¿Es atractivo el dominio «www.cafebabel.paris»?

Artículo publicado el 15 de Febrero de 2009
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 15 de Febrero de 2009
En un momento en el que se plantea la posibilidad de fortalecer la visibilidad de los equipos locales de Café Babel en la web, ¿no resultaría atractiva la idea anticipada por algunas ciudades de adquirir su propio nombre como dominio en Internet?

En septiembre del año pasado, y como consecuencia de una idea que crecía ya en la mente de sus vecinos cercanos españoles, alemanes, ingleses y americanos (no es Europa, pero su peso influye en la balanza), el ayuntamiento de París solicitó tener su propio nombre como dominio en Internet. Tras dar luz verde a las empresas, la ICAAN (autoridad reguladora que asigna los nombres de los dominios en Internet, en sus siglas en inglés) se ve cortejada por los poderes públicos.

París, Berlín, Hamburgo, Barcelona, Londres, Nueva-York hacen causa común

Reagrupadas en el seno de una formación casi militante reivindicando el derecho al acceso a la Red –con el fin de aprovecharse de sus ventajas en materia de ofertas y servicios–, estas ciudades constituyen hoy DotCities, una agrupación de interés común. Sin embargo, no es tan sencillo que se salgan con la suya. Y es que la ICAAN ha puesto el listón muy alto, puesto que reclama 185.000 dólares (alrededor de 137.000 euros) por los gastos de expediente, y 75.000 dólares (cerca de 55.000 euros) de impuestos anuales. Tanto París como las otras ciudades de DotCities consideran este precio demasiado elevado. Su propuesta es pagar 50.000 dólares por el traslado del expediente y 15.000 dólares de impuestos. Si el grupo gana el pleito, París podría presentar su candidatura a la ICAAN en febrero de 2009. Según Jean-Louis Missika, encargado adjunto de Innovación en el ayuntamiento de París, un expediente final podría presentarse el 30 de septiembre. En el mejor de los casos, la ciudad de París obtendría su nombre como dominio a partir del primer trimestre de 2010.

Aunque la idea parece ser unánime, los opositores del senado berlinés podrían poner en peligro la presión alemana. “La ciudad quiere proteger su porta actuall, gestionado por un grupo semiprivado formado por una editorial y dos bancos, de un nuevo portal que lleve la extensión dotBerlin”, ha señalado Johannes Lenz-Hawliczek, miembro de dotBerlin a Domaine Info.

El hecho de integrar la « aldea global » supone un verdadero reto

Además de las ventajas ligadas a una mejor referencia en Internet, el reconocimiento de un dotParis, dotBerlin, dotLondon o de un dotBarcelona permitiría a la ciudad ser actor y no simple espectador de la revolución numérica a nivel local. Este interés por la Red demuestra también que Internet se ha convertido en un nicho apetitoso para los poderes públicos, preocupados por integrar las lógicas de mercado sin dar la impresión de “vender su alma al diablo”. Es, asimismo, un medio para acercarse a los actores económicos (las PYME-Pequeñas y Medianas Empresas, la PYMI-Pequeña y Mediana Industria-, que están deseando tener el dominio .paris) y asociativos, y también para mejorar la cercanía con los ciudadanos. En una etapa de “déficit de legitimidad”, la comunidad virtual puede convertirse en un excelente antídoto.

Se plantea por tanto el verdadero reto existencial para empresas, particulares y asociaciones de poder ser alojados por su ciudad en Internet, en primer lugar para vuestros queridos blogs babelianos. Para superar la esquizofrenia que nos caracteriza hoy en día, y con el objetivo de actuar plenamente como abanderados de la Eurogeneración a nivel local, la adquisición de www.cafebabel.paris supondría una solución inequívoca y emblemática para definir la noción de “ciudadano europeo”.

Sophie Helbert

Traducción : Alfonso Carlos Cobo Espejo