Entrevista a Tándem Nostrum, seis meses pedaleando

Artículo publicado el 11 de Agosto de 2011
Artículo publicado el 11 de Agosto de 2011
Transcurrido medio año, el pedaleo por el Mediterráneo de Mercedes y Luis no ha cesado ni un solo día. Conectados a internet de etapa en etapa, nos cuentan las primeras impresiones de las orillas de un mar que, de vez en cuando, olividan bañarse en el mismo agua. Balance: lo mejor y lo peor hasta el momento.

Lo mejor, sin duda, la cantidad de gente que se acerca a nosotros de manera amigable y desinteresada. El tándem genera curiosidad y facilita el acercamiento de personas.

Lo peor, el tráfico en Italia, un país diseñado para los coches en una sociedad bastante irrespetuosa. Se incumplen sistemáticamente normas de circulación que pensábamos estaban arraigadas ya en toda Europa. Tres personas en una moto sin casco, conductores mandando mensajes por el móvil, adelantamientos agresivos,…es algo habitual en las carreteras italianas.

altea.jpg

Paso por Altea, en el levante español

¿Habéis tenido que cambiar algún plan?

Nuestro plan incluye adaptarnos a las situaciones que van surgiendo sin salirnos mucho del itinerario previsto e intentando respetar los tiempos estimados. Este mes nos hemos esforzado para encontrarnos con familiares y amigos que han hecho coincidir sus vacaciones con nuestro viaje. Por ejemplo dentro de una semana veremos a nuestros padres en Bari.

Vistas las movilizaciones del Norte de África ¿Seguís teniendo intención de ir hacia allá?

Somos conscientes de estar viviendo un momento histórico de los países del arco mediterráneo. Desde que salimos no han dejado de ser novedad las movilizaciones sociales no sólo del Norte de África y Oriente próximo, sino de países del Sur de Europa como Grecia y España. Una buena novedad sin duda ha sido el movimiento de los “indignados”. Y de primera mano hemos vivido el histórico referéndum del pueblo italiano que consiguió el deseado Sí en contra de la privatización del agua y la ley pro-nucleares.

En cuanto a poder o no entrar en países en conflicto, de momento no nos preocupa demasiado porque queda lejos. Tenemos la esperanza de que estos países vayan solucionando sus problemas y podamos de primera mano conocer sus culturas y sus gentes.

siesta_en_francia.jpg Si no pudiéramos entrar en Siria, tendremos que barajar otras opciones, os lo iremos contando.

Siesta en Francia

¿Con qué frecuencia contactáis con la familia?

Cada vez que encontramos internet llamamos a la familia por Skype, más o menos una vez a la semana. De todas formas las madres nunca quedan satisfechas.

¿Qué tal vais con el calor? ¿Habéis reducido km diarios?¿Habéis adelantado las horas de salida?

Desde finales de Junio nos levantamos al alba. En Italia sobre las 5,30 para estar pedaleando a las 6,00 y llegar a nuestro destino a la hora de comer. Así evitamos las horas de máximo calor. Seguimos manteniendo la media de kilómetros en 60, con extremos de 100 algunos días y 30 otros. Depende de muchos factores como un lugar bonito que ver en nuestro camino, problemas con la bici,…

¿Cómo andáis de salud?

Estamos más sanos que nunca, alguna sobrecarga muscular que solucionamos con estiramiento y descanso, y alguna diarrea espontánea sin graves repercusiones.

¿Cuál es la actitud de la gente que os va acogiendo?

La gente que nos da hospitalidad nos recibe con admiración porque no creen que sea posible que se pueda llegar desde Andalucía hasta su casa en bici, llamándoles la atención lo largo que es el tándem con el carrito. En más de una ocasión nos han comentado que estamos realizando el sueño por ellos nunca han realizado. En casa, nos lo dan todo, tratándonos como de la familia, lo que hace que cada partida sea difícil.

appia_antica.jpg

A su paso por la vía Appia Antica

Hacednos una comparación respecto a la infraestructura para bicicleta en las distintas ciudades en las que habéis estado.

Sin lugar a dudas el Sur de Francia, que es lo que hemos recorrido, es un paraíso para las bicicletas. Hay muchísimos carriles bicis, bien construidos, señalizados y con áreas de servicios. En Italia no existe infraestructura para la bicicleta, a excepción de casos aislados. Veremos que tal los demás países.

¿Os están saliendo nuevos patrocinadores/publicidad/pagos en especie como alojamiento, comida...etc?

No somos monjes pero intentamos llevar una vida bastante austera. Gastamos unos 10 euros al día por persona gracias a que cocinamos nosotros en nuestro hornillo y a que muchos campings se interesan por el proyecto y nos dejan dormir una noche gratis a cambio de la publicidad en nuestra web. Ellos son algunos de los pequeños patrocinadores que surgen nuevos cada día. Tenemos la esperanza de que a medida que vayamos haciendo más camino, alguna empresa se interese por nuestra labor y podamos trabajar juntos.

¿Qué repercusión habéis tenido en medios internacionales?

subida_al_vesuvio.jpg En algunos lugares nos conocían gracias a que nos habían escuchado en RNE3. En Roma nos contactó Tiziana Sforza que nos hizo una entrevista para Café Babel Roma. Agrigentotv nos hizo una entrevista que emitieron en los informativos locales.

Subida al Vesuvio

Hasta ahora ¿Percibís un sentimiento de "mediterraneidad"?

Percibimos un sentimiento regional del Mediterráneo. El genovés habla de su mediterráneo, así como el siciliano habla del suyo sin tener en cuenta que es el mismo que el del genovés, sin embargo consideran que es el mismo que el de los tunecinos y libios: “Ellos llegan a Lampedusa por el mar”.

En contradicción, los italianos rememoran tiempos mejores con los griegos, entienden que el imperio horizontal de los griegos tenía más sentido que el vertical que se pretende con Europa. En plena celebración del 150º aniversario de la Unificación de Italia, el Sur de Italia se siente más unido a España, antiguo Reino de las Dos Sicilias, que al Norte de Italia.

El intercambio de ideas con unos y otros pueblos ¿os están dando visiones de posibles salidas de crisis económico/políticas?

Para salir de la crisis haría falta que Zapatero y Rajoy hicieran juntos nuestro viaje, en tándem.

Cafébabel Sevilla

Fotos: Tándem Nostrum