Entre Cannes y Venecia, Sevilla

Artículo publicado el 18 de Noviembre de 2008
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 18 de Noviembre de 2008
Sevilla Festival de Cine Europeo lucha por mantenerse en el candelero y traer a la capital andaluza lo mejor del cine hecho en Europa. Aquí una crónica de su V edición.
Dos emplazamientos: cines Nervión, con 20 salas y enmarcado en el centro comercial del principal centro empresarial de Sevilla, acoge la mayoría de las proyecciones durante el festival; Teatro Lope de Vega, junto al pulmón del Parque María Luisa, reservado para los pases de prensa a películas de la Sección Oficial y ruedas de prensa, aperitivos con invitados y oficinas-carpa de atención al espectador. Ciento cuarenta películas, Dinamarca y el cine dogma como invitados especiales y sólo nueve días para degustar.

Cines Nervión

La productora danesa impulsora del manifiesto Dogma95, Vibeke Windelov, y presidenta del jurado de esta quinta edición de Sevilla Festival de Cine Europeo, fue la encargada de sorprender a los periodistas congregados anunciando el Giraldillo de Oro; este año se lo lleva la última cinta de Sólveig Anspach, la hilarante, grotesca y muy islandesa . La primera proyección fue en pase de prensa, temprano, a las nueve de la mañana. A la salida de la sala nada vaticinaba que fuera especialmente favorita, no hubo aplausos ni excesivos comentarios. Pero , que probablemente muy gracias al premio se distribuya en España, tiene algo que ha conseguido alzarla ganadora. Es fresca, garbosa, a veces descarada, otras profunda, otras desternillante, aunque haya pruritos que la desestimen.

En el punto más al sur de Europa: Islandia Back soon Back soon

En el festival de cine europeo de Sevilla, Italia siempre resulta ser ese colega que aparece por todas partes. Y este año con razón. y , de Matteo Garrone, basada en el libro de investigación periodística de Roberto Saviano sobre la Camorra napolitana, inauguró el festival. Un pelotazo que no ha dejado impasible a nadie: primeras entradas en agotarse. , por su parte, critica la corrupción en la Italia del último mandato de Giulio Andreotti, ocho veces Primer Ministro y condenado por asociación mafiosa, actualmente liberado y aún senador vitalicio, con una mordaz caricatura y una excelente calidad técnica. Ya hay quien lo denomina 'Andreotti

Il Divo GomorraIl Divo Superstar'

Dos películas italianas, ambas nominadas a los Premios de la Academia Europea de Cine () , los Óscar europeos, que están inmersas en una corriente que a muchos nostálgicos del Cinecittà hace pensar en el resurgimiento del cine italiano. Habrá que esperar para confirmar si son singulares excepciones o conformarán realmente una nueva ola italiana basada en un cine creativo de compromiso con la verdad y de crítica social que agite para cambiar la realidad como ya lo hicieran los neorrealistas. Por el momento, Nanni Moretti, cineasta e icono de la izquierda, se ha postulado escéptico: “ y no justifican el discurso del renacimiento: son películas de autor, y de ahí a generalizar hay un largo trecho”, . Lo que está claro es que, al menos de momento, este cine europeo tiene la capacidad de crear debate (y no sólo en las salas), de poner cuestiones incómodas sobre la mesa y cuestionarlas de manera accesible.

EFAIl DivoGomorra sentencia

Si bien la Sección Oficial ha decepcionado a muchos, a pesar de ser de las primeras en las que empezaron a a agotarse las entradas, las secciones paralelas han suscitado más expectación. Las obras de David Lean, el mítico cineasta inglés que llevara a la pantalla adaptaciones de Dickens, como o , y las del recién ingresado en la Real Academia Española, el cineasta José Luis Borau (al que se le ha dedicado un seminario específico sobre su cine en la Facultad de Comunicación), sin ser tan concurridas, han sido más deseadas. Quizá porque nadie quiera renunciar a sus apuestas en el concurso. Y es que las cintas de Lean o Borau no competían por premios.

Lawrence de ArabiaDr. Zhivago

Ante la variedad que conforman las novedades italianas que critican realidades y agitan a la ciudadanía (las películas-evento e ), la persistencia del cine alemán por estar a la cabeza en creatividad con historias como (una historia sobre el amor y el sexo en la vejez) o (sobre el amor entre personas con treinta años de diferencia) o la corriente Dogma danesa con Lars von Trier a la cabeza, ¿quién diría que el cine europeo contemporáneo está exento de calidad creativa?

GomorraIl DivoEn el séptimo cieloRobert Zimmerman tangled in love