¿Es Bélgica realmente "un paraíso de las drogas"?

Artículo publicado el 9 de Abril de 2013
Artículo publicado el 9 de Abril de 2013
Con ocasión del estudio publicado conjuntamente por el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías y Europol, el diario De Standaard ha consagrado la primera página del 4 de febrero de 2013 a las drogas bajo el sobrio título: “Bélgica es un paraíso de las drogas”. cafebabel.
com ha entrevistado a Laurent Laniel, uno de los investigadores que más ha participado en la redacción de dicho informe, para saber, entre otras cosas, si éste es en realidad resultado del consumo de alucinógenos.

Los efectos de las drogas son tan potentes que a veces pueden afectar a aquellos que se ocupan de tratarlos. La verdad sea dicha, la primera página de De Standaard podría hacer pasar a sus periodistas por adictos a las drogas editoriales. Sin embargo, el diario belga de lengua neerlandesa se basó en un informe científico que fija la orientación política de la UE de cara a las drogas entre 2013 y 2017. Este documento, realizado por el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (EMCDDA) y Europol a petición de la Comisión Europea, ha sido redactado en su mayor parte por un investigador francés, Laurent Laniel. Sociólogo, responsable de investigación del Instituto de Estudios Superiores de Seguridad Nacional de Saint-Denis La Plaine y fundador del blog Drugstrat, Laurent nos explica en detalle el informe citado por el Standaard y lo que esconde la cara oculta de la primera página.

El 4 de febrero, el diario De Standaard publicaba el titular « Bélgica es un paraíso de las drogas » basándose en su informe. ¿Qué opinión le merece?

Es una generalización sensacionalista. Ciertos factores, como los numerosos puntos de importación de éxtasis y metanfetaminas o la elevada producción de cannabis en Bélgica, pueden llevar a este tipo de afirmaciones pero, sinceramente, están exagerando. Bélgica no es tan diferente del resto de países europeos en materia de drogas.

En el informe alude al « turismo de la droga » y a los pequeños choques diplomáticos que puede provocar según la legislación de los países vecinos. ¿De qué se trata exactamente?

Por ejemplo, en Holanda, cuyo marco legal es un caso particular, los coffee-shops obtienen su mercancía de forma legal, pero la cantidad de cannabis producido en el país supera los límites legales. El arsenal represivo puesto en práctica ha llevado a los productores de cannabis a expatriarse y, dada la fuerte presión policial, a denunciar las plantaciones de los países vecinos, especialmente en la frontera belga. Los pequeños choques diplomáticos que menciona y, sobre todo, el de 1996 entre la Francia de Chirac y el gobierno neerlandés, concernían sobre todo a los jóvenes franceses que viajaban a Holanda a fumar cannabis y, a veces, a pasar mercancía de contrabando.

Su informe establece además una conexión entre los establecimientos que venden droga de forma legal y el crimen organizado…

 Sí, pero atención; no hay que confundir los coffee-shops con las tiendas que venden las semillas, por ejemplo. Estas últimas suelen pertenecer a antiguos miembros del crimen organizado que han creado un verdadero negocio con el cannabis, negocio que se traduce en la eliminación de los competidores o el maltrato a sus empleados. A esto se le llama "la violencia horizontal", es decir, una serie de agresiones al mismo nivel, entre mafiosos.

¿Qué piensa del arsenal jurídico puesto en práctica por el gobierno holandés, el cual, tras reducir la cantidad de cannabis en venta, ha limitado desde enero de 2012 el acceso a los coffee-shops exclusivamente a sus residentes?

He notado un movimiento de restricción. No puedo especular o dar mi opinión sobre las elecciones políticas de los estados miembros. Yo me limito a observar.

El informe insiste en la nueva cara del tráfico de drogas en Europa en estos últimos años, sobre todo con la llegada de internet. ¿Hasta qué punto la red ayuda al crimen organizado?

"Una de las grandes fuerzas de Europa es que no considera a la droga únicamente como un problema criminal"

Digamos que facilita las relaciones entre criminales. La mayoría de las nuevas substancias psicoactivas se fabrican en Asia y es bastante sencillo obtenerlas mediante internet. El problema es que en India y en China estas nuevas drogas no están prohibidas, y las empresas que las fabrican ni siquiera saben a dónde van. Los criminales que trabajan con estas empresas están particularmente al tanto de la evolución de toda nueva substancia. Basta con ser un poco ducho en química y leer revistas científicas para coger un producto que aún no está prohibido y modificar sus efectos para que se parezcan a los de las drogas ilegales. Es muy difícil luchar contra este sistema. Estas personas siempre van un paso por delante ya que hasta que se sabe que hay una nueva droga en el mercado, se estudia, etc., puede pasar bastante tiempo. Además, no se conocen sus efectos a largo plazo, no se sabe si son peligrosas o no… Se trabaja a oscuras.

¿Qué diferencia hay entre Europa y las medidas europeas para luchar contra el crimen organizado respecto a otros continentes?

Uno de los puntos fuertes de Europa es que no considera la droga un problema únicamente criminal, sino que lo trata además como una cuestión social y sanitaria. El enfoque sanitario permite a menudo compensar la desesperanza de aquellos totalmente atrapados entre las garras de la droga.

Fotos : Cortesía (cc) the-g-uk/Flickr ; Vídeo : (cc) euronewsfr/YouTube