Erlend Oye, el rey noruego de Sicilia

Artículo publicado el 2 de Diciembre de 2013
Artículo publicado el 2 de Diciembre de 2013

¿Cómo se puede, siendo noruego, adorar Sicilia? Se lo hemos preguntado a Erlend Oye (la mitad de Kings of Convenience), que lleva viviendo en Siracusa un año y medio y se ha convertido, sin saberlo, en la cara más visible de la integración europea. Sus acordes de guitarra acústica con toques de música tradicional italiana están conquistando a todo el mundo. 

¿Has dormido bien? "Sí, gracias. Estaba cansado. Acabo de volver de Oslo, donde estoy trabajando en un álbum con un grupo de reggae islandés"Erlend Oye (en noruego se pronuncia "arl eye") se acaba de despertar de una siesta bajo uno de los muchos árboles del Parque Sempione, en Milán. Estamos a principios de septiembre y el sol todavía brilla en un ciudad vestida de fiesta por el Milano Film Festival, evento repleto de películas de directores noveles, oleadas de cortos y películas de animación y música indepentiende que resuena por todo el jardín del Castillo Sforzesco. Esta noche le toca a Erlend Oye, quien por primera vez llevará al escenario versiones de Mina, Gino Paoli Bruno Martino. "Estoy trabajando en un montón de proyectos a la vez, pero todavía no me he decidido a hacer un disco ¿Tiene sentido crear un álbum actualmente?", pregunta.

EL GURÚ

Erlend Oye, la mitad de King of Convenience e ídolo de los sicilianos que lo acogen en Siracusa desde hace un año y medio aproximadamente, es un gurú escandinavo con el pelo rubio que transmite calma y serenidad con la mirada. Con la ironía, su ropa de colores y sus calcetines de rayas. "Durante un año no tocaré en directo con el grupo. Mi prioridad ahora mismo es el álbum reggae, ya que llevo 6 años trabajando en él", cuenta. ¿Os imagináis a la voz fundadora del "new acousitc mouvement" europeo, que ya debutó en la electrónica gracias a Royksopp, abriéndose paso ahora también en los ritmos caribeños? "Será más bien un género Lovers Rock", precisa Erlend refiriéndose al reggae con influencia soul que triunfó en el Reino Unido en los años 70.

"Me está chiflando cantar en italiano. He recibido una respuesta que no me esperaba". Sin embargo, en primavera el cantante de Bergen fue prudente al declarar: "sólo si les gusta mi single a los italianos podré plantearme un álbum". Durante el verano la canción tuvo 300.000 visualizaciones en youtube y los fans lo acogieron con gran entusiasmo. En Siracusa ni siquiera necesita comprarse coche: "Para ir a Ortigia hago autostop. Me conocen todos así que nunca espero más de dos minutos". Resumiendo: un álbum reggae, uno de versiones en italiano y otro de versiones en inglés. Pero sin ninguna prisa: "El álbum puede ser útil para vosotros, los periodistas que tenéis que hacer las críticas. Pero actualmente escribir un disco significa mucho trabajo y poco beneficio. Seguramente yo me lo puedo permitir, porque tengo muchos fans, pero es un concepto que se debe revisar". Y también tenemos la electrónica: "Me pregunto por qué Daft Punk nunca me ha llamado", bromea. "El nuevo álbum me gusta, sobre todo las letras. A mí solo me interesa eso. Me gustaría que el próximo disco fuera solo mío en ese sentido. Por eso necesito tiempo para aprender a usar el ordenador y ser capaz de componer".

Kings of convenience está compuesto por dos reyes opuestos. Por un lado está Erik, que vive con su familia en Bergen. Al otro tenemos a Erlend, que ha hecho realidad su sueño de vivir en Italia con su madre. "Teníamos que irnos los dos ya que era un proyecto de vida. Todo ocurrió de repente: llegamos a Ortigia y una amigo de Catania me puso en contacto con un chico de Siracusa. Nos llevó a un bar y allí conocí a todos mis amigos actuales, entre los cuales estaban el hermano y el primo de Lucia (protagonista de "La prima estate"). Al día siguiente me llevaron a ver Pillirina, un poco más al sur ¡Fue un flechazo! Una combinación de paisajes que no se ve en ninguna otra región de Italia: a pocos pasos tengo el mar, la naturaleza salvaje y una ciudad antigua llena de historia y monumentos".

Su primer concierto como solista en Italia, en el Park Live (un festival de música organizado al mismo tiempo que el Milano Film Festival), fue sin duda el momento más emocionante para el músico noruego. Erlend había prometido canciones de sus 5 cantantes italianos preferidos: "Mina, Gino Paoli, Fred Bongusto, Bruno Martino y...Alan Sorrenti, con Figli delle stelle". Pero como es tan perfeccionista sólo cantó aquellas en las que estaba más seguro en cuanto a la pronunciación: "Grande grande grande" de Mina, "E lo chiamano estate" de Bruno Martino, además de su single "La prima estate". El homenaje a los años 70 se abrió con "13" de Big Star y se cerró con Simon & Garfunkel. Una dulce y lenta guitarra acústica, acompañada de su mirada incrédula y divertida: "¿No sabéis pronunciar mi nombre? Llamadme como os salga".

Video Credits: Bubbles Records/youtube; Nicola Accardo/youtube