Entrevista a Brodka: ritual pagano con una estrella polaca

Artículo publicado el 8 de Agosto de 2016
Artículo publicado el 8 de Agosto de 2016

A Monica Brodka le gustan Varsovia y Nirvana. Tiene dos gatos y, para ella, visitar una iglesia es ante todo una fiesta sensorial. Charlamos con la estrella polaca con motivo del lanzamiento de su nuevo disco Clashes, su primer trabajo compuesto únicamente en inglés. 

cafébabel: Al prepararme para esta entrevista, me topé con varias referencias a Nirvana. En una de las entrevistas dices que es tu grupo preferido. En otra que Kurt Cobain se pegó un tiro porque no era capaz de lidiar con su popularidad. El sencillo "Horses" empieza por las palabras que el músico Kim Gordon usa para describir a Courtney Love. ¿Dónde empezó ese amor?

Brodka: Todo empieza hace unos años. Había visto un concierto suyo en la MTV. Durante mucho tiempo me pareció que sólo tocaban un rock acústico, un poco bruto y salvaje. Eran canciones geniales, interpretadas por un cantante triste. Todo eso me gustaba mucho. Fue después de un tiempo, cuando compré su casete del concierto From the Muddy Banks of the Wishkah, cuando todo se hizo más intenso. Nirvana es atemporal. Sus vídeos musicales siempre me han impresionado mucho.

cafébabel: Los vídeos de tus canciones son muy expresivos. Se nota en ellos tu interés por la fotografía y la moda. ¿Cómo entiendes la relación entre el nivel visual y musical de tu trabajo?

Brodka: Para mí es una simbiosis. Me encanta el cine. Cuando me mudé a Varsovia y no conocía a nadie aquí, me compraba toneladas de DVD que se vendían en la calle. Los veía todos. Las imágenes siempre me ha influido mucho, pero yo no llegaba a definirme a mí misma. Sin embargo, con mi álbum Granda, me di cuenta de qué tipo de música quería cultivar y qué es lo que quería transmitir a través de la parte gráfica. Todo esto sigue evolucionando, también en el caso de Clashes. Por primera vez, he dirigido un vídeoclip por mí misma [para el sencillo "Santa Muerte", ndlr.], algo que había sido mi sueño durante toda la vida.

cafébabel: Desde Granda han pasado ya 6 años. ¿Qué ha cambiado durante este tiempo en tu vida personal y profesional? 

Brodka: El negocio de la música ha cambiado bastante. Granda ha contribuido a la creación de la "música de centro" en Polonia. Antes, ésta se limitaba sobretodo a una corriente más bien comercial pura y dura y otra perteneciente al género underground. Había pocas propuestas de tipo pop, alternativa, indie o pop electrónico.

Junto con el desarrollo de la cultura de festivales y de Internet, han aparecido muchos grupos. A fin de cuentas, no hace falta ser músico para lanzar un disco. Esto implica una afluencia de música mediocre, por lo que hay que esforzarse para encontrar algo valioso. Sin embargo, pienso que es una competencia sana que anima a hacer algo aún mejor.

Y en cuánto a mi vida... pues, he viajado mucho. No tuve mucho tiempo para grabar un nuevo disco justo después de lanzar Granda. Normalmente, la promoción internacional de un disco de este tipo dura entre año, año y medio. La promoción de Granda me llevó tres. Mientras tanto, ha salido también el sencillo LAX.

cafébabel: Mencionas tus viajes. Clashes se grabó en Los Ángeles. Sin embargo, tu sitio sigue siendo Varsovia. ¿Por qué te gusta tanto esta ciudad?

Brodka: De Varsovia me gusta su tranquilidad. Llevo viviendo aquí 12 años y durante este tiempo he tenido la ocasión de observar un increíble desarrollo de esta ciudad. Se están creando iniciativas interesantes, y el mercado gastronómico está en pleno apogeo. Me alegro mucho de poder verlo con mis propios ojos.

Una de las cosas más bonitas en verano son las hogueras que a menudo se encienden en las orillas del río Vístula. Es casi como un ritual pagano en pleno centro de la ciudad. Hay una vista preciosa cuando pasas de un lado al otro del puente y ves todas las luces.

cafébabel: Hablando de Varsovia y de Polonia, hace unos meses publicaste en Instagram una foto en la que sujetas un cartel con la inscripción: #PopieramDziewuchy (Apoyo a las chicas). ¿Qué pasa con Polonia?

Brodka: [se ríe] Buena pregunta. Nunca he estado involucrada en política o en causas humanitarias, pero esta situación (que me enfada), he sentido que me concernía y, por eso, di el paso. Cada uno debería poder tener el derecho de decidir sobre un asunto tan íntimo, y hacer lo que desee, según lo que le dicte su conciencia. Las mujeres jóvenes que viven en las ciudades grandes son conscientes de sus elecciones. Prohibir el aborto les obliga a realizar prácticas clandestinas y peligrosas. Que la religión juegue o no un papel en esto, es cosa de cada uno. 

cafébabel: En la portada del álbum Clashes aparece una iglesia, pero no con la imagen a la que estamos acostumbrados. La dimensión que tú le otorgas es artística. 

Brodka: La iglesia es, en cierto modo, un teatro y mi nuevo álbum está muy marcado por esta teatralidad. El motivo de la iglesia está ligado al órgano que iba usar. Fue él quien dio al álbum este sentido místico y ritual. Quería expreser el ambiente de la iglesia a través de la música. "Kyrie", por ejemplo, es una pieza estríctemente ilustrativa, una imagen del cómo nos sentiríamos al escuchar un coro en una iglesia grande y vacía. Cuando era pequeña, me fascinaba mucho el aspecto visual de la iglesia. No entendía Biblia. Al igual que el resto, repetía un texto que no me decía nada. Mis sentidos se veían influidos por el incienso y por los sonidos que emitía el órgano tocado por un organista escondido en algún lugar. Me gustaban las vestiduras litúrgicas y sus colores. No es un disco sobre la religión, aunque tal vez sí sea un disco sobre lo sagrado, algo que todos necesitamos, aunque no necesariamente con una autoridad. "Got no guru that will take me home" [no hay guía espiritual que pueda mostrarnos el camino]. 

cafébabel: Ya antes de Clashes habías creado algunas canciones sueltas en inglés y en francés. ¿Hay algo que cambia cuando cantas o escribes un texto en otro idioma?

Brodka: El texto es algo muy importante para mí. Mi actitud al escribir es siempre la misma: hace falta una buena parte de poesía, de abstracción, de asociaciones poco evidentes, de metáforas extrañas y de una riqueza lingüística. Mi inglés es fluido, pero no sé si sería capaz de escribir poesía en este idioma. Me ha ayudado mucho un amigo mío de Nueva York. Yo escribía un texto, luego se lo leía y él me daba consejos sobre cómo cambiar alguna una palabra por otra menos evidente.

Muchas de mis letras han aparecido ya a la hora de escribir la melodía. Cuando estoy componiendo, canto en inglés, sin pensar en si esto tiene sentido o no. El cantar tonterías en polaco me bloquearía, pero si lo hago en inglés, la información lingüística viene más adelante, después de la melodía. Unas veces son palabras sueltas y otras frases enteras. En muchas ocasiones, encuentro buenas ideas para el texto, como pasó con "Santa Muerte". Lo mismo ocurrió con "Horses". Nunca había querido escribir una canción sobre caballos, pero la letra vino a mi cabeza justo cuando lo estaba grabando. Cuando le canté esta canción a mis amigos, estos comenzaron a repetir el estribillo [en este momento, Brodka se pone a cantar, ndlr.]. No quería dejar a esta canción sin su lado más pegadizo. El problema estaba en crear una historia sobre los caballos. Tuve que trabajar mucho para encontrarle una buena letra. Es por esto que es especialmente extraño que cada palabra provenga de una historia diferente y que todo no tenga sentido hasta el final. 

cafébabel: Te marchas a la conquista del público extranjero ¿No te preocupa que vayas a tener que empezar desde cero?

Brodka: No es algo fácil. Es raro que alguien lance su cuarto disco en el extranjero. Las expectativas del mercado polaco hacia mí son totalmente distintas a las del mercado extranjero. Pero a mí me gustan los retos. Por ahora, todo esto es un sueño, pero poco a poco más gente escucha mis canciones. He grabado un disco en inglés para que mi música pueda viajar conmigo, para que no se quede únicamente en la esfera polaca. Polonia no es Islandia. Björk ha logrado que todo grupo que sale de Islandia sea considerado guay ya de entrada. La música polaca no se conoce en el extrajero, a excepción de algunos grupos de heavy metal. Sería estupendo si pudiera romper con este esquema. Estaré muy orgullosa si logro este fin.

cafébabel: Mi última pregunta: ¿como se llama tu gato?

Brodka: Tengo dos gatos. Uno se llama Boniek porque es pelirrojo y se parece a Zbigniew Boniek. El otro se llama Sawa. En la layenda sobre la fundación de Varsovia, todo comenzó con Wars y Sawa, se enamoraron y así fue como se creó Varsovia. Además, en francés "ça va" significa "bien", por tanto el gato se llama "bien".

---

El nuevo disco de Brodka, titulado Clashes salió a la luz en Polonia el 13 de mayo, a través de la compañía discográfica Kayax. El estreno mundial tuvo lugar en junio en el Play It Again Sam.