España en alerta: Visión europea de un puñetazo en la mesa

Artículo publicado el 6 de Diciembre de 2010
Artículo publicado el 6 de Diciembre de 2010
¿Un respuesta adecuada, un intento por arreglar la maltrecha reputación del presidente o simple protección de intereses económicos? Así comentan los periódicos europeos la rápida intervención del Gobierno, estado de alarma en mano, contra la huelga salvaje de controladores aéreos.

La Razón, España: Contundencia y legalidad irreprochable

El ejército español ha asumido la vigilancia del espacio aéreo nacional siguiendo las órdenes del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero. Según el periódico La Razón, conservador  y habitualmente crítico con el Gobierno, la medida ha sido drástica pero adecuada: "El presidente Zapatero ha acertado al actuar con contundencia y eficacia. Su deber era reabrir el espacio aéreo, defender los derechos de los pasajeros y restablecer la normalidad. Lo ha hecho con escrupuloso respeto a las leyes y a la Constitución. La declaración del estado de alerta es un instrumento que la Carta Magna pone a disposición del Ejecutivo para hacer frente a situaciones de emergencia. Por tanto, nada hay que reprochar al Gobierno por su gestión de la crisis y por su decidida voluntad de no doblegarse a los controladores. Otra cosa es su desastrosa negociación previa con los sindicalistas, que tras año y medio de tira y afloja ha terminado de la peor manera posible e imaginable." Artículo del 05/12/2010.

Frankfurter Rundschau, Alemania: Golpe de efecto para arreglar su imagen de perdedor

Su severa actuación en el conflicto de los controladores aéreos tampoco ha mejorado la maltrecha reputación del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero. Eso afirma el periódico liberal de izquierda Frankfurter Rundschau: "Desde principios del presente año, España se encuentra bajo una mayor observación por parte de los inversores internacionales y Zapatero se ha visto obligado a tomar diversas decisiones poco populares para conseguir llevar las riendas del presupuesto estatal. Toda la amabilidad del mundo no ha ayudado al jefe de Gobierno; la mayoría de los españoles lo tiene actualmente por un perdedor. Quizás por este motivo, Zapatero ha respondido con tanta mano dura al paro salvaje de los controladores aéreos, proclamando el estado de alarma y sometiéndolos al régimen legal militar. Ha golpeado con el puño sobre la mesa con la vaga esperanza de que los españoles reconozcan en el gesto su voluntad de imponerse. Y sí: a la gente le ha gustado que les haya dado un toque a los controladores. Pero también sospecha que el Gobierno tiene su parte correspondiente de responsabilidad en el caos. Sea como fuere: los españoles ya no quieren a Zapatero." Artículo del 06/12/2010.

Il Sole 24 Ore, Italia: ¿Objetivo? Proteger el turismo

La relevancia del turismo para la economía española justifica las severas medidas que ha adoptado el Gobierno en la crisis provocada por los controladores aéreos, escribe el periódico financiero Il Sole 24 Ore: "España está desde ayer [por sábado] (...) en estado de alarma. Una condición excepcional a la que el país (...) nunca había recurrido después del franquismo. (...) Se volverá a la normalidad (...) siempre que los controladores no inicien una huelga llamada 'blanca', es decir, trabajar lo mínimo, aplicando el contrato textualmente. Así pues, la mano de hierro corre el peligro de 'esclerotizarse' en vista del puente de la Inmaculada y de prolongarse hasta las vacaciones de Navidad. Un escenario que España no puede permitirse de ningún modo, ya que la 'voz' del turismo es una de las más importantes del país y, sobre todo, una de los pocas que aún sigue en pie. Por lo tanto, éste fue el contexto en el que el Gobierno levantó ayer la voz y mostró la mano de hierro. Esta vez, José Luis Rodríguez Zapatero ha reaccionado con firmeza, apoyado por el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, recientemente nombrado vicepresidente y considerado el hombre fuerte del Ejecutivo." Artículo del 05/12/2010.

Naftemporiki, Grecia: Nuevo golpe a una confianza económica mermada

Las imágenes del caos reinante en los aeropuertos españoles debido al paro de los controladores pueden repercutir en la confianza ya mermada de los inversores extranjeros en la economía del país, opina el periódico financiero Naftemporiki: "España se encuentra en el punto de mira de los inversores desde que se obligó a Irlanda a aceptar una ayuda financiera de 85.000 millones de euros y creció la preocupación de que la crisis de endeudamiento también se extendiera a otros países de la eurozona. En un intento de restablecer la confianza, el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero ha anunciado sin dilación nuevas medidas para estimular la economía y la reducción de costes. Sin embargo, el éxito de esas medidas podría verse ensombrecido fácilmente por los paros del fin de semana." Artículo del 06/12/2010

28 países, 300 medios, 1 revista de prensa. La revista de prensa euro|topics muestra qué temas mueven a Europa reflejando la variedad de opiniones, ideas y tesituras.

Fotos: portada: (cc) Carlos Lorenzo