiones sobre la directiva para las patentes de software, esfuerzo que le supuso un triunfo, ya que la directiva fue rechazada en su segunda lectura. El éxito del movimiento del software libre, unido al crecimiento continuo del conflicto entre los piratas y la industria de la música, han dado impulso a nuevas ideas, que han encontrado un terreno donde asentarse, especialmente favorable en Suecia. 

"Suecia está de nuevo por delante, mucha gente se fija en nosotros en Europa"

"La Oficina Pirata (un grupo de expertos activistas) adoptó con orgullo el apodo que le había puesto la industria de la música para burlarse de sus esfuerzos contra la piratería en Suecia", dice Engström. Podría haber añadido que esto añadió un poco de aventura, camaradería y cohesión política. "Suecia está de nuevo por delante", explica Engström. "Mucha gente en Europa se está fijando en este país nórdico, de la misma manera que en los noventa se admiraba a Suecia por su gran implantación de internet". Sin duda, los debates sobre las políticas relacionadas con internet en Suecia han sido vitales. Fuera de este país, los partidos piratas no han tenido mucho éxito. Engström admite que varios de los partidos tienen cada vez menos actividad. “Empezar un partido político requiere mucho trabajo duro”, añade el eurodiputado.

Piratas, segunda parte. El poder de Estados Unidos

(Imagen: ©Marcus Andersson/ Wikimedia)"La segunda generación de partidos piratas está en camino", dice Engström, señalando que el éxito sueco ha dado nuevos ánimos a los piratas, que han empezado a establecerse también en Suiza y Eslovenia. Su partido se organiza cumpliendo con las exigencias técnicas de internet. El foro en línea dirige las políticas y no hay dudas de que el partido se aleja mucho de la organización jerárquica de la política contemporánea. "Somos un partido centrado en unos temas concretos, solo queremos promover los asuntos que consideramos clave y daremos nuestro voto a quien los apoye". Entonces, ¿la disciplina de los diputados piratas requiere que voten contra sus ideas? "Estamos pirateando el sistema. No creemos que los partidos mayoritarios puedan llevar a cabo sus programas políticos sin acuerdos". A Engström le preocupa que los grupos de presión de la industria de la propiedad intelectual hayan ganado poder con la administración del presidente Barack Obama. "Pero no debemos tener miedo de los Estados Unidos, Europa es más fuerte, no pueden boicotearnos. Deberíamos tener buenas relaciones con este país, pero no hasta el punto de doblegarnos a su interpretación del copyright y las patentes".

La segunda generación comienza su labor en el Partido Pirata, y está tratando temas como la transferencia de tecnologías o las políticas sobre clima, sanidad y comercio global desde el punto de vista de la ideología pirata. Engström es consciente de que las políticas de información tienen una gran influencia en muchas áreas de la política hoy en día, pero también de que existe el riesgo de perder de vista los objetivos principales del partido. El mejor ejemplo de esto es el movimiento verde de los ochenta, que hoy en día trata muchos más temas aparte del medioambiente. ¿Serán capaces de cumplir las promesas que les han hecho a los votantes? “Es el objetivo fundamental de los políticos hoy”, dice Engström. “Resulta más fácil si el programa que se presenta es sencillo y claro”.

¡Sigue informándote en el blog de cafebabel.comEstocolmo!