¿Es Libia una nueva Afganistán?

Artículo publicado el 23 de Marzo de 2011
Artículo publicado el 23 de Marzo de 2011
Los bombardeos aliados en Libia generan divisiones, entre los aliados y entre los medios internacionales. ¿Cuáles es el objetivo? ¿Acaso hay un plan B? Algunos opinólogos ya especulan con una guerra tan larga y confusa como la de Afganistán, abierta desde hace casi diez años. Así lo ven los diarios europeos.

Blog Del alfiler al elefante, España: La guerra, un mal menor

El Congreso español aprobó el martes la intervención militar en Libia. Para el periodista Lluís Bassets se trata de la menos mala de las decisiones posibles, tal y como escribe en su blog Del Alfiler al Elefante: "Puede que la guerra sea un mal menor si es justa. En caso contrario, es siempre el peor de los males. Si nos negamos a elegir el mal menor, acabamos propagando lo peor debido a nuestra pasividad, indiferencia o cinismo. La guerra también es eso: la obligación de elegir qué persona no se escapa. Lo peor habría sido no hacer nada. Gadafi podría asesinar y torturar hoy a ciudadanos en Bengasi, en cuyo caso tendría de nuevo todo el país bajo control y podría volver a recurrir al chantaje, que ha hecho de él el jefe de la mafia en el Mediterráneo. Podría utilizar el petróleo, la emigración y el terrorismo para que se le reconozca a costa de un pueblo arruinado y dañado por la dictadura". Artículo del 23/03/2011.

Dagens Nyheter, Suecia: el futuro es imprevisible

El diario Dagens Nyheter considera que la resolución de la ONU sobre Libia es buena en el fondo y que es normal ignorar la sucesión de los acontecimientos: "Ninguna guerra de desarrolla como se prevé y, una vez terminada, hay muchas cosas que todavía pueden ir mal. Esto es algo que las guerras en Irak y Afganistán nos han enseñado. No hay ninguna garantía de que las buenas intenciones vayan a tener consecuencias positivas. En este caso, algunas personas consideran que nunca se debería haber recurrido a la violencia, pero entonces esto habría significado la condena a muerte de miles de ciudadanos libios. Era necesario intervenir en Libia. De todas formas es imposible predecir cómo será la próxima decisión. Los mandatos de la ONU se aplican siempre que sean válidos. Son los ciudadanos libios los que tienen que derrocar a Gadafi, pero para ello necesitan protección y ayuda". Artículo del 23/03/2011

Der Standard, Austria: Los partidarios de la guerra no aprenden nada

Según el periódico de centroderecha Der Standard, la intervención militar contra el dictador de Libia se ha convertido en una auténtica guerra, con todas las consecuencias trágicas que algo así conlleva: "Los ambiciosos halcones de París y de Londres se han 'olvidado' de explicar a sus ciudadanos antes de iniciar esta operación que es difícil conciliar guerra y moralismo fácil sin provocar contradicciones. Las intervenciones humanitarias tienen un precio. Los políticos y los ciudadanos tienen que estar dispuestos a pagarlo. La historia reciente nos ha demostrado que difícilmente se pueden llevar a cabo campañas militares rápidas, eficaces y sin problemas. Tanto para la OTAN, que intervino en los Balcanes, como para los estadounidenses, que hicieron lo mismo en Irak y en Afganistán, esta fue una lección sangrienta y costosa. Todavía hay tropas internacionales en Bosnia y en Kosovo, así como en el Tigris y el Hindu Kush. Se dice que la historia se repite. A veces como una tragedia, a veces como una farsa. Seguimos ignorando hacia dónde va Libia. Lo que sí que podemos ver ya es que la capacidad de aprendizaje y la conciencia histórica son competencias infravaloradas por los políticos". Artículo del 23/03/2011.

Le Temps, Suiza: Después de Afganistán, ¿es el turno de Libia?

Para el politólogo Hasni Abidi los ataques aéreos no decidirán el destino de la guerra de Libia, tal y como afirma en una columna de opinión en el diario Le Temps. Los nuevos objetivos que Occidente persigue tendrán mayor importancia: "No podemos fiarnos de los ataques aéreos selectivos o 'quirúrgicos' como los llamamos en el pasado: sabemos que la situación no se arregla así. Parece que el caso de Afganistán y el fracaso de las operaciones allí realizadas no han quitado las ganas de repetir. ¿Se interviene para proteger a los ciudadanos de los ataques únicamente o se busca un cambio de régimen? En este caso, ¿quién supervisará la construcción de un nuevo estado en un país en el que existen un regionalismo y tribalismo fuertes y no hay un sentimiento nacional muy consolidado?". Artículo del 23/03/2011.

Berliner Zeitung, Alemania: El oportunista Sarkozy con prisas por hacer las cosas

La coalición internacional contra el dictador libio Muamar el Gadafi no llega a un acuerdo sobre una posible intervención bajo el mando de la OTAN. Gran Bretaña está a favor, Francia en contra. Para el rotativo de centroderecha Berliner Zeitung, Nicolas Sarkozy ha adoptado la actitud belicista del ex presidente estadounidense Bush: "Su ambición desmesurada y la tendencia francesa a justificar moralmente su política han provocado grandes controversias. Los homólogos de Sarkozy le han dejado actuar, en lugar de mostrarle a tiempo aquello que les preocupa de una posible intervención militar en el norte de África. Ni los europeos ni la OTAN han tenido tiempo de sopesar los pros y los contras, mientras que la represión brutal del levantamiento de Gadafi lleva sacudiendo al mundo entero desde el mes de febrero... Un mundo multipolar – deseado por muchos, aceptado por Obama y explotado por Sarkozy para conseguir sus objetivos – puede acabar siendo agotador". Artículo 23/03/2011.

28 países, 300 medios, 1 revista de prensa. La revista de prensa euro|topics muestra qué temas mueven a Europa reflejando la variedad de opiniones, ideas y tesituras.

Foto: (cc)ethermoon/flickr